¿Qué Pasa?

De un tiro hieren a mujer embarazada

La víctima tiene 33 semanas de embarazo.

Por: Redacción ALDIA

Una mujer en estado de gestación fue baleada con un disparo que le propinó un sujeto en el barrio Camilo Torres la madrugada de ayer cuando se disponía a comerse una salchipapa. Al parecer, el ataque sucedió por intolerancia por parte del pistolero que es buscado afanosamente por las autoridades.

La víctima de este hecho es Stayce Patricia Vargas Támara, de 25 años, quien será sometida a una intervención quirúrgica porque el balazo le fracturó el codo izquierdo.

LOS HECHOS

Según testigos, Stayce Patricia, que tiene 33 semanas de embarazo, salió con su esposo en el carro familiar rumbo a un restaurante de comidas rápidas que está en la calle principal del barrio Camilo Torres, más exactamente en la calle 22A con carrera 9.

Cuando llegaron al sitio la pareja no se bajó del automóvil sino que le solicitó a uno de los meseros que le prepararan una salchipapa.

HAY DOS VERSIONES

Hay dos versiones de lo que sucedió después. La primera señala que cuando estaban estacionados se les acercó un individuo que les pidió dinero. Como estos se negaron a darle plata un sujeto que acompañaba al primero y que estaba en la parte de atrás del auto le disparó al vehículo por lo que la bala lo atravesó y se fue a alojar en el brazo de la mujer.

Y la otra versión apunta a que minutos después de la pareja solicitar la salchipapa llegaron unos jóvenes conocidos por el sector y pidieron unos patacones. Con el correr del tiempo la pareja de Stayce Patricia se desesperó porque no le llevaban su pedido y accionó en varias oportunidades el pito del carro.

Esto no le habría gustado a uno de los jóvenes recién llegados y por eso sacó un arma de fuego que accionó contra el carro sin medir las consecuencias.

NO SABEN SI OPERARLA

Una vez herida, el esposo de la mujer la llevó en el mismo carro hasta la sala de urgencias del Hospital Universitario de Sincelejo (HUS) donde permanece bajo observación médica desde las 12:20 de la madrugada de ayer.

Como el tiro no salió los médicos no sabían si someterla a una cirugía por temor a afectar al bebé que está por nacer. La Policía Nacional investiga este repudiable hecho.