Nueve balazos y se salvó
El titulo es:Nueve balazos y se salvó
Foto detalle: 
Fachada del Hospital Universidad del Norte.
aldia_web
Andrés Gaitán García

Nueve balazos y se salvó

1.8K

Habitantes del municipio dicen que están en manos del hampa.

Sin fórmulas para combatir los homicidios y la delincuencia que campea a sus anchas por las calles de Soledad parecen encontrarse las autoridades policiales y administrativas del municipio en el arranque de 2020. 

A las 9:30 de la mañana de este miércoles, en la calle 57 con carrera 24, barrio Las Trinitarias, atentaron contra Richard José Sarmiento Uribe, de 41 años, quien recibió nueve disparos: tres en el antebrazo derecho, dos en el izquierdo, uno en el glúteo derecho, uno en la boca, uno en pantorrilla derecha y otro en pierna izquierda.

“Por lo que se ve en el reporte que nos hacen los médicos no tiene ningún tiro mortal, se salvó de milagro”, manifestó un investigador consultado.

Sarmiento Uribe fue trasladado a la Clínica Universidad del Norte, donde recibe atención médica.

El reporte de las autoridades indica que la víctima se encontraba en la terraza de su vivienda, hasta donde llegaron dos sujetos que se movilizaban en motocicleta y sin mediar palabras le dispararon. Los pistoleros huyeron y al cierre de esta edición no habían sido capturados.

Ola de muerte

En Soledad, en 16 días que van de enero han asesinado a 10 personas.

El caso más reciente fue un doble homicidio ocurrido a las 9 pm del pasado lunes, en la calle 34 No. 4B-35, barrio Viña del Rey, donde pistoleros en moto asesinaron al prestadiario John Jairo Quiñónez Caicedo, 26 años, quien recibió nueve disparos.

La balacera también le costó la vida a Yerlis Sofía Núñez Ortiz, de 42 años, ama de casa, casada, con tres hijos (22, 16 y 14 años) y habitante de la vivienda donde sucedieron los hechos.  

El relato indica que Quiñónez Caicedo estaba cobrándole a la mujer y alcanzó a ver a los pistoleros que lo iban a matar. Para salvar la vida se metió en la casa de su clienta e intentó refugiarse en una habitación.

Sin embargo los delincuentes lo asesinaron y la balacera también le arrebataron la vida a Yerlis Sofía, quien trató de refugiarse en la misma habitación.

Pero la racha de asesinatos en el municipio inició el 3 de enero, en el barrio Manuela Beltrán, donde sicarios en moto asesinaron de dos tiros a Luis Carlos Grazziani Pérez.

Al otro día, en el barrio Ferrocarril, mataron a Jader Eduardo Cervantes Oviedo, 28 años, quien estaba hablando con amigos en la esquina de su casa cuando lo balearon.

El tercer homicidio se registró el 5 de enero, en el barrio Villa del Río. Hombres en moto dispararon contra Joel de Jesús Caballero Villareal, 31 años, quien murió en la clínica Adela de Char.

Dos días después mataron a Aldo Luis Tabares Pacheco, 35 años, quien fue sorprendido por dos hombres en moto cuando lavaba una moto.

El 8 de enero, en Villa Soledad, mataron al motocarrista Jaider Junior Rosales Escorcia. Los familiares informaron que a la víctima le habían  hurtado el motocarro, un celular y sus documentos personales.

Y el pasado jueves, a las 8:20 pm, en una zona enmontada del barrio El Manantial, ubicada en la carrera 13 con calle 78C1, unas personas que, al parecer, estaban “consumiendo droga” fueron baleadas desde una camioneta de color blanco.

En el atentado murió un hombre de aproximadamente 30 años, al parecer de nacionalidad venezolana, contextura delgada, tez blanca, quien recibió un balazo que le entró por la espalda y se le alojó en el pecho.

En la balacera quedaron heridos Diego Quintero Sepúlveda, de 22 años; Edgardo Cano Castro, 20; y Brandon Rolando Meza, 22.

Hasta la fecha el cadáver del ciudadano venezolano permanece sin identificar en Medicina Legal.

Una hora después, a las 9:20 p.m., en la calle 54 con carrera 12A, barrio Ciudadela Metropolitana, asesinaron a tiros José Gregorio Riascos Peñalosa, 35 años, quien iba caminando y fue interceptado por un pistolero que se movilizaba a pie y sin mediar palabra le disparó en el pecho.

Casi al mismo tiempo ocurrió el tercer homicidio, en la calle 49 con carrera 2, barrio San Vicente.

El reporte policial señala que, presuntamente, dos personas iban “a comprar droga en la llamada ‘Olla de Leidy’” y fueron interceptados por dos sujetos en motocicleta, quienes les dispararon sin mediar palabra.

En el lugar murió Walter Jesús Niebles Arrieta, 27 años, con un disparo en la espalda con salida en el tórax. En la balacera quedó herido Jhon Jairo Paredes Arana, 32 años, quien recibió cuatro tiros: tres en las piernas y uno en el brazo derecho.

Te puede interesar

Compártelo en: