¡Masacre en Montería!
El titulo es:¡Masacre en Montería!
Foto detalle: 
Familias de las víctimas se hicieron presentes en Medicina Legal de Montería.
aldia_web
Redacción ALDIA

¡Masacre en Montería!

2.0K

Una mujer es señalada de disparar contra las víctimas.

Una mujer es buscada por la Policía como partícipe directa de la masacre de cuatro jóvenes —tres de ellos miembros de una misma familia—, asesinados a bala cuando charlaban en las afueras de una vivienda en el sector La Invasión del barrio Mocarí, un sector deprimido en el norte de Montería.

El sangriento episodio ocurrió a las 9 de la noche del lunes, cuando aún había movimiento de personas en las calles.

De acuerdo con las primeras versiones, el comando asesino lo integraban cuatro personas que se desplazaban en dos motocicletas.

Las víctimas fueron identificadas como los primos Luis Alfredo Teherán Díaz, apodado ‘el Dany’; Jainer José Berrío Díaz, ‘el Churro’, ambos de 27 años; Luis David Díaz Contreras, de 26; y un amigo de estos identificado como Luis Armando Mercado Gamarra, ‘el Cartagena’, de 19.

Una masacre de estas caracteristicas no ocurría en Montería desde hace 18 años, cuando la época dura del paramilitarismo que tenía tomada la ciudad y el departamento de Córdoba.

El comandante de la Policía Metropolitana de Montería, coronel Freddy Correa Ahumada, confirmó la presencia de la mujer en la escena del múltiple homicidio. “Estos jóvenes estaban charlando cuando se produjeron unos disparos por parte de una mujer que tripulaba una de esas motocicletas, inmediatamente activamos nuestros equipos de Policía Judicial y de Inteligencia para revisar el lugar de los hechos”, precisó el oficial.

Reconstrucción de la masacre

En el lugar de los hechos quedaron los cuerpos de Luis Alfredo Teherán Díaz, ‘el Dany’; y Jainer José Berrío Díaz, ‘el Churro’. Los otros dos baleados alcanzaron a ser llevados en moto hasta el Camu del barrio Mocarí.

Allí se produjo el deceso de Luis Armando Mercado Gamarra, ‘el Cartagena’, mientras que Luis David Díaz alcanzó a ser remitido hasta el Hospital San Jerónimo de Montería, donde horas después se confirmó su deceso. Todas las víctimas tenían disparos en la cabeza.

Las autoridades presumen inicialmente que las muertes estarían relacionadas con el microtráfico, por lo que se cree que ‘el Clan del Golfo’ tendría algún tipo de responsabilidad.

Cabe recordar que desde finales del año pasado este grupo al margen de la ley sostiene una puja a sangre y fuego contra la banda de ‘los Caparrapos’ y las disidencias del frente 18 de las Farc, cuyo derramamiento de sangre viene produciendo millares de desplazados en las zonas rurales del sur de Córdoba, y decenas de muertos en los cascos urbanos de las diferentes subregiones del Departamento.

Lo que dicen familias de las víctimas

AL DÍA entrevistó a los familiares de las víctimas de la masacre cuando en la mañana de este martes 30 de abril realizaban las diligencias para reclamar los cuerpos en las afueras del Instituto de Medicina Legal, en Montería.

Los dolientes no quisieron revelar sus identidades por temor a represalias, sin embargo dijeron que Luis Díaz Contreras tenía pocos días de haber llegado a Montería a vivir con su papá, tras permanecer cerca de un año viviendo en Medellín donde se ganaba la vida como obrero de la construcción. Era el tercero de cuatro hermanos, soltero y sin hijos.

Sus restos mortales serán sepultados en Sincelejo, donde reside la mamá y otros miembros de su familia.

En tanto su primo, Luis Teherán Díaz, elaboraba manillas y otras artesanías.

Residía hace 20 años en Montería, y había llegado junto a sus padres como desplazado de la violencia de Guacate, corregimiento de San Onofre (Sucre).

Era el segundo de cuatro hermanos y residía con su abuela en la urbanización Los Recuerdos, en el sur de Montería. Había estado varios años en la cárcel.

Jainer Berrío Díaz se ganaba la vida en oficios varios en fincas de Córdoba y Sucre.

Al parecer tenía pocos días de haber  llegado a la ciudad a traerle dinero a su mamá. Era el mayor de cuatro hermanos y deja huérfana a una hija.

Entre tanto los familiares de Luis Armando Mercado Gamarra declararon que este era oriundo del Carmen de Bolívar, pero desde hacía varios meses residía en el barrio Mocarí junto a su mamá.

Se dedicaba al mototaxismo, y era el mayor de siete hermanos. Hasta el momento la familia no ha decidido si lo sepultan en Montería o trasladan el cuerpo a El Carmen.

Lo que dicen las autoridades

Las autoridades informaron que de los cuatro jóvenes asesinados dos presentaban anotaciones judiciales.

Según este reporte Luis Teherán Díaz contaba con cinco anotaciones judiciales por los delitos de concierto para delinquir, homicidio, tráfico de estupefacientes, porte ilegal de armas de fuego, y concierto para delinquir agravado.

Jainer José Berrío Díaz, tenía tres anotaciones por tráfico de estupefacientes y un proceso como denunciante por abuso de confianza.

“Estamos revisando las anotaciones que posiblemente tengan estas personas y las relaciones que pudieron tener en su pasado, por allí encaminaremos la investigación de acuerdo a cómo vayamos haciendo la entrevistas, las fuentes humanas y los elementos materiales probatorios que se hallen”, manifestó también el coronel Freddy Correa Ahumada.

“Ahora mismo coordinamos con la Fiscalía General de la Nación un trabajo de análisis, encaminado a establecer si fue un ajuste de cuentas, estamos revisando lo que tiene que ver con cada una de las actividades que realizaban estas personas para establecer una hipótesis de lo que sucedió”, añadió el alto oficial.

Las autoridades en la capital cordobesa ofrecieron una recompensa de hasta $15 millones de pesos por información que permita dar con la misteriosa mujer homicida y sus tres acompañantes.

Una nueva masacre 18 años después

Según información recogida por el Centro de investigación, Cinep, la última masacre registrada en la capital cordobesa ocurrió hace 18 años durante la noche del 2 de noviembre de 2001.

Un grupo de hombres armados llegó al barrio El Poblado, en la margen izquierda de Montería, y disparó contra un grupo de personas que departían en el interior de un billar de la zona.

En ese hecho la cifra de muertes se elevó a seis y tres personas resultaron heridas.

El Cinep en su guía de La Ruta de Conflicto estableció que para aquel entonces la masacre estuvo relacionada a las mal denominadas muertes por ‘limpieza social’. Hasta el momento no se sabe qué grupo armado la perpetró.

Para la época en Montería delinquía un grupo de milicias urbanas de los bloques Sinú y San Jorge de las autodefensas narcoparamiliatares que creeron a mediados de los años 80 los hermanos Castaño Gil.

El múltiple homicidio causó consternación en Montería, pues hizo revivir en muchos la tenebrosa etapa del paramilitarismo, cuando era común en sus calles y en el área rural este tipo de ejecuciones extrajudiciales.

En Mocarí el ambiente se tornaba tenso, en todas las esquinas del populoso sector este era el tema de conversación de su gente humilde, que vive del rebusque en todas sus manifestaciones.

La Policía patrullaba el sector en prevención a un posible nuevo hecho criminal.

*Con información de Oscar Cuello. 

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: