Les presentamos las malas más ‘buenas’ con líos judiciales en el Atlántico
El titulo es:Les presentamos las malas más ‘buenas’ con líos judiciales en el Atlántico
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
Estas son ocho de las mujeres que se han visto involucradas en algún delito. Foto por: Archivo
aldia_web
William Colina Páez

Les presentamos las malas más ‘buenas’ con líos judiciales en el Atlántico

1.7K

AL DÍA hace una recopilación de algunos de los casos de mujeres de figuras esbeltas y rostros bonitos que han sido capturadas en Barranquilla y el Atlántico en los últimos meses.

Recientemente, las autoridades reportaron las capturas de dos mujeres en hechos aislados, una de ellas es señalada de integrar una red de cobradiarios que, además de obtener ganancias por el alto porcentaje que exigían, también torturaban y amenazaban a los clientes, según la Fiscalía.

La otra aprehendida fue vinculada a un robo que se perpetró en una oficina ubicada en el norte de Barranquilla, de la propiedad del padre del senador Armando Benedetti, donde delincuentes ingresaron y se llevaron una fuerte suma de dinero.

Aparte de los actos delictivos, hubo un hecho que llamó mucho la atención de la ciudadanía, tanto de hombres como mujeres: la belleza física de las supuestas implicadas.

Sin embargo, ellas no son las únicas mujeres presuntamente inmersas en el mundo de la delincuencia, que han sido capturadas por las autoridades y que han llamado la atención por sus atributos físicos.

Aquí les presentamos algunas que fueron calificadas como “bellas, pero peligrosas”.

Elizenis Muñoz Navarro, alias la Diabla

Esta esbelta mujer fue capturada en el barrio Villa Estadio, de Soledad, el pasado 4 de abril por agentes de la Sijín, mediante orden judicial por los delitos de hurto calificado agravado y secuestro.

Muñoz Navarro, de 25 años y oriunda de Aracataca (Magdalena), según la Fiscalía, ingresó a la oficina de Armando Benedetti Jimeno, padre del senador Armando Benedetti Villaneda, en compañía de otras dos personas, y se habría apoderado de una caja de fuerte que contenía en su interior $20 millones.

Este hecho ocurrió el pasado 22 de febrero a las 10:40 de la noche en el barrio Bellavista.

Tras ser presentada en audiencia, un juez de control de garantías decretó su libertad al considerar que el ente acusador no contaba con los elementos materiales probatorios suficientes que permitieran inferir su posible participación en el hecho delictivo. Sin embargo, la mujer sigue vinculada a la investigación.

Empero, ese no sería el único delito cometido por Elizenis Muñoz, ya que, de acuerdo con la Fiscalía, la mujer presenta una sentencia condenatoria vigente con detención domiciliaria por fuga de presos y, por este mismo delito, fue indiciada en agosto de 2016.

Además, la ‘Diabla’ tiene una medida de aseguramiento vigente por porte ilegal de armas de fuego y registra dos anotaciones más (agosto y diciembre de 2015) por esta misma conducta delictiva.

Nini Yohana Arrieta Castillo, la ‘Chica Plástica’

De acuerdo con la Fiscalía, Nini Yohana Arrieta Castillo, conocida como la ‘Chica Plástica’, era junto a su esposo, John Albert Builes Gutiérrez, alias John Pistolas, la cabecilla de una supuesta red de cobradiarios –negocio ilegal también conocido como el ‘gota a gota’– el manejaban bajo la fachada de “inversiones”.

Arrieta Castillo, de 38 años y oriunda de Barranquilla, –según el ente investigador– ordenaba, al igual que su pareja,  torturar a los clientes que le incumplían con los pagos que tenían que hacer diariamente.

El apodo de la ‘Chica Plástica’ se debe a que sus atributos físicos los adquirió mediante cirugías estéticas y tratamientos en spa.

Las autoridades indicaron que esta mujer manejaba finanzas que, de la noche a la mañana, le permitieron adquirir 10 vehículos, entre particulares y taxis; además de siete motocicletas y una red de 58 avanteles. Toda esta estructura al servicio de sus rutas de prestamistas.

Un juez de control de garantías la cobijó con detención domiciliaria.

Cindy Miyurai León, alias Mil Caras

Siete veces ha sido capturada esta mujer de 28 años quien, según la Policía, es reconocida por dedicarse al fleteo y hurto de bancos e incluso ha delinquido en bandas de atracadores.

Cindy Miyurai León se ganó el alias de Mil caras en abril de 2012, cuando la Policía Metropolitana la capturó tras el hurto de una compraventa ubicada en la calle 72 con carrera 48.

Según la institución, las siete veces que ha sido capturada tenía distinto color de cabello, era más delgada o más robusta; utilizaba una cédula falsa con pinta de ejecutiva en la foto. Además, en videos de un robo cometido en mayo de 2013 al Banco Agrario del municipio Juan de Acosta, la presunta delincuente aparecía con un sombrero y el cabello corto o recogido.

Su función –afirma la Policía– era la de transportar las armas de fuego en los diferentes hechos delictivos en los que presuntamente estaba involucrada.

‘Mil Caras’ presenta anotaciones judiciales por los delitos de hurto, porte ilegal de armas de fuego y estupefacientes y concierto para delinquir agravado con fines de extorsión.

Actualmente ‘Mil Caras’ también cuenta con detención domiciliaria que le dio el Juez 17 Penal municipal. La mujer era requerida por el Juzgado Noveno Penal Municipal por los delitos de extorsión agravada, en concurso con concierto para delinquir con fines de extorsión y microtráfico.

María Mónica Montero Mantilla

“Una dulce y agraciada joven”. Así describían los clientes a María Mónica Montero Mantilla, gerente comercial de Global Brokers, empresa que estafó a más de 500 personas en el Atlántico, mediante la supuesta venta de casas en remate.

La cartagenera, según el fiscal del caso, se valía de sus atributos físicos para persuadir a los clientes (hombres) que de manera incauta accedían al negocio que la “cariñosa” y “encantadora” mujer les proponía. De esta manera, las víctimas terminaban pagando por falsos negocios con bienes, según narró el fiscal del caso en audiencia.

La “amable atención” de Montero –consta en testimonios de afectados por Global Brokers– llegaba hasta que los clientes pagaban la última cuota de dinero que se les pedía para los negocios. Los cuales, en palabras del fiscal, eran “una fantasía”.

Según la Fiscalía, las estafas en el Atlántico superaron los $25.000 millones. Actualmente 13 personas, entre empleados y directivos de la empresa Global Brokers, enfrentan el juicio por los delitos de concierto para delinquir con fines de estafa agravada, y captación masiva y habitual de dinero.

María Mónica Montero Mantilla se encuentra en libertad.

Ginna Margarita Ricardo Cantillo

Esta mujer es señalada por la Fiscalía de estafar a 28 personas mediante la modalidad de venta de supuestas casas y apartamentos en remate, a través de la cual se habría apropiado de más de $1.500 millones.

Al igual que María Mónica Montero Mantilla, Ginna Margarita se ganaba la confianza de las personas, especialmente de hombres, a quienes lograba convencer para que invirtieran en el negocio que les proponía.

Sus atributos físicos incidieron para que cerrara los negocios con los hombres, mientras que a las mujeres las convencía que una vez consignaran la totalidad del valor de las viviendas, a los pocos meses les serían entregadas.

Sin embargo, los plazos que les daba a los clientes para la entrega de los supuestos inmuebles se vencían y Ricardo Cantillo no les cumplía, según aseguraron varias de las personas afectadas.

Ginna Margarita Ricardo Cantillo, quien fungía como representante legal de la empresa Casadores Inmobiliarios S.A.S,  y su pareja, Juan Carlos Agámez Pájaro, teniente de la Policía, activo para la fecha de los hechos, habrían participado en el fraude millonario.

Ambos se encuentran cobijados con medida de aseguramiento en establecimiento carcelario por los delitos de captación masiva y habitual de dinero, estafa agravada en masa, falsedad material en documento público y privado y concierto para delinquir.

Makcnmoba Maximova Liudmila

En abril de 2015, una ciudadana rusa, alta y de “buena figura”, intentó sacar del país 182 gramos de cocaína pura, pero fue descubierta y capturada por agentes de la Policía Antinarcóticos que permanecen en el Aeropuerto Internacional Ernesto Cortissoz.

Makcnmoba Maximova Liudmila, de 28 años, como fue identifica la europea, al pasar por los Rayos X quedó en evidencia: llevaba un paquete ovalado en sus partes íntimas. Cuando los agentes le preguntaron sobre lo que llevaba, la mujer dijo que era un tampón.

Sin embargo, al requisarla, los agentes descubrieron que era droga la que llevaba escondida dentro de sus partes íntimas. El “tampón” contenía los 182 gramos del narcótico. Las autoridades indicaron que Maximova compró tiquetes para viajar en un avión desde Barranquilla a La Habana (Cuba), y luego conectar con Moscú, capital de Rusia.

Sobre la ciudadana extranjera no se informó en su momento si tenía antecedentes por la comisión del mismo delito.

Ana María Sarmiento

Pese a tener unos abdominales bien definidos y un rostro bonito, Ana María Sarmiento no pudo evadir a la justicia.

La joven, de 19 años, fue capturada en flagrancia el 17 de diciembre de 2017 por una patrulla de la Policía en vía pública del barrio El Boque, transportando un revólver calibre 32 con seis cartuchos para el mismo, sin permiso para portarlo.

Al preguntarle por el arma de fuego, la joven no respondió nada a los uniformados, quienes, de inmediato, la trasladaron a las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía, donde fue judicializada por el delito de fabricación, tráfico y porte ilegal de armas de fuego y/o municiones.

Te puede interesar

Compártelo en: