Difteria, una infección grave
El titulo es:Difteria, una infección grave
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

Difteria, una infección grave

1.2K

Puede dañar el corazón, los riñones y el sistema nervioso.

La difteria es una infección bacteriana grave que, por lo general, afecta las membranas mucosas de la nariz y la garganta.

Típicamente, la difteria provoca dolor de garganta, fiebre, inflamación de las glándulas y debilidad. Pero su característica distintiva es la formación de una película de material gris y espeso que recubre la parte trasera de la garganta, y que puede bloquear las vías respiratorias y provocar dificultad para respirar.

La difteria es muy poco frecuente en los Estados Unidos y en otros países desarrollados gracias a la vacunación generalizada contra la enfermedad.

Existen medicamentos para tratar la difteria. Sin embargo, cuando alcanza los estados más avanzados, la difteria puede dañar el corazón, los riñones y el sistema nervioso. Aun con tratamiento, la difteria puede ser mortal; hasta el 3 % de las personas que la contraen mueren por su causa. Este índice es mayor entre niños menores de 15 años.

Síntomas

Los signos y síntomas de difteria comienzan, generalmente, de dos a cinco días después de contraer la infección y pueden ser: una membrana gruesa y de color gris que recubre la garganta y las amígdalas; dolor de garganta y carraspera; agrandamiento de los ganglios linfáticos en el cuello; dificultad para respirar o respiración rápida; secreción nasal; fiebre y escalofríos y malestar general.

En algunas personas, la infección con bacterias que causan la difteria provoca una enfermedad leve, o bien ni siquiera presenta signos y síntomas evidentes. Las personas infectadas que no saben que padecen la enfermedad son conocidas como “portadores de la difteria”, ya que pueden transmitir la infección sin estar enfermos.

Difteria de la piel (cutánea)

Un segundo tipo de difteria puede afectar la piel y provocar las reacciones típicas de dolor, enrojecimiento e inflamación que se asocian con otras infecciones bacterianas de la piel. En la difteria cutánea también pueden aparecer úlceras recubiertas por una membrana gris.

Aunque es más frecuente en los climas tropicales, la difteria cutánea también se manifiesta en los Estados Unidos, especialmente, en personas con malos hábitos higiénicos que viven en condiciones de hacinamiento.

Causas

La bacteria Corynebacterium diphtheriae es la causante de la difteria. La C. diphtheriae se suele multiplicar sobre la superficie de las membranas mucosas de la garganta o cerca de ella.

La C. diphtheriae se propaga por tres vías: gotas en el aire, artículos personales infectados y elementos domésticos infectados.

Gotas en el aire

Cuando una persona infectada estornuda y tose, lanza al aire gotas contaminadas y es posible que las personas que estén cerca inhalen la C. diphtheriae. De esta forma, la difteria se propaga ampliamente, en particular, en lugares donde hay muchas personas alrededor.

Artículos personales infectados. En ocasiones, la gente se contagia de difteria por manipular pañuelos usados de una persona infectada, por beber de un vaso no lavado que alguien infectado usó o, de manera similar, por entrar en contacto cercano con otros artículos sobre los que se depositaron secreciones infectadas por las bacterias.

Elementos domésticos infectados. En muy pocos casos, la difteria se propaga mediante artículos domésticos compartidos, como toallas y juguetes.

Es posible que también entres en contacto con las bacterias que causan la difteria al tocar una herida infectada.

Las personas que se infectaron con las bacterias de la difteria y que no se han tratado pueden infectar a las personas no vacunadas durante un máximo de seis semanas, aun si no muestran ningún síntoma.

 

Te puede interesar

Compártelo en: