ESPECIAL | Las teorías sobre la muerte de Madelayne
El titulo es:ESPECIAL | Las teorías sobre la muerte de Madelayne
Foto detalle: 
Universidad del Atlántico, sede Centro, donde murió Madelayne Ortega Villa (recuadro). | Johnny Olivares y Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | Las teorías sobre la muerte de Madelayne

1.1K

Continúa el misterio por el fallecimiento de la joven estudiante de la Universidad del Atlántico. ¿Accidente, suicidio o crimen?

En el lugar la sangre ya está seca; sin embargo, la pregunta sigue tan fresca como el primer día: ¿Madelayne se mató o la mataron?, es lo que aún intentan responder las autoridades luego de casi un mes desde que fue hallado el cuerpo de la joven estudiante de Derecho en el bloque B de la sede Centro de la Universidad del Atlántico, ubicada sobre la carrera 43 con calle 50.

Tras obtener acceso a imágenes exclusivas del lugar en el que fue encontrado el cuerpo, la Unidad Investigativa de AL DÍA y EL HERALDO se dio a la tarea de consultar fuentes vitales en el proceso de investigación, y a expertos que permitan barajar las hipótesis  sobre las circunstancias en las que resultó sin vida la adolescente de 17 años, Madelayne Sofía Ortega Villa, mientras la Fiscalía y los familiares esperan que Medicina Legal emita el informe completo de la necropsia.

“Pienso que ella se cayó”

La persona que el destino eligió para que hallara el cuerpo de Madelayne estaba en ese lugar por voluntad propia. Había llegado a la sede Centro de la universidad para aconsejar a los estudiantes que se sumaban a las tomas de las tres sedes y conseguir los recursos para su alimentación en los campamentos. 

En diálogo con AL DÍA, el hombre, quien prefirió la reserva de su identidad, dijo que había venido apoyando los paros desde hace un tiempo, pero nunca se había encontrado con una situación similar a la de aquel  miércoles decembrino.

“No estoy seguro de querer dar esta declaración —advirtió— Después de eso he tenido problemas para dormir y todo. Eso es maluco y me siento mal hablando de eso. Era una niña”, fueron las primeras palabras que masculló el hombre a un medio de comunicación.

En su relato,  el testigo aseguró que es una persona muy organizada que trabajaba con sindicatos, pero que en el momento de los hechos se encontraba en la universidad a título personal, “como cualquier ciudadano colombiano que se encuentra inconforme con la posición del Estado colombiano frente a la vulneración de los derechos de los estudiantes”.

“Lo único que hago es aconsejar a los muchachos y a esa niña (Madelayne) la había aconsejado sobre muchas cosas. La última vez que hablé con ella fue a la 1:30 de la mañana”, contó, asegurando que en ese momento Madelayne habría estado ingiriendo alcohol, como lo habían dicho las autoridades en su momento.

“Le llamé la atención porque estaba tomando. Había muchos jóvenes ahí, pero no sé decir qué fue lo que pasó (...) En el momento en que yo la regaño, ella se agarra a contar los motivos por los cuales ella estaba ahí, no los voy a decir porque son temas muy personales, pero ella llora delante de todos los compañeros que estaban ahí y se va a los cinco minutos.  Esa es la última vez que la veo”, dijo sobre las horas previas al hallazgo del cuerpo sobre un charco de sangre al borde de las escaleras del bloque que antes estaba destinado para dictar cursos libres del departamento de Idiomas.

Según el hombre, a las 5:00 de la mañana se levantó a caminar por la sede para revisar “un tubo que estaba botando agua”. Es en ese momento cuando se encontró, según dijo, con Madelayne herida y tendida en el piso.

“Ahí llamé a la gente que estaba durmiendo para sacarla y llevarla a la clínica (...) Para mí hubiera sido más fácil salir corriendo y dejar el cuerpo de la niña ahí botado, pero yo la vi y tenía pulso, entonces la llevamos a la clínica. Fue lo más humano que podíamos hacer”, declaró.

Asimismo, dijo que, aunque “el ser humano es rápido en sacar conclusiones”, lo primero que se le ocurrió al ver el cuerpo de Madelayne es que se había tratado de un accidente.

“La primera escena que yo pienso es que ella se cayó del segundo piso. Lo único que sé es que de la parte donde ella cayó, arriba había un baño, lo más posible es que haya ido al baño y  no se qué habría pasado ahí”, reveló el hombre.

Además, dijo que después de que la adolescente fue declarada sin vida en la Clínica San Diego, se regresó a la universidad para entregarles sus pertenencias a los estudiantes que seguían allí, pero “se presentaron muchos conflictos entre los muchachos” y, al día siguiente, se fue a su casa.

“Lo único que pido es que por el bien del papá y de la familia de ella salga a la luz la verdad. A la hora que me llamen las autoridades, me presentaré y colaboraré con lo que sea”, concluyó el testigo.

“A mi hija la mataron”

Roberto Ortega, padre de Madelayne, aseguró que durante todo este tiempo se ha dado a la tarea “de investigar y atar cabos” de lo que pudo ocurrir la madrugada de ese 18 de diciembre en el interior de la sede centro de la UA.

El hombre, en diálogo con AL DÍA, es tajante al indicar que a su hija la asesinaron. Explicó que ha podido saber “muchos detalles” que lo llevan a determinar, incluso, que el cuerpo de Madelayne lo trajeron de otro lugar y lo colocaron en la zona donde fue hallado.

“Entré al lugar de los hechos y vi cómo quedó la sangre. Hablé con personas que me dijeron que el cuerpo quedó en una posición recta, boca arriba, con los pies hacia la enfermería y su cara viendo hacia la pared donde está escrito el mensaje. Lo más curioso es que la herida la tiene en el cráneo en la parte derecha. Siendo así, la fractura debería estar en la parte izquierda, es decir del lado  que da para el suelo, pero no es así”, dijo Ortega.

Sin embargo, este detalle no puede ser corroborado por las autoridades debido a que el cuerpo de la estudiante fue trasladado hacia la Clínica San Diego y es allí donde el CTI realiza el levantamiento del cadáver, por lo que no hay una evidencia física, hasta hora, de cómo fue hallado el cuerpo más allá de los relatos.

“Lo del tema de la fractura en el lado derecho lo sé porque los agentes del CTI me enseñaron las fotos. Ellos no me permitieron ver el cuerpo. La fractura es bastante grande y es la única que tuvo en su cuerpo, según me dijeron. Pude ver en las fotos que tenía un golpe en su boca y unos aruños en la altura del hombro izquierdo. Para mí, golpearon a Madelayne y la ubicaron en esa zona para fingir una caída”, detalló el hombre.

Las fotografías, describió Ortega, además daban cuenta de que Madelayne no tenía puesto sus zapatos. “Cuando recibimos el cuerpo fue directamente en la sala de velación”, dijo.

Por lo anterior, Ortega dice que descarta que la muerte de su hija se deba a un accidente o un suicidio, debido que horas antes ella se había comunicado con la familia. 

“Mi hija era una persona muy madura. Yo hablé con ella la noche antes de los hechos y también con su mamá, de hecho le pidió a ella una recarga y como a la una de madrugada la mamá le dijo que ya se la había hecho y Madelayne le respondió agradeciéndole. Como a la 1:42 habló con una amiga y le escribió un mensaje donde le decía ‘estoy emputada’, pero no sabemos por qué lo escribió ni qué estaba pasando”, contó el hombre.

Explicó que durante las conversaciones que ha sostenido con varios de los amigos de la joven estos nunca le manifestaron que hayan visto a Madelayne depresiva, triste o con cambios repentinos de ánimo.

“Nunca vimos a mi hija pasar por un estado de ánimo sospechoso, ni siquiera en el proceso de separación de su mamá conmigo. Ella nos aconsejó más bien que nos dejáramos para evitar inconvenientes  entre nosotros. Made no tenía razones para quitarse la vida, de eso estoy seguro”, sentenció Ortega.


En el lugar donde encontraron a Madelayne había un trozo de metal ensangrentado y vidrios rotos.

Las tres hipótesis de la Fiscalía

Un investigador de la Fiscalía que hace parte del equipo que sigue el caso de Madelayne Sofía Ortega Villa, dijo a AL DÍA que están aún a la espera del reporte que entregará Medicina Legal con base en la necropsia, pues la investigación, hasta el momento, no ha dado muchas luces de lo que pueda haber ocurrido en los momentos previos a la muerte de la adolescente.

Debido a ello, el investigador aseguró que se mantienen en tres hipótesis “macro” para tratar de esclarecer la muerte: suicidio, homicidio o muerte accidental.

Estas tres teorías han sido el resultado, según el investigador, de las indagaciones de la Fiscalía en el lugar de los hechos y con los testigos que han colaborado con el caso, pero, aclaró, todavía hay muchas piezas faltantes.

“No hay mucha evidencia que indique que haya sido un homicidio, pero las declaraciones de los jóvenes que entrevistamos, algunos menores de edad, no coinciden entre ellas, lo cual nos hace pensar que sí ocurrió algo más que un accidente”, reveló el investigador a AL DÍA.

Pese a esto, aseguró que el material probatorio señala más hacia la hipótesis de la muerte accidental, pero en condiciones que se desconocen.

Por otro lado, explicó que la teoría que indica que Madelayne habría acabado voluntariamente con su vida sigue estando sobre la mesa debido al “perfil psicológico” de la adolescente.

“Todavía contemplamos el suicidio por la información que hemos recopilado en entrevistas informales con sus amigos sobre su estado emocional y su situación familiar. De todas maneras, debemos esperar el resultado de la necropsia, eso es lo principal”, concluyó.

Se espera que el informe de Medicina Legal indique las causas exactas de la muerte de Madelayne y precise si en su sangre se encontraban sustancias que indiquen un posible consumo de alcohol o algún tipo de drogas.

Por otro lado, este medio conoció que los investigadores de la Fiscalía habían visitado por última vez el lugar donde hallaron el cuerpo hace aproximadamente dos semanas y, aun así, en el lugar habrían quedado restos del material probatorio que podrían ser útiles en el caso, uno de ellos es el trozo de metal ensangrentado que se encontraba al lado del cuerpo de Madelayne.

Asimismo, trascendió que luego de que este medio publicara las fotos del lugar donde fue encontrada la joven, fuentes allegadas a la investigación dijeron que la Fiscalía ordenó una nueva inspección del sitio para determinar si aún existe material probatorio que pueda ser recolectado. De ser así, el lugar permanecerá acordonado y seguramente se tendrán nuevas pistas sobre lo que le ocurrió a la estudiante de Derecho.

Sin embargo, el ente investigador no ha emitido ninguna comunicación oficial al respecto y, de hecho, se conoció que hasta el pasado viernes la Universidad del Atlántico no había sido notificada de una nueva visita.

Mientras tanto, familiares, amigos, otros allegados a la víctima y miembros de la comunidad barranquillera seguirán esperando que llegue la paz y tranquilidad que puedan traerles el tiempo y los esfuerzos de las autoridades por dar claridad sobre cómo murió Madelayne.

Un experto analizó la escena

AL DÍA consultó a un investigador pensionado de la Sijín de la Policía, experto en criminalística, que analizó las imágenes y los testimonios recopilados por este medio para dar una hipótesis personal de cómo habría ocurrido la muerte. Esto fue lo que dijo: “Según lo que se puede observar en las fotografías y el video, teniendo en cuenta los pedazos de vidrio de botella alrededor del lugar, se podría decir que se habría originado una riña entre la víctima y otras personas en el pasillo del segundo piso, desde donde es empujada y cae al primer piso. Como consecuencia del golpe se forma un lago hemático y posiblemente la sangre emanaría de la cabeza. En cuanto al pedazo de metal ensangrentado se podría agregar como hipótesis que con este objeto contundente presuntamente pudo haber sido golpeada (Madelayne), ya sea en el segundo o primer piso y fue dejado a un lado de la víctima. De todas maneras, esta información es a manera de hipótesis y hay que estar sujetos al resultado de Medicina Legal y los investigadores del CTI de la Fiscalía, que tiene el caso. Hay que estar muy atentos a las manchas de sangre en el suelo y las paredes, pues los patrones de estas permitirían determinar si la víctima efectivamente cae del segundo piso o fue agredida donde quedó tendida. Lo que sí es claro es que estuvo allí por varios minutos. Deberían enfocarse también sobre las personas que acompañaban a la joven, porque a simple vista esto es un homicidio, no un accidente”.

Te puede interesar

Compártelo en: