¿Qué Pasa?

Hombre asesinado a bala en Bogotá era barranquillero

Estuvo preso seis años en Estados Unidos. Había llegado al país hacía dos meses.

Compartir en:
Por: Redacción ALDIA

Un supuesto amigo sería la clave para esclarecer el asesinato de un barranquillero en el supermercado Carulla de la carrera 15 con calle 116, norte de Bogotá.

El homicidio de Ezequiel Rodríguez Hoyos, de 52 años, ocurrió a las 9:30 de la mañana del pasado lunes en el referido establecimiento, a donde llegó en compañía de un hombre con el que se había citado para cerrar un supuesto negocio relacionado con la compra de un inmueble, según pudo establecer la Sijín de la capital del país.

El barranquillero y su presunto amigo se sentaron alrededor de una de las mesas para conversar, pero al cabo de unos minutos su acompañante se levantó de la silla para atender una llamada a su celular y se alejó del sitio de manera cautelosa.

Las cámaras del supermercado captaron las escenas previas al crimen y el momento en que llegaron dos hombres de piel morena, con edades entre los 25 y 30 años, y sin mediar palabras le propinaron tres balazos por la espalda a Rodríguez Hoyos, quien murió de manera instantánea.

Fuentes policiales aseguraron que los pistoleros huyeron en dos motos, una de color blanco y otra negra, hacia el sur de Bogotá.

ESTUVO PRESO EN ESTADOS UNIDOS

Al indagar en su base de datos, la Policía estableció que Ezequiel Rodríguez Hoyos estuvo preso seis años en Estados Unidos. Sin embargo, las autoridades policiales no especificaron por qué delito.

En Colombia no tenía antecedentes. No obstante estamos averiguando si el homicidio guarda relación con el hecho de que estuvo preso en Estados Unidos”, precisó una fuente policial.

María Elena Botero, esposa de la víctima, dijo al diario El Tiempo de Bogotá que los líos judiciales de Rodríguez Hoyos datan de hace 20 años, y que había regresado en enero al país para dedicarse a sus negocios de bienes raíces.

Un investigador aseguró que la esposa del barranquillero les había dicho que no tenían conocimientos de amenazas en su contra y negó que estuviera vinculado con actividades del narcotráfico. “Es falso que andaba buscando escoltas para que lo protegieran”, precisó la mujer a la Policía de Bogotá.

Las autoridades establecieron que el hombre había hecho recientemente dos viajes a la Costa, sin precisar a qué ciudad. “Creemos que viajó a Barranquilla donde residen familiares en el barrio Betania. Estudió en el colegio Acolsure de esa ciudad, en el que-- graduó en 1985. Estamos tras la búsqueda del hombre que lo acompañó minutos antes de que lo mataran”, subrayó un investigador del caso.

La Policía presume que el homicidio se trató de un ajuste de cuentas cometido por pistoleros al servicio de una oficina de cobro que opera en el sector de Sanandresito de la capital del país. “Estamos analizando las cinco cámaras del supermercado donde ocurrieron los hechos para dar con el acompañante de la víctima y establecer otros rasgos físicos de los pistoleros que lo asesinaron”, recalcó un investigador policial.

Aquí se habló de