¡Kankuamos claman justicia!
El titulo es:¡Kankuamos claman justicia!
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

¡Kankuamos claman justicia!

18

Realizaron plantón por desaparición de madre e hija, y muerte de agricultor.

La comunidad kankuma exigió este miércoles el regreso, sanas y salvas, de madre e hija de esa etnia, desaparecidas desde el pasado viernes en el corregimiento de Río Seco,  al norte de Valledupar, a la vez que clamaron justicia y que se esclarezca la muerte del agricultor Rafael David Mindiola Daza, cuyos restos fueron hallados calcinados en la vía que conduce a Atánquez.

El cabildo gobernador kankuamo, Jaime Arias, indicó que “estamos haciendo dos manifestaciones con las autoridades y nuestro pueblo, realmente estamos consternados por estos hechos, sobre todo por el dolor de las familias afectadas; tenemos dos ‘hermanas’ kankuamas desaparecidas, no tenemos noticias de ellas, esperamos resultados de las investigaciones pronto, y en la comunidad de Atánquez también tenemos la muerte de un miembro de la comunidad, rechazamos estos hechos”.

Los indígenas realizaron un plantón en la vía a Río Seco, para pedir a las autoridades resultados de las investigaciones por la desaparición de Bernabet Zapata, y de su hija Kelly Villazón, cuyo paradero se ha convertido en un misterio, luego de que fueran vistas por última en la finca donde trabajaban en la vía Murillo-Río Seco.

“Hacemos un llamado a la institucionalidad para que se logre el esclarecimiento de los hechos, y el retorno de nuestras ‘hermanas’ indígenas”, indicó el dirigente kankuamo Iván Lúquez Mindiola.

Y en Atánquez, la comunidad también hizo otro plantón, para pedir que las autoridades den resultados sobre la muerte de Rafael David Mindiola, de 66 años.

La víctima había salido en un caballo, desapareciendo en la zona, donde se inició la búsqueda, encontrándolo sin vida y calcinado, por lo que funcionarios del CTI de la Fiscalía asumieron la investigación.

Son dos hechos lamentables, que la comunidad kankuma rechaza, pidiendo que cesen los actos de violencia contra la población indígena. Son casos repudiables, hoy clamamos justicia”, puntualizó el cabildo Jaime Arias.

Tanto la desaparición de madre e hija, como la muerte del agricultor, son materia de investigación por parte de las autoridades. En el caso de las mujeres se indaga sobre unos restos óseos hallados incinerados en la zona, mientras que por el caso de Mindiola, al parecer dos personas fueron capturadas por su presunta participación en el hecho.

Te puede interesar

Compártelo en: