“Mi hija es un milagro”, padre de la niña herida por la caída del abanico
El titulo es:“Mi hija es un milagro”, padre de la niña herida por la caída del abanico
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Gabriela Jaraba García, afectada. Foto autorizada por los padres. | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

“Mi hija es un milagro”, padre de la niña herida por la caída del abanico

642

La menor se encuentra estable y fuera de peligro.

El buen estado de la Institución Educativa San Luis Beltrán de Manatí queda entre dicho por los últimos sucesos que se dieron con una niña de 8 años, a la que un abanico de techo le cayó encima en uno de los salones de clases. En comunicación con AL DÍA, Tibaldo Jaraba Murillo, padre de la niña, manifestó su incomodidad con la situación que pudo haber acabado con la vida de su hija.

[VER: En estado crítico niña a la que le cayó encima un abanico ]

“Me duele ver que las personas no estén atentas, cuando uno va a trabajar lo hace con amor y para estar pendiente de todo, eso fue como una falta de conciencia porque ven los daños y no avisan a las autoridades pertinentes, incluso a mi esposa a veces le tocaba hasta llevar un foco para poder dar bien sus clases en la jornada de la noche”, dijo el padre de la niña afectada.

Debido a la complejidad de las lesiones la pequeña fue sometida a una operación para extraerle fragmentos de hueso que tenía incrustados en el cerebro, en la Clínica la Misericordia Internacional, de la que hasta el momento se recupera satisfactoriamente pero que, sin embargo, deben hacerle seguimiento ya que los especialistas explicaron que podría sufrir alteraciones en el comportamiento, pues el cerebro se vio afectado por el golpe.

“El hemisferio cerebral izquierdo es el dominante del 95 % de las personas y el lóbulo frontal actúa sobre el comportamiento. Podría producir alteraciones en el comportamiento, pero en el momento no ha presentado nada. Está consciente, tranquila, solo con algo de mareo y un poquito de dolor de cabeza, pero en general está estable”, dijo Alberto Dau, jefe de neurología de la Clínica. Luego de la operación y de estar estable la pequeña de 8 años fue trasladada a la Clínica Campbell de la carrera 14, donde le realizaron unos exámenes y de inmediato fue trasladada a la Clínica La Magdalena de Malambo, lo que causó la inconformidad de los padres.

“Mi esposa y yo estamos incomodos con el traslado de la niña porque ella estaba bien, nos dicen que la van a trasladar a la Campbell, ahí le hacen unos exámenes y nuevamente en la Campbell de la 14 con 30 nos dicen que ese no es un lugar apto para ella y la trasladan a la Clínica Magdalena de Malambo. Nosotros no queremos que a la niña la tengan de un lado para otro porque la tienen que canalizar todo el tiempo y eso le está afectando las venitas”, dijo Jaraba Murillo.

Actualmente la menor se encuentra consciente y estable pero permanece hospitalizada en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica La Magdalena y se espera que continúe ahí por varios días.

“El estado de la niña actualmente es satisfactorio, mi hija ha respondido a todas las preguntas que se le han hecho, se acuerda de todos y de todo, no ha dicho incoherencias. Mi hija es definitivamente un milagro de Dios, Él ha obrado en ella, los mismos médicos lo dicen”, afirmó el padre.

Hasta el momento las autoridades del colegio no se han comunicado con los familiares de la menor afectada, solo se sabe que el vigilante que estaba de turno la noche del accidente notificó a sus superiores del lamentable hecho. Por su parte los padres de la niña esperan que ella esté recuperada para iniciar un proceso jurídico que aclare la responsabilidad de lo sucedido.

“El vigilante pasó un informe que había ocurrido un accidente en horas de la noche con una niña, pero no supe más y nadie nos dijo nada hasta que un medio llamó a la Secretaria de Educación a preguntar por el caso y fue cuando me llamó el secretario de Educación para ver sí necesitaba algo, pero solo eso. Ahora estamos en la salud de la niña, no queremos que quede con secuelas de nada; pero tengo mi abogado con el que más adelante veremos qué tenemos que hacer para que responda quien tenga que hacerlo por lo que sufrió mi hija, porque ella pudo morir”, manifestó Tibaldo.

Los padres de la menor han recibido ayuda de sus amigos y familiares y esperan que en los próximos días les den las indicaciones de la cirugía plástica a la que debe ser sometida la niña, ya que tuvieron que hacerle una incisión mucho más grande para el procedimiento quirúrgico que se le realizó inicialmente.

Con información de: Shirly Domínguez P.

Te puede interesar

Compártelo en: