El olor a marihuana delata a un guardián del Inpec en la cárcel de Montería
El titulo es:El olor a marihuana delata a un guardián del Inpec en la cárcel de Montería
Foto detalle: 
Gabriel Esteban Recalde Guerrero.
aldia_web
Redacción ALDIA

El olor a marihuana delata a un guardián del Inpec en la cárcel de Montería

3.6K

El uniformado judicializado había utilizado una de sus botas de dotación para introducir 545 gramos de droga en el interior de la Cárcel Las Mercedes.

El fuerte olor a marihuana en los dormitorios de la cárcel Las Mercedes de Montería delató a uno de los guardianes del Inpec, identificado como Gabriel Esteban Recalde Guerrero, de 30 años, a quien según las autoridades, tenía una caleta en su casillero, con 362 gramos de marihuana y 183 gramos de cocaína.

La captura se realizó en medio de un operativo sorpresa al interior de la cárcel, luego de una denuncia anónima que alertaba sobre la presencia de gran cantidad de droga que había sido introducida al penal y que, al parecer, iba a ser destinada para las mafias de microtráfico que intentan tomar control al interior de Las Mercedes.

En esta misma acción también fue detenido el guardián Carlos David Upegui Aguirre, de 32 años, quien compartía casillero con Recalde Guerrero, sin embargo, la Fiscalía decidió no imputarle cargos al considerar que este no tenía relación con el contrabando del estupefaciente, lo que le permitió recuperar su libertad de manera inmediata.

Botas con olor a marihuana

El fiscal del caso, Carlos Espinoza Martínez, sostuvo que la inferencia razonable de autoría apunta hacia Recalde Guerrero por causa del olor a marihuana que emanaba de sus botas, el cual fue detectado por un guía canino que dio la señal.

Según lo sustentado por el ente acusador, el martes 12 de marzo, a las 8:10 de la mañana, se inició la operación sorpresa ordenada por las directivas de la cárcel, en la que participaron cuatro miembros de la Policía Judicial del Inpec y un guía canino, quien inicialmente dio la señal de positivo al olfatear las botas del guardián Recalde Guerrero.

En medio de las operaciones, el mismo guía canino dio una segunda señal, pero esta vez fue en el casillero que Recalde Guerrero compartía con Carlos David Upegui.

 “El locker estaba cerrado con candado y los únicos que tenían llaves eran los dos guardianes en mención, por lo que se les pidió que abrieran de manera voluntaria, fue entonces cuando se encontraron algunas de las pertenencias de los sospechosos y tres paquetes embalados en cinta, dos en forma cilíndrica y uno de forma rectangular”, indicó la Fiscalía en su relato.

El ente acusador continuó diciendo que “tras el hallazgo de la extraña sustancia, se procedió a realizar las pruebas químicas de rigor, que permitieron establecer que se trataba de 362 gramos de marihuana y 183  gramos de cocaína, por lo que ambos funcionarios fueron capturados en el acto”.

Tras los actos urgentes, ambos guardianes del Inpec fueron presentados ante el juez de garantías, quien decretó legal el operativo captura de los funcionarios, sin embargo, por la inferencia razonable de autoría, la Fiscalía decidió no imputar cargos contra Upegui Aguirre quien recuperó su libertad en inmediatamente.

Una vez agotadas las diligencias jurídicas, el juez determinó cobijar con medida preventiva de aseguramiento en domicilio contra el guardián Gabriel Esteban Recalde, a quien se le imputó el delito de fabricación, tráfico y porte de estupefacientes.

El indiciado no aceptó los cargos en su contra, por lo que de ser vencido en juicio podría enfrentar una pena que va desde los 128 a los 360 meses de prisión, con una multa de hasta 150 salarios mínimos legales vigentes.

Sobre el guardián judicializado se supo que es natural de Pasto, Nariño, tenía poco más de un año de haber sido trasladado a la cárcel Las Mercedes de Montería, donde se encargaba de varias funciones relacionadas con el transporte de los reclusos a las diferentes diligencias judiciales a las que eran requeridos.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: