Le ponen una trampa, sale de la casa y lo matan de cuatro tiros
El titulo es:Le ponen una trampa, sale de la casa y lo matan de cuatro tiros
Foto detalle: 
Este nuevo hecho de sangre sucedió a las 8:20 de la mañana de ayer en la Transversal 2D No. 56-37, barrio La Candelaria.
aldia_web
Redacción ALDIA

Le ponen una trampa, sale de la casa y lo matan de cuatro tiros

6.1K

Luis Alberto Bolaños Montiel fue asesinado en el barrio La Candelaria (Soledad).

Luis Alberto Bolaños Montiel no tenía mucho tiempo de haber llegado a casa cuando recibió una llamada al celular. La atendió y enseguida salió de la vivienda. A los pocos segundos, en la terraza del inmueble, un individuo lo asesinó de cuatro balazos.

Los homicidios continúan a la orden del día en Soledad, donde las bandas criminales pareciera que operan con más libertad a medida que pasa el tiempo. 

Este nuevo hecho de sangre sucedió a las 8:20 de la mañana de ayer en la Transversal 2D No. 56-37, barrio La Candelaria. Luis Alberto, cobradiario, hizo un alto en el recorrido de cobro porque se le pinchó una de las llantas de la motocicleta. La parqueó e ingresó a la vivienda en la que residía con su pareja sentimental, y los padres de esta.

Bolaños Montiel caminaba en la sala de la casa en el instante en el que le sonó el celular. “Aló… listo, ya salgo”, dijo el cobradiario de 26 años, según relató uno de los testigos. 

Cuando Luis Alberto cruzó las rejas de su terraza, en el callejón angosto que pasa por el frente de su vivienda, un sujeto lo abordó y le disparó en cuatro ocasiones. Lo impactó primero en el abdomen, y luego, a quemarropa, lo baleó tres veces en la cabeza. Se desangró casi que al instante, falleció en el lugar del ataque. 

El cadáver de Bolaños evidencia que tenía puesta la capucha que empleaba cuando portaba el casco de la motocicleta, por lo que evidentemente la llamada que le hicieron tenía como aparente propósito hacer que saliera de la casa.

“Si tenía la capucha es porque al parecer quien lo llama le dijo que saliera o que lo recogería para dar una vuelta, por lo que se puede creer que la misma persona que lo contactó por teléfono sería el homicida, o al menos un participante del hecho”, expresó una fuente judicial. 

Luis Alberto Bolaños era padre de una niña menor de edad. Residía en La Candelaria hacia cuatro meses, se ganaba la vida como cobrador de prestamistas. 

“Él no era un muchacho de peleas, ni de problemas. Nunca supimos que tuviera amenazas o algo por el estilo. Era más bien un buen muchacho”, expresó uno de los allegados al occiso.

El homicidio de Luis Alberto Bolaños Montiel  es el número 120 contra una en lo corrido de 2018 en Soledad. 

Te puede interesar

Compártelo en: