El titulo es:Investigan si un policía fue el que disparó contra Brandon
Investigan si un policía fue el que disparó contra Brandon
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Yuris Ester Obredor Gutiérrez, madre de Brandon Rafael de 25 años.
aldia_web
Redacción ALDIA

Investigan si un policía fue el que disparó contra Brandon

1.8K

Surgen otras versiones sobre la muerte de este joven en Villa Estadio.

 Cuando el reloj marque la 1:15 de la tarde de hoy habrán transcurrido 48 horas de la muerte de Brandon Rafael Cano Obredor, de quién aún no se tiene claridad sobre su muer­te. ¿Lo mató un compinche? ¿Fue víc­tima de una bala pérdida? ¿Le disparó un policía? Estos son los interrogantes que rondan el fallecimiento del joven de 25 años. El pasado jueves Brandon reci­bió un impacto de bala en el pecho que lo dejó recostado contra un árbol, donde se desangró rápidamente sobre la tierra encharcada de la calle 65 con carrera 14, barrio Villa Estadio.

La Policía informó que Brandon resul­tó baleado por un cómplice cuando esca­paban luego de atracar en plena calle a un transeúnte. “Trataron de huir, la co­munidad los persiguió, uno de ellos hizo disparos hacia atrás para alejar a la gen­te, pero con tan mala suerte que lesionó a su compinche”, explicó la institución.

Cano Obredor recibió auxilio de cono­cidos que lo trasladaron a la Clínica Los Almendros, donde murió antes de ser atendido.

 LO QUE DICE LA FAMILIA

Yuris Ester Obredor Gutiérrez, madre de Brandon, le contó a AL DÍA que su hi­jo estaba en Villa Estadio porque aprove­chó para bañarse con la lluvia, y departir con amigos del sector.

“Él estaba con sus amigos y amigas. En medio de la recocha —según le cuen­tan los testigos—, se escucharon unos balazos, y gente gritando que habían atracado a alguien, por lo que salieron co­rriendo. De la balacera el único que cayó fue mi hijo”, afirmó Yuri Ester, de 48 años.

“Mi hijo no estaba atracando, ni siquie­ra estaba armado, porque él ni armas tiene. No sé por qué la Policía dijo que lo mató un compinche, o que había robado”.

Yuri Obredor añadió que poco después de la muerte de su hijo recibió informa­ción sobre quién lo había matado. “Nos dicen que fue un policía, que incluso es­taba uniformado. De todos modos si me gustaría que nos aclaren quién mató a mi hijo, y por qué lo mataron”.

POLICÍA RESPONDE

El coronel Yecid Peña, subcomandan­te operativo de la Policía Metropolitana, validó la información entregada por la madre del occiso. Dijo que se investiga a un subintendente de la institución como posible homicida de Brandon.

“Hasta el momento se pudo establecer que se presentó un hurto. Un subinten­dente se desplazaba a su residencia y fue requerido por los vecinos para intervenir en el robo. El uniformado tuvo un inter­cambio de disparos con los individuos”, contó el alto oficial.

“Estamos haciendo una investigación disciplinaria para ver qué arma mató al individuo, qué participación tuvo el occi­so en el hecho, y bajo qué circunstancias le dispararon”, reconoció Peña.

AL DÍA en labores de campo conoció que el subintendente presunto involu­crado en el hecho reside en Villa Estadio, cerca del lugar de los hechos. Que es co­nocido por muchos en el barrio, lo mismo que Brandon, a pesar de que este residía en Nuevo Horizonte, también en Soledad.

“Ese era un pelao sano. No se metía con nadie, el ‘tombo’ también. Lo que  pasa es que la balacera fue brava, y di­cen que el supuesto atracador conocía a Brandon, quizá por ahí viene la confu­sión”, dijo un testigo que prefirió no reve­lar su identidad.

MÁS SOBRE BRANDON

Brandon Rafael Cano Obredor estudió hasta quinto semestre de cocina interna­cional en el Inca. No continuó la carrera porque era ne­cesario que se apersonara de un negocio familiar.

“Fui yo quien le puso el plante a mi hi­jo para una ruta de cobro (cobradiario). Siempre esperaba a su hermano mayor para cobrar por la noches, pero nunca les escuché problemas o amenazas”, asegu­ró la madre del joven.

Cano residía en la carrera 13D No. 70- 38, donde convivía con su pareja y una hija de 8 años. “La última vez que habla­mos fue el domingo, lo visité, dialogamos sobre los negocios, y de cosas normales entre madre e hijo”, finalizó Yuris Ester.

“Un tal capitán Arango llamó para con­tarnos lo que supuestamente había pa­sado, pero cuando llegamos al CAI Los Almendros salió con que no sabía nada, lo cual es muy raro”, expresó por su par­te Orlando Arévalo, padrastro del occiso.

 

Te puede interesar

Compártelo en: