Habitantes de los Olivos se sienten como en el viejo oeste
El titulo es:Habitantes de los Olivos se sienten como en el viejo oeste
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
En esta calle ocurrió el atentado, prácticamente en frente del CAI de Los Olivos.
aldia_web
Redacción ALDIA

Habitantes de los Olivos se sienten como en el viejo oeste

899

Se conoció el video del atentado que dejó un muerto, una herida y un bandido capturado.

En dos cámaras de seguridad quedó grabado el atentado a bala ocurrido en el barrio Los Olivos II etapa, a las 7:42 de la mañana de este miércoles. Las imágenes muestran lo ocurrido en la esquina de la carrera 16 con calle 112: varios hombres están sentados charlando y pasando el tiempo cuando pasan los asesinos sobre una moto negra.

El conductor viste camiseta amarilla, pantalón negro y lleva un morral y casco. El parrillero una bermuda negra y una camisa tipo polo a rayas, va sin casco, con una gorra negra. Los asesinos suben por la calle 112, parquean detrás del grupo y tan pronto se baja el parrillero abre fuego contra Raúl Onasis Bornacelis González, alias ‘el Cabezón’, presunto cabecilla de la banda delincuencial los Papalópez y quien sería la ‘mano derecha’ de Franklin Malembe, uno de los jefes máximos de la banda.

El bandido le pega un par de tiros y luego trata de irse, pero regresa a rematarlo, en ese proceso también le dispara en el abdomen al mototaxista Nairen Reyes Navarro, quien viste una camiseta del Junior y se queda parado en la mitad de la calle con los brazos abiertos, aterrorizado. El pistolero huye cuando se le traba el arma.

[VER: VIDEO | Balacera deja un muerto y tres heridos ]

En las imágenes se ve cómo un policía del CAI les hace un par de tiros e impacta en una pierna al gatillero. El delincuente a la postre fue capturado e identificado como Jesús Alberto Floriano Sánchez, de 25 años. Las cámaras también registraron el angustioso momento en que auxilian a Nairen Reyes Navarro y lo llevan en moto hacía el hospital más cercano.

Horas después el mototaxista moriría en el Hospital Barranquilla. En la balacera también resultó herida Deisy De la Hoz, de 50 años, quien estaba dentro de su casa y no tenía nada que ver en los hechos. Para las autoridades ella y el mototaxista fueron víctimas inocentes.

Un investigador afirmó que Jesús Alberto Floriano Sánchez, el pistolero capturado, reconoció que le pagaron $5 millones por cometer el atentado. “Dice que lo buscaron en el barrio Simón Bolívar y lo llevaron a La Pradera a recoger el arma”.

TIERRA DE NADIE

Entre bandas de forajidos que se disputan el control del microtráfico de droga sobreviven los habitantes del barrio los Olivos. Hasta el momento los investigadores han establecido que dos pistoleros llegaron a matar a Raúl Onasis Bornacelis González, de 39 años, alias el Cabezón, quien llevaba dos meses de haber salido de la cárcel. Este medio dialogó con un líder que tuvo que irse del barrio por amenazas.

Pidiendo reservar su identidad, contó que tres bandas se disputan la venta de droga al menudeo que tiene como epicentro el parque y sus alrededores, de acuerdo con la fuente el tráfico de droga ocurre en las barbas de la Policía.

“Existe una banda conformada por gente de Los Olivos y La Pradera, la mayoría son jóvenes, pero los respalda gente pesada, ellos se enfrentan con los Papalópez que quieren meterse y ahora llegó otro grupo que está integrado por venezolanos que viven en la parte más marginal del barrio y hacen lo que sea por plata”, relató la fuente. De acuerdo con la fuente lo ocurrido en la mañana del jueves fue una venganza de la banda de Los Olivos tratando de sacar a los Papalópez que se apoderaron del parque.

“En el parque siempre hay ‘coletos’ vigilando y pendientes de los “sapos”, explicó. El líder exiliado manifestó que la Policía debe abrir una investigación interna porque no es normal que vendan droga prácticamente en la cara de las autoridades.

Un recorrido realizado por AL DÍA sirvió para comprobar que mientras los niños jugaban al fútbol en la cancha de arena, diversos grupos de hombres permanecen sentados en las esquinas del parque, en actitud vigilante.

Te puede interesar

Compártelo en: