Estas son las carreteras de la muerte en el departamento del Cesar
El titulo es:Estas son las carreteras de la muerte en el departamento del Cesar
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
El exceso de velocidad es una causa de accidentes en carreteras del Cesar; los motociclistas son los que más mueren.
aldia_web
Redacción ALDIA

Estas son las carreteras de la muerte en el departamento del Cesar

142

Este año se incrementaron los accidentes.

La Agencia Nacional de Seguridad Vial identificó seis tramos como los de mayor peligrosidad y riesgo de accidentalidad en el departamento del Cesar. La Paz-Becerril, San Diego-Becerril, San Roque-Becerril, La Mata-San Roque, Aguachica-San Alberto y Bosconia-San Roque, son los corredores donde este año han ocurrido la mayoría de accidentes de tránsito que a corte de septiembre dejan 191 personas muertas y un número elevado de heridos.

El comandante de la Policía de Tránsito y Transporte en el Cesar, mayor Sergio Saavedra, considera que las razones que hacen estos puntos tan peligrosos están directamente vinculados con la infraestructura de las carreteras, pero también con la imprudencia de los conductores en los mismos.

“Lo largos y rectos que son estos tramos producen microsueño, además se presentan excesos de velocidad, pero lo principal es el abandono de las vías, que hace necesario un mayor tratamiento de estas”, asegura el uniformado. La falta de señalización, de barreras de protección, la cantidad de huecos y desniveles coinciden estos ejes viales que no han sido concesionados.

VÍCTIMAS FATALES VAN EN AUMENTO

El Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial revela en un estudio que a corte de septiembre de este año, analizando desde enero, las cifras de mortalidad en accidentes en el Cesar aumentaron en 28 casos, en comparación el mismo periodo de 2017.

El mismo informe indica que las personas que más mueren son las que se movilizan en motocicletas, dado que se han dado 120 fallecimientos en esos vehículos este 2018, 23 más que el año pasado. Le siguen los usuarios de automóviles, con 36 casos, luego los peatones con 24, los ciclistas con 7, y 4 casos de personas que no registraron forma de deceso en las vías. “Los motociclista constituyen las víctimas más vulnerables de los hechos de tránsito, representando el 52,88% del total de fallecidos del 2018”, refleja el Observatorio.

No obstante, en cuanto a fallecimientos de peatones, las cifras registran una reducción. “Se puede apreciar que el actor vial que mayor disminución tuvo frente a 2017 fue peatón con una variación de -22,58%. Sin embargo falta por determinar un porcentaje por lo que falta de la presente vigencia”, precisa el estudio.

De igual manera, el análisis señala que quienes más fallecen en accidentes de tránsito en el Cesar son los hombres, con una proporción de 5,16 por cada mujer fallecida en estos hechos.

FALTA MÁS VIGILANCIA

Uno de los tramos viales que no se ha mencionado y que para la Policía de Tránsito y Transporte resulta de alto riesgo es la que comunica a Valledupar con el departamento de La Guajira. La falta de vigilancia en ella es uno de los argumentos de la accidentalidad.

Según el mayor Sergio Saavedra, en el Cesar hay 209 uniformados de Tránsito dedicados a custodiar la seguridad vial en 10 áreas de cuadrantes de prevención y control. Para disminuir la accidentalidad, el gobierno departamental planteó la creación de un Instituto Departamental de Tránsito, con una figura de economía mixta y a 20 años, cuya consultoría ya se hizo y plantea que son necesarios 2.300 agentes de tránsito, pero que ante la escasez de personal recomendaba utilizar la tecnología, con cámaras que lleven a los conductores a disminuir la velocidad.

Ese instituto estaría a cargo de la Secretaría de Gobierno seccional, a cargo de Manuel Rodolfo Márquez, quien sostiene que el Cesar es el sexto departamento en el país con mayor índice de accidentalidad. “La idea es que no se presenten ni lesionados, ni fallecidos en nuestras carreteras”, indica. Para él, los tramos más peligrosos están compuestos entre San Roque y Bosconia y el comprendido entre San Roque y La Mata.

TEMPORADAS VACACIONALES

Los accidentes, por lo menos en las cifras que muestra el Cesar, suelen registrarse más durante la temporada de vacaciones. Las cifras de Medicina Legal dan cuenta que en enero de este año se presentaron 27 muertes por accidentes de tránsito y en junio se dieron 32 casos.

“El día de mayor ocurrencia de fallecimientos es el domingo y el que menor cantidad presenta es el martes. Para el periodo entre enero y septiembre de 2018 la frecuencia de ocurrencia de un fallecimiento en Cesar es de una persona cada 45,86 horas o de 0,52 personas al día”, revela el Observatorio de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Otro dato es que el mayor número de accidentes se da durante las horas de la tarde.

“En Cesar se presentaron 130 víctimas fatales como resultado de hechos de tránsito ocurridos en el área rural, mientras que los restantes 61 se registraron en el área urbana. Valledupar es el municipio que mayor número de muertes aportó a la cifra departamental (17,8%), seguido de Aguachica (15,7%) y Chiriguaná (7,3%). Estos municipios junto a Codazzi (6,8%), Chimichagua (6,8%) y Curumaní (6,8%) representan el 61,2% del total de fallecidos en hechos de tránsito del departamento”, dice el Observatorio.

TRAGEDIAS VIALES

Entre las tragedias viales ocurridas este año, una de las de mayor impacto ocurrió en junio, cuando cuatro integrantes de la iglesia Pentecostal Unida del barrio El Páramo en Valledupar, murieron en un accidente en la vía que de esta capital conduce al municipio de Curumaní.

El siniestro se registró a la altura del kilómetro 15 más 950 metros en el tramo La Paz-San Roque, cerca al corregimiento Poponte, en jurisdicción de Chiriguaná, donde el vehículo en que se desplazaba, un automóvil Mazda de placas EUX-999, se salió de la carretera y se estrelló contra un árbol. Al parecer, el conductor perdió el control del automotor. Las víctimas fatales fueron identificadas como Agenor Ávila, pastor de la Iglesia; Walberto Rodríguez Cantillo, Zoraida Amarís y Guillermina Araujo.

En octubre de este año, dos personas muertas y dos más heridas, dejó un accidente de tránsito en la vía San RoqueBosconia. De acuerdo con el reporte de las autoridades, la buseta en la que se desplazaban las víctimas se volcó en la carretera, luego que se le estallara una de las llantas.

Una de las víctimas fatales fue identificada como Farides Galván, quien se desempeñaba como pastora del Centro Bíblico Internacional Emmanuel, ubicado en la avenida del Libertador, de Santa Marta; mientras que el otro fallecido era un misionero estadounidense.

Con información de: Jorge Laporte Restrepo.

Te puede interesar

Compártelo en: