Destruyen laboratorio de cocaína en Dibulla
El titulo es:Destruyen laboratorio de cocaína en Dibulla
Foto detalle: 
Tras encontrar el laboratorio y las plantaciones de coca, las autoridades procedieron a la destrucción total de la estructura al servicio de ‘los Pachencas’.
aldia_web
Redacción ALDIA

Destruyen laboratorio de cocaína en Dibulla

148

Sería del grupo delincuencial ‘los Pachencas’.

En una labor conjunta, la Fiscalía General de la Nación a través de la Unidad Regional Antinarcóticos de La Guajira y el Ejército, lograron desmantelar un laboratorio artesanal para el procesamiento de base de coca.

Tras recibir información de un particular, las autoridades iniciaron la investigación y llegaron hasta un predio ubicado en la vereda El Mamey, jurisdicción del municipio de Dibulla donde adelantaron labores de registro y allanamiento.

Allí se encontraron con una estructura de madera de cuatro metros de largo por tres metros ancho, y en ella 50 galones de gasolina, 50 kilos de cemento, 25 kilos de cal, un galón de tiner, cinco kilos de hoja de coca en procesamiento, recipientes plásticos con combustible, entre otros productos químicos.

En el predio también había cinco cultivos de hoja de coca de seis hectáreas aproximadamente.

Sería de ‘los pachencas’

Las labores de investigación que inició la Fiscalía General de la Nación, llevan a las autoridades a inferir que dicho laboratorio artesanal era de propiedad o estaba al servicio del grupo armado organizado ‘los Pachencas’, el cual tiene incidencia en la Troncal del Caribe.

Cabe indicar que cuando los uniformados del Ejército y el grupo del CTI penetraron al lugar no encontraron personas allí, por lo que se estima que al sentir la presencia de las autoridades habrían huido quienes se encontraban en plena actividad ilícita.

Proceso judicial

Sobre el predio la Fiscalía General de la Nación a través de la Unidad Antinarcóticos adelanta un proceso judicial por los delitos de destinación ilícita de inmueble, tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos, y conservación de plantaciones.

Por: Emelda Wberth Deluque

Te puede interesar

Compártelo en: