El 51% de andenes en Barranquilla incumple la norma
El titulo es:El 51% de andenes en Barranquilla incumple la norma
Foto detalle: 
En la calle 69 con carrera 42 las aceras están construidas con diferentes tamaños. César Bolívar
aldia_web
El Heraldo

El 51% de andenes en Barranquilla incumple la norma

400

La apropiación y mal uso de las aceras hacen parte de las alteraciones que sufren estos espacios de circulación peatonal.

Por: Alexandra De la Hoz y Laura Jiménez

"Con tanto obstáculo te obligan a hacer ejercicio”, así definen  algunos transeúntes  la falta de uniformidad en los andenes en la calle 69 con carrera 42, en el barrio Las Delicias.

Samara Rojas, estudiante y habitante del mismo sector, dice que son varias dificultades que debe ir superando para llegar hasta su vivienda.

El ejercicio de Samara consiste, cada mañana y cada mediodía al regresar de clases, en deslizarse por tres rampas, subir más de 10 escalones y trepar ocho muros, algunos de hasta de 40 centímetros. Lo anterior ocurre en una misma calle y en la misma acera por la que debe caminar, para evitar vehículos y cumplir con la norma de tránsito, que así lo estipula; es decir, su andar se resume en “subidas y bajadas”.

Pero ¿acaso la adecuada accesibilidad no debe ser una garantía para el peatón? Sobre este tema en particular, el Manual de Espacio Público en Barranquilla hace referencia a la seguridad en los andenes, en los que se debe garantizar la integridad física de los peatones, mediante el uso de materiales antideslizantes y la adecuada separación e interacción entre peatones, vehículos y el mobiliario urbano. En consecuencia, la seguridad que ofrezcan los espacios públicos “son determinantes para lograr una adecuada integración social”.Un carro está parqueado sobre un andén en la calle 49 con carrera 19B. El peatón camina sobre la vía. César Bolívar

Un carro está parqueado sobre un andén en la calle 49 con carrera 19B. El peatón camina sobre la vía. César Bolívar

Sin embargo, la apropiación y correcta construcción del andén, un espacio de circulación que les pertenece a todos, es el que entra en conflicto con las normas de espacio público “que no se cumplen y que tienen relación con la forma como se fundaron muchos barrios”, asegura el experto en urbanismo Porfirio Ospino.

El especialista asegura que el 51% de los andenes no tiene continuidad en la ciudad, porque muchos propietarios de inmuebles han modificado sus niveles.

Zonas no planificadas

 Lo anterior, podría ser entonces el punto de partida para entender “la apropiación del andén” en sitios de Barranquilla como el Barrio Abajo, Alfonso López, San Roque y Chiquinquirá, zonas que “fueron invadidas o que hacen parte del crecimiento histórico de la ciudad”, que no fueron planificadas. “La mayoría de estas viviendas no tienen antejardín, entonces la misma línea de propiedad es la misma construcción”, señala el urbanista.

En varias calles de estos sectores, EL HERALDO hizo un recorrido en el que pudo evidenciar algunas inconsistencias en los espacios de uso del peatón.

En el barrio El Carmen hay casas sin andenes y otras con aceras muy altas para el transeúnte. César Bolívar

En la calle 49 con carrera 19B, en el barrio El Carmen, no hay acera; el espacio que existe entre las rejas está a ras con la entrada de las viviendas, lo que constituye un evidente riesgo para el peatón que debe transitar por la calzada vehicular, una situación que, según el urbanista, se repite en muchos sectores.

“Han enrejado los andenes, al punto que hasta los postes quedan dentro de ese enrejamiento, en otras circunstancias los andenes son usados como parqueaderos de vehículos”, dice.

Zonas planificadas

Caso contrario ocurre con los sectores de crecimiento planificado, en donde son más controlables los límites que deben existir entre los andenes, el jardín, la línea de construcción y la de propiedad.

Sin embargo, la demanda de construcción en estos barrios como El Prado, Las Delicias, San José, Boston y La Victoria ha ocasionado otra circunstancia que ha generado conflicto en la irregularidad de las aceras.

Un joven sube un escalón en la calle 38C con carrera 20, barrio San José al sur de Barranquilla. César Bolívar

En la calle 38C con carrera 20 ocurre un caso similar al de Las Delicias, narrado al principio de esta nota. Los vecinos del sector y transeúntes no caminan en línea recta.

“Las rampas para entrada de vehículos y los desniveles entre la acera incitan al transeúnte a bajarse a la calle y exponerse a los buses y vehículos que circulan por esta avenida”, señala Juan Ortiz, transeúnte habitual en esta zona.

El urbanista atribuye las alteraciones a la falta de un control efectivo que permita recuperar el espacio.

¿Qué dice la norma?

 El artículo 509 del Plan de Ordenamiento Territorial señala que “toda edificación en el Distrito de Barranquilla tiene la obligación de establecer la delineación respectiva de la propiedad y el espacio público, según los alineamientos expedidos por la Secretaría Distrital de Planeación, en los que se delimitan la línea de bordillo, la línea de propiedad y la línea de construcción”.(Ver definiciones en el recuadro).

En uno de sus incisos, la norma explica que el espacio entre la línea de bordillo y línea de propiedad corresponde a zona municipal o espacio público, en el cual no se podrá desarrollar ningún tipo de actividad distinta al tránsito de peatones y bicicletas, en el caso que se autorice la delimitación de ciclorruta. Es decir, la zona municipal, delimitada por la línea de bordillo y la línea de propiedad es la franja de espacio público que deberá mantenerse arborizada, y podrá ser destinada para la colocación del mobiliario urbano de la ciudad.

Lo que en resumen indica que la zona del andén no se podrá endurecer ni utilizar como parqueadero vehicular.

Ir en contravía de la norma se considera como una conducta sancionatoria que puede dar lugar a la demolición de lo construido irregularmente, así lo establece la Ley 388 de 1997 - art. 104 y la  Ley 810 de 2003, modificada por la Ley 1801 de 2016.

“Es importante advertir que para efectos de determinar violaciones en las situaciones objeto de este comentario, es con relación a sectores consolidados o urbanísticamente ordenados”, dijo Pedro Pablo Oliveros, secretario de Planeación del Distrito.

Mientras que el secretario de Espacio Público, Henry Cáceres, manifiesta que es una situación “desafortunada” que ocurre hace mucho tiempo, pero la Oficina de Control Urbano y Espacio Público viene realizando monitoreo y operativos, teniendo en cuenta lo reglamentado en el POT.

Vehículos sobre rampas se observan en una de las calles del barrio Las Delicias. César Bolívar

“En conjunto con la Secretaría de Tránsito y Seguridad Vial acudimos a los sitios en los que se esté infringiendo la norma con respecto a los andenes usados como parqueaderos. En los casos de alteraciones y endurecimiento se hacen los procesos sancionatorios a los que haya lugar”, agrega.

Sostenibilidad ambiental

 Entre los principios que orientan el espacio público está el compromiso con una ciudad sostenible. Por esa razón, el Manual de Espacio Público contempla que los andenes, bulevares y separadores serán uno de sus principales medios para hacer frente a fenómenos como el calentamiento global y el efecto invernadero, mediante el uso intensivo de estos espacios para la ampliación de su cobertura vegetal.

Con ese fin, se debe dar prioridad a la siembra de especies vegetales que produzcan gran cantidad de sombra y oxígeno. Igualmente, hace referencia a que los elementos constructivos del espacio público deberán ser térmicamente bajos en absorción de calor.

Finalmente el plan de espacio público advierte que las herramientas no serán suficientes si no están acompañadas por un proceso de cualificación y entrenamiento dirigido a los responsables de las obras públicas y a la ciudadanía.

Glosario

Línea de Bordillo. Es la línea que determina el borde final lateral de la calzada de las vías (vehiculares o peatonales de cualquier jerarquía) y la separa de la zona municipal o de espacio público.

Línea de Propiedad. Es aquella que separa la zona municipal o espacio público del límite de la propiedad privada y se ubica de manera intermedia entre la línea de bordillo y la línea de construcción.

Línea de Construcción. Es la que define el límite a partir del cual está permitido desarrollar la construcción. En algunos sectores de la ciudad puede coincidir o no con la línea de propiedad (LP).

 

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: