El enredo judicial que sirvió para que Franklin Malembe saliera de prisión
El titulo es:El enredo judicial que sirvió para que Franklin Malembe saliera de prisión
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
Franklin Javier González Luna, alias Franklin Malembe, señalado jefe de ‘los Papalópez’.| Archivo
aldia_web
Kenji Doku

El enredo judicial que sirvió para que Franklin Malembe saliera de prisión

920

AL DÍA tuvo acceso a las actas que utilizó la defensa del líder de Los Papalópez para solicitar la libertad por vencimiento de términos.

Salir de la cárcel de máxima seguridad de Cómbita, en Boyacá, uno de los penales más vigilados y rígidos de Colombia, parecería ser algo difícil. Sin embargo, con la reciente libertad otorgada a Franklin Javier González Luna, alias Franklin Malembe, el señalado jefe de la banda criminal ‘los Papalópez’, muestra que puede ser más fácil de lo que se cree toda vez que un abogado defensor detecte las fallas del Estado.

AL DÍA tuvo acceso a las actas que utilizó la defensa del líder de Los Papalópez para tramitar ante un juzgado local una libertad por vencimiento de términos.

Cabe recordar que alias Franklin Malembe fue dejado libre días atrás por el Juez Segundo Penal Municipal luego de que transcurrieran 211 días sin que se pudiera llevar a cabo una audiencia preparatoria dentro del proceso que lleva la Fiscalía en su contra por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego agravado, el cual es hoy del resorte del Juzgado Séptimo Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Barranquilla.

La ruta basada en las actas empezó en junio de 2018, fecha para la cual debía iniciar la audiencia preparatoria de juicio oral. Para esa fecha, alias Franklin Malembe permanecía en la cárcel Modelo tras su captura en marzo de 2017.

El Juzgado Séptimo Penal del Circuito programó entonces para el 26 de junio la primera etapa de la diligencia, pero no se llevó a cabo en razón de que “no trasladaron al acusado aun cuando fueron enviados los oficios de traslado”. Ahí ya apareció Malembe en la Cárcel Distrital El Bosque, según consta en las actas. 

Reza además el texto de esa fecha que el juzgado “llamó solicitando su traslado (Malembe), y se ordenó la compulsa de copias dirigida a la Procuraduría en contra del director de la cárcel Distrital para varones y se oficie a la Alcaldía para poner en contexto de esta situación”. En el acta se registra además la reprogramación de la diligencia para el jueves 12 de julio.

Ese 12 de julio, se vuelve a aplazar la audiencia. “Se deja constancia que siendo el día y la hora señalada para la audiencia no se lleva a cabo en razón de que el personal de secretaría no citó a los testigos de la Fiscalía”. Además, registró dicha nueva acta que “se deja constancia que la Fiscalía manifestó que se encuentra realizando otra audiencia con el mismo acusado en otra sala”. Pero en el mismo documento dice que “la cárcel Distrital no traslada al imputado”. Pero en el último renglón del texto aparece un escrito a puño y letra de Franklin González que dice “me trasladaron a las 3:30 p.m.”. El juez fija entonces la diligencia para el 27 de julio.

Aquel 27 de julio, tal y como consta en el acta obtenida por esta casa periodística, la acusación “no se lleva a cabo por la inasistencia de testigos”. Ese día sí asistió Franklin Malembe. Aunque, aparte, se dice que “se instalan audios para emitir órdenes”. Entonces el juez fija nueva fecha para el 13 de agosto de 2018.

Para ese 13, la audiencia tampoco se lleva a cabo, pero esta vez por la inasistencia de la fiscal del caso y la de sus testigos. “Concurren al estrado judicial el defensor y el acusado, puesto que el Inpec cumple con su traslado”. El juez Séptimo Penal del Circuito fija entonces como nueva fecha el 3 de septiembre de 2018.

El 3 de septiembre, la audiencia vuelve a aplazarse porque “no comparecen los testigos de la Fiscalía”. “Concurren al estrado judicial el señor defensor y la señora fiscal. La cárcel Distrital traslada al acusado”. Ante la situación, el juez vuelve a programar la diligencia para 18 de septiembre siguiente.

Sin embargo, el 18 de septiembre tampoco se lleva a cabo la audiencia. Esa vez, “la señora fiscal manifiesta que tiene otra audiencia con preso”. “La cárcel Distrital traslada al acusado”. Ante eso, el juez Séptimo del Circuito reprograma para el 28 de septiembre a las 8:00 de la mañana.

El día 28 la audiencia tampoco se lleva a cabo. El motivo: “la inasistencia de testigos”. El juez vuelva a reprogramar para el 12 de octubre de 2018.

El día 12 de octubre, tal y como reza el acta conocida por AL DÍA, no se lleva a cabo la audiencia porque “no asiste la señora fiscal”. “Inicialmente manifiesta que va a apoyar a la fiscal 38 de Vida y no llega”. “Concurre al estrado judicial el defensor y el testigo de la Fiscalía”. Ese testigo del ente investigador es un patrullero de la Policía adscrito a la Policía de Putumayo, y lo que registra el acta es que este aporta sus correos electrónicos para notificaciones futuras. Entonces el juez del caso fija una nueva fecha: 31 de octubre de 2018.

El día 31, fecha pactada por el togado, no se lleva a cabo la audiencia porque “no asisten los testigos…entramos en comunicación con el patrullero, quien manifestó que no le dieron los viáticos. Concurren al estrado judicial, el defensor, la fiscal y el acusado”. Por lo anterior, el juez vuelve a programar una nueva fecha: 16 de noviembre de 2018 a las 9:00 de la mañana.

Ese 16 de noviembre, la audiencia tampoco se lleva a cabo. En el acta quedó consignado que “se le está esperando a la señora fiscal desde las primeras horas de la mañana, que se fue a la realización de una audiencia de solicitud de orden de captura. Regresó a las 10:40 y dice nuevamente que le regalen unos minutos que va a recibir un acta, que ya venía y se realiza esta acta siendo las 11:53 a.m. y esta audiencia estaba programa para las 9:00 de la mañana”. El juzgado dejó constancia que asistieron, abogado, procuradora, otro testigo de la Policía y el acusado. Con ese panorama, el juzgado vuelve a programar la audiencia que se debió hacer en junio para el 14 de enero de 2019 para las 9:00 de la mañana.

Sin embargo, en el mes de diciembre, el día 16, se ordenó el traslado de Franklin Javier González Luna a la cárcel de Cómbita, en Boyacá.

El día 14 de enero pasado, fecha programada por el juzgado, la audiencia contra Malembe no se llevó a cabo porque el defensor señaló que “no trasladaron desde Cómbita a su defendido”. Entonces el juez programó para este 29 de enero la nueva diligencia.

Lo triste de este caso es que la audiencia que casualmente estaba programada para este martes tampoco se llevó a cabo porque “no se presentaron los testigos de la Fiscalía”, ni Malembe, hoy libre. El juez volvió a programar la audiencia para mitad de febrero.

Te puede interesar

Compártelo en: