Le dieron un tiro en toda la frente con una escopeta
El titulo es:Le dieron un tiro en toda la frente con una escopeta
Foto detalle: 
aldia_web
Andrés Gaitán García

Le dieron un tiro en toda la frente con una escopeta

652

La Policía busca al presunto agresor, Julio Samper.

Socorrer a un amigo que estaba en peligro grave le costó la vida a Jair David Vizcaíno Orozco, de 22 años, quien fue impactado por el disparo de una escopeta de perdigones, que le causó una herida grave en la frente.

El caso ocurrió el pasado 3 de febrero en la calle 74 con carrera 1, barrio Siete de Abril, donde la víctima, de acuerdo con el boletín de la Policía, sostuvo una riña con un sujeto de nombre Julio Samper, quien supuestamente le disparó y se dio a la huida.

Ruth Caña Orozco relató que ese día su hijo, como era costumbre, salió a reciclar a las 4:00 de la madrugada y regresó a la casa, en el barrio Siete de Abril, a las 12 del mediodía.

Luego, en la tarde, salió a tomar licor en límites del barrio San Luis.

“Al rato llegó un pelaito y me avisó que a mi hijo lo habían asesinado, averiguando me cuentan que él estaba con varios amigos y llegó un hombre haciendo disparos con una escopeta, mi hijo pensó que habían impactado al amigo salió corriendo detrás del delincuente”, relató Ruth Caña Orozco.

Pero Jair estaba equivocado porque su ‘llave’ había resultado ileso, sin embargo él no corrió la misma suerte y al verse perseguido el pistolero se giró y le disparó en la cabeza.

Jair fue impactado por una carga de perdigones en la frente y desde entonces nunca recuperó el conocimiento. Sus amigos lo trasladaron de urgencia al Camino del barrio Santa Maria, donde lo estabilizaron y lo remitieron a la clínica Adelita de Char, donde murió en la madrugada de ayer.

Miembros de la Policía Judicial informaron que se encuentran tras la pista de Julio Samper a quien vecinos señalan de haber atacado a otros jóvenes del barrio también con tiros de escopeta.

Jair David Vizcaíno Orozco era soltero y no dejó hijos, sus familiares afirmaron que se dedicaba al reciclaje, pero no era una persona que no tenía problemas, ni vicios. “Murió por ser un buen amigo”, sentenció Ruth Caña Orozco.

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: