INFORME ESPECIAL | Samy y Guillo, los ‘capos’ que mandaron a asesinar a las hermanas Arteta Díaz
El titulo es:INFORME ESPECIAL | Samy y Guillo, los ‘capos’ que mandaron a asesinar a las hermanas Arteta Díaz
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Capturados serían cobradores y gatilleros de una banda de microtráfico | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

INFORME ESPECIAL | Samy y Guillo, los ‘capos’ que mandaron a asesinar a las hermanas Arteta Díaz

3.3K

Estefany Arteta era madre de 4 hijos, mientras que Madeleine Arteta tenía un niño de 2 años y cuatro meses de embarazo cuando fue baleada.

Las imágenes de la hoja de la ma­rihuana, un humeante ‘porro’ de yerba, o las icónicas fotos del ídolo del reggae, Bob Marley; se repiten en varios perfiles de Fa­cebook de los allegados a las herma­nas Estefany Paola y Madeleine Sa­laine Arteta Díaz, asesinadas a bala el pasado jueves 3 de mayo en la ca­lle 53 con transversal 2D9, barrio Ciu­dad Paraíso, en Soledad.

AL DÍA tuvo acceso a las audien­cias preliminares que les realizaron a los capturados por el doble homici­dio, y resulta evidente que el micro­tráfico de drogas serían la razón de fondo del crimen.

Los detenidos son Anderson Quiro­ga Herrera, mototaxista de 27 años, residente en Villa María (Soledad), natural de Barranquilla, convive en unión libre y tiene dos hijos, de 4 y 9 años. Y Milton César Rodríguez Franco, de 22 años, soltero, desem­pleado, residente en La Candelaria (Soledad), y con estudios hasta 4o. de primaria.

En las audiencias la Fiscalía reve­ló que el día siguiente del crimen de las hermanas Arteta Díaz, uno de sus allegados denunció que el sábado 21 de abril dos hombres en una moto Su­zuki AX4 habían llegado hasta la ca­sa de la familia, situada en Villa Estefany, y amenazaron de muerte a los Arteta Díaz.

Los autores de la amenaza fueron alias ‘Samy’ y el ‘Guillo’, dos ‘capos’ del barrio quienes, a sangre y fuego, han ido asumiendo el control del microtrá­fico de droga en la zona. El relato del fiscal señala que los ‘jibaros’ sacaron un revólver calibre 38 y sentenciaron a muerte a las hoy occisas y otros cuatro miembros de su familia.

A los 12 días se cumplió la amenaza. Los encargados de ejecutarla fueron Anderson Quiroga Herrera y Milton César Rodríguez Franco, a quienes el denunciante identificó como parte de la banda de ‘Samy’ y ‘Guillo’.

La función de los capturados era, de acuerdo con el denunciante, recoger el dinero de los expendios de droga de sus jefes y asesinar a la competencia, o a quienes no quieren trabajar para su banda.

Un investigador judicial consulta­do por este medio indicó que una de las hipótesis investigativas indica que las hermanas Arteta Díaz se nega­ron a trabajar para ‘Samy’ y ‘Guillo’, y ellos las mandaron a matar para po­ner ejemplo y dejar claro que ahora ellos mandan en Ciudad Paraíso y sus alrededores.

Los sacaron de una casa

El informe policial del doble asesi­nato indica que a las 5:45 de la tarde del jueves 3 de mayo dos agentes de la Policía iniciaron la persecución de dos hombres en moto a quienes la comuni­dad señalaba como responsables del asesinato de dos mujeres en el parque de Ciudad Paraíso.

En el camino otra patrulla motori­zada se unió y los uniformados obser­varon a los pistoleros entrando a una casa situada en la calle 56 con trans­versal 2D9, barrio La Candelaria.

Los patrulleros ingresaron con la autorización del dueño del inmueble y en el tercer cuarto, debajo de la ca­ma, encontraron escondido a Milton Rodríguez, quien vestía una bermuda roja con negro y camiseta y chancle­tas negras.

En el baño se ocultaba Anderson Quiroga, vestido con una bermuda ne­gra, tenis negro y camiseta gris. Al requisarlos no les encontraron las ar­mas homicidas. “Son gente que sabe lo que hacen y por eso se deshicieron de esa evidencia cuando los empezaron a perseguir”, opinó el investigador con­sultado.

Para sacar a los dos capturados fue necesaria la llegada del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, de la Po­licía, ya que la gente quería tomar jus­ticia por su propia mano.

Más de 40 años de cárcel

Y el investigador no se equivoca por­que a sus 27 años Anderson Quiroga es viejo conocido en los estrados judi­ciales, y desde octubre del año pasado tenía orden de captura vigente por los delitos de homicidio agravado y por­te ilegal de armas por otro homicidio ocurrido también en Soledad.

Y también tiene vigente otro proceso de 2016 por porte ilegal de armas que se encuentra en investigación, y otro más de 2014 por hurto, que se encuen­tra en etapa de juicio.

Además, en 2012 fue condenado a pa­gar 2.5 años de cárcel por el delito de hurto agravado y calificado.

Milton Rodríguez no tiene antece­dentes, pero ahora, al igual que An­­derson, enfrenta un proceso penal por homicidio agravado y porte ilegal de armas. Si pierden ambos pasarán más de 40 años en la cárcel ya que ningu­no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía.

La ‘Loquilla’ y la ‘Mexicana’

A Estefany Arteta, 27 años, le pega­ron dos tiros, era madre de cuatro hi­jos, todos menores. Residía en Ciudad Paraíso (Soledad), era conocida como la ‘Loquilla’, y tenía cuatro anotacio­nes  judiciales: dos por porte de es­tupefacientes (2013 y 2015), una por hurto (2014) y una más por violencia contra servidor público (2016).

A su hermana Madeleine, 19 años, la apodaban la ‘Mexicana’, por su exagerada devoción a la telenovela La reina del sur, tenía un niño de 2 años, y una anotación por hurto de 2015. Cuando la mataron, de 8 tiros, tenía cuatro meses de embarazo.

El día del crimen la ‘Mexicana’ había pasado toda la mañana con su novio, conocido como ‘Frutiño’, de 25 años, con quien llevaba un mes de convi­vencia. La pareja residía en la calle 52B1 con 1A, también en el barrio Ciudad Paraíso (Soledad).

Aproximadamente a las 4:30 de la tarde llegó Estefany e invitó a su her­mana para que fueran a visitar a su mamá en Villa Estefany. A pesar del disgusto de ‘Frutiño’, quien cumplía años al otro día y no quería dejar ir a Madeleine, las hermanas se fueron en una moto después de recibir una llamada al celular.

Antes de que lograran salir de Ciu­dad Paraíso, a las 5:30 de la tarde, las dos mujeres fueron asesinadas por dos pistoleros que resultaron ser Milton Rodríguez y Anderson Quiro­ga, actualmente presos en la Cárcel El Bosque, en Barranquilla, espe­rando que los lleven a juicio.

Te puede interesar

Compártelo en: