El cuento de los gatos: la historia de un abuso sexual en Malambo
El titulo es:El cuento de los gatos: la historia de un abuso sexual en Malambo
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
aldia_web
David García Roa

El cuento de los gatos: la historia de un abuso sexual en Malambo

5.1K

El agresor fue enviado a la Cárcel Distrital El Bosque en la tarde de este martes.

Este no es un cuento de hadas ni un relato de finales felices. El pasado 9 de febrero del 2022 Sofía* vivió un episodio de algo que solo se asemeja a la más aberrante historia de terror. Ella es la progenitora de una niña de 10 años que fue abusada ese día, en Malambo, por un hombre que se ganó la confianza de la familia durante muchos años, pues era la pareja de la mamá de la mujer, es decir, el abuelastro de la menor.

“Su nombre es Eder, tiene 40 años, y un juez lo mandó a la cárcel por lo que le hizo a mi sobrina”, así lo contó Daniel*, tío de la víctima, quien describió con detalles los hechos ocurridos, quien pidió que al supuesto agresor “le caiga todo el peso de la ley”.

Según el pariente de la menor, aquel miércoles “la niña llegó del colegio al mediodía. Ella estaba haciendo sus tareas y a eso de las cuatro de la tarde él la convidó a hace un mandado”.

El motivo, indicó Daniel, era buscar unos gatos que su mamá —abuela de la víctima— tenía en la casa, debido a que la gata de la familia “había parido”.

“Ese hombre sacó a la niña con esa excusa, porque supuestamente iban a regalar a los animalitos”, dijo.

En su moto, el hombre llevó a la niña desde su vivienda en Bellavista hasta donde vivía con su pareja, en el barrio El Carmen, del mencionado municipio del Atlántico.

“Nadie tuvo sospecha alguna porque él era de confianza y hasta ahí todo bien”, apuntó el familiar de la menor.

Sin embargo, la historia pasó a mal cuando la niña regresó de ‘buscar’ a los gatos: “ella entró al baño llorando, estaba manchada de sangre, y mi hermana le preguntó qué le había ocurrido y fue cuando le contó”.

—Mami, te voy a decir la verdad, él me violó—.

EL GATO

El hombre habría dejado la moto parqueada e ingresado a la casa en compañía de la menor. Tras la breve búsqueda de las crías, en un cuarto un poco oscuro se registró el suceso.

“Eder le dijo a mi sobrina que en una de las habitaciones había un gato, cuando ella entró a buscarlo, él la tiró debajo de la cama, le tapó la boca, le sujetó los brazos y la abusó”, relató Daniel.

Sombras, así se podría llamar este capítulo del cuento. Aseguró el pariente de la víctima que tras el aberrante episodio, como si nada, el victimario tomó a la menor, a los gatos, prendió la moto y la devolvió a su casa en Bellavista.

“Se la trajo y llamó a mi mamá para ir a regalar los animales”, mencionó.

Tras darse cuenta de lo ocurrido, la mamá de la pequeña confrontó al supuesto victimario, pero el hombre, aseguró el denunciante, negó todo y afirmando que la niña se había golpeado en sus partes íntimas. 

“Mi hermana la llevó Hospital Local de Malambo y allá, y en Medicina Legal corroboraron que sí, que había sido violada. Luego de eso él huyó”.

CONDENADO

Aproximadamente un mes después, Eder fue capturado en Soledad por uniformados de la Sijín de la Policía Metropolitana de Barranquilla, quienes hicieron efectiva un requerimiento judicial por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

“Eso fue el 10 de marzo. Él iba en un taxi cuando lo capturaron en el operativo”, dijo el pariente de la víctima.

No fue sino hasta este martes 22 de marzo cuando en medio de una audiencia virtual de medida de aseguramiento, el juez del despacho primero municipal de Malambo envió a la Cárcel Distrital El Bosque al señalado, al encontrar suficientes materiales probatorios en su contra.

“Ahora estamos a la espera del juicio para que sea condenado. Cuando denunciamos en las redes sociales nos dijeron que esta no sería la primera vez que este hombre hace algo de este tipo con niños”, finalizó Daniel.

Por su parte, este medio consultó a la Fiscalía General de la Nación sobre estos hechos, pero hasta la publicación de esta nota no se obtuvo respuesta.

*Los nombres citados fueron cambiados para preservar los derechos de la víctima.

Te puede interesar

Compártelo en: