“El problema fueron los ‘gorreros’ que estaban por fuera del evento”: dueño de La Troja
El titulo es:“El problema fueron los ‘gorreros’ que estaban por fuera del evento”: dueño de La Troja
Anuncio
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

“El problema fueron los ‘gorreros’ que estaban por fuera del evento”: dueño de La Troja

867

Edwin Madera, propietario de los estaderos, señaló que dentro del cerramiento del evento "no pasó nada y estaba garantizada la seguridad". El nuevo alcalde de Barranquilla hizo un llamado al respeto y a la tolerancia entre los ciudadanos.

Un cerramiento con vallas y una lona blanca sobre malla, un aforo limitado para 2 mil personas, venta de cervezas en lata y el reenvasado de botellas de licor en termos plásticos, con la venia de los clientes, fueron algunas de las medidas que tomo el propietario de La Troja como logística para prever la ocurrencia de algún problema en el evento de este primero de enero denominado ‘La Troja a la Calle’ que estaba amenizado por un picó que arrancó desde la 1 de la tarde y tenía permiso hasta las 11 de la noche, pero debido a los desórdenes tuvo que ser suspendido sobre las 9.

Edwin Madera, propietario de la marca que tiene tres sedes en Barranquilla y que fue declarada Patrimonio Cultural de la ciudad, aseguro que anoche “no pasó nada”.

“Nosotros ayer no manipulados nada de vidrio porque era un evento multitudinario, y se hizo el cierre desde la 43 hasta la 45 sobre la 74 para que la gente no pudo ingresar se quedará ‘gorreando’ la música. Al lado de La Troja hay un estanco que ellos sí se dieron el lujo de vender todo el licor que quisieron porque no tenían evento. La gente se amotinó y de repente empezó un batalla campal de botellas, por fuera de nuestro cerramiento, pregunto yo: ¿Qué tiene que ver La Troja ahí?", dijo Madera.

Sobre las quejas de los locales aledaños a La Troja por los desórdenes el propietario indicó que “ellos se benefician de estos eventos”.

“Ellos aprovechan en los cuatro o cinco eventos que La Troja realiza en el año, venden sus productos, sacan sus mesas y ‘gorrean’ también, ahora dicen que les afecta cuando deben es estar felices por estos eventos, señaló.

El término de los desórdenes dejó una estela de vidrios sobre las vías que señaló Madera, tuvo que "mandar a recoger".

"Nos quedamos hasta las 4 de la mañana recogiendo el gramado de vidrio, porque si yo dejo eso ahí era peor, porque entonces iban a decir que esos son los efectos de La Troja, pero no era justo que yo lo hiciera porque yo no regué ayer ni un ápice de vidrio", comentó.

Esta es la tercera ocasión consecutiva en que se generan en los alrededores de un evento organizado por La Troja; no obstante, Edwin Madera señala que no tiene que pagar por los platos rotos “fuera de la casa”.

“A mí me queda la tranquilada de que dentro de mi evento todo estuvo a la altura, nuestros clientes se comportaron como siempre, de hecho, un mayor y un capitán de la Policía, que estaban encargados de la seguridad del evento anoche, me felicitaron por la organización y el comportamiento del personal, y cuando se formó el problema, por los ardidos que no pudieron entrar, ellos mismos fueron los que me sugirieron que terminara el evento y así lo hicimos, porque a mí me interesa garantizar mi evento de Carnaval”, aseguró Madera.

Un llamado al respeto

El recién posesionado alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, se pronunció en la mañana de este jueves sobre el suceso de La Troja e hizo un llamado a la tolerancia y el respeto entre ciudadanos.

“Creo que con este tema desafortunado hay varias lecciones que aprender. Primero es que tenemos que cultivar una cultura de respeto y convivencia como barranquilleros bacanos, que pueden disfrutar con un par de cervezas y si se presentan problemas saber resolverlos por medio del diálogo. Segundo, revisaremos esos permisos, la logística de los eventos, la idea es que no se dejen de hacer eventos culturales, pero sin que esto afecte la seguridad y que tenga unos aforos limitados. Seremos rigurosos con los permisos para que no afecten la seguridad”, dijo el mandatario local.

La reyerta generada a la afueras del evento también dejó como saldo cinco personas conducidas a la UCJ por alteración del orden público, así lo dio a conocer el coronel Manuel Rojas, subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla.

“Fue necesaria la intervención del Esmad para calmar los ánimos de las personas que estaban lanzando objetos contundentes que ocasionaron daños en algunos locales, estas personas fueron identificadas y conducidas a la unidad. Afortunadamente no hubo heridos ni hechos que lamentar”, señaló el coronel Rojas.

Pero el oficial indicó que lo más importante y lo que hay que tener en cuenta es que la gente debe saberse comportar en eventos multitudinarios, sin dejarse llevar por la ingesta de alcohol.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: