Ponen la lupa por quemados e intoxicados en Barranquilla
El titulo es:Ponen la lupa por quemados e intoxicados en Barranquilla
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

Ponen la lupa por quemados e intoxicados en Barranquilla

144

Autoridades permanecen en alerta tras el balance negativo de la Noche de Velitas.

Pese a que la niña de cinco años que ingirió fósforo blanco (traqui traqui) durante la celebración de la Noche de Velitas en Barranquilla se encuentra estable, el peligro aún no ha pasado.

Así lo aseguró el médico toxicólogo Agustín Guerrero, quien explicó a este medio el estado médico de la menor que se encuentra recluida en la unidad de cuidados intensivos de la Clínica General del Norte.

De acuerdo con el especialista, el tipo de intoxicación que presenta la menor evoluciona en tres estados o períodos, el primero se da cuando el tóxico ingerido se encuentra en el tubo digestivo, y como es corrosivo provoca náuseas, ardor en el estómago, a veces diarreas y hasta dolores abdominales. Estos síntomas, según Guerrero, pueden durar de 12 a 24 horas.

“Después sigue un período en el que el tóxico pasa del tubo digestivo a la sangre; en este período desaparecen los síntomas, la persona se pone asintomática, aparentemente ya está bien, pero el médico que no sepa cómo evoluciona o los familiares, creen que todo va bien; después de este período que dura de 48 a 72 horas, el tóxico pasa de la sangre a los tejidos, pero el tejido que más afecta es el hígado, casi siempre le causa  una insuficiencia que lo lleva a un coma hepático”, explicó el toxicólogo.

Afirma que ese tipo de intoxicación no tiene tratamiento específico ni tampoco antídoto, por lo que se va tratando de acuerdo a como se vaya presentando.

“Fuera de peligro no está, este tipo de intoxicación siempre es grave y de pronóstico reservado; se necesita un período de siete a diez días como mínimo para poder dar un verdadero diagnóstico hasta cuando realmente no presente ninguna alteración. Ahora mismo se está realizando una serie de protocolos para el manejo que se está haciendo para proteger el hígado para impedir que el tóxico le haga daño”, aseguró el médico.

Finalmente Guerrero dijo que hay pacientes que incluso, pasado este tiempo, pueden presentar daño hepático por la forma en cómo actúa el fósforo.

Icbf inició investigación

Al mismo tiempo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar abrió indagación por la menor intoxicada con fósforo blanco y el bebé de dos meses de nacido que resultó quemado en su rostro con luces de bengala.

Una comisión del ICBF llegó la mañana de ayer a la clínica La Merced, donde se encuentra recluido el pequeño que presenta quemaduras de segundo grado en su rostro.

El menor fue ingresado a la clínica en horas de la tarde-noche del domingo y permanece bajo observación médica para verificar la evolución de la salud.

Los familiares que esperaban en las afueras de la clínica información sobre el estado de salud de la menor no quisieron pronunciarse. Sin embargo, informaciones entregadas a este medio indican que el hecho habría ocurrido en el barrio San Isidro, donde residiría el menor junto a sus padres.

De igual forma se conoció otro caso de un adulto mayor que también resultó afectado durante la festividad de la Inmaculada Concepción.

De acuerdo con la información entregada por las autoridades, el número de afectados aumentó a ocho, entre ellos la menor de dos meses y una niña de cinco años intoxicada.

En el país van 94

Entre sábado y domingo, 94 personas resultaron lesionadas en todo el territorio nacional por causa de la pólvora, según reveló ayer el Instituto Nacional de Salud (INS).

El sábado, cuando se celebró la noche de las velitas, fueron 58 los heridos y el domingo, 36, la mayoría de ellos como consecuencia de la manipulación de la pólvora (65 %), aunque dos de cada 10 heridos han sido espectadores, tal como se ha determinado en el periodo de vigilancia intensificada que adelantan las autoridades sanitarias.

Valle del Cauca, con 17 víctimas; Antioquia, con 14; Bogotá, también con 14, y Cauca, con 12, son las entidades territoriales con mayor número de heridos.

Sin embargo, cabe resaltar que al comparar las cifras de este diciembre con la misma fecha del año pasado se registra un descenso del 29 por ciento (135 versus 190), y en el segmento de menores de edad la caída es del 42 por ciento (81 versus 47).

El ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, llamó la atención para que no se baje la guardia e insistió en el mensaje de que todo uso de la pólvora es peligroso.

¿Qué hacer con una quemadura?

La recomendación más importante de las autoridades es la más simple: para evitar quemaduras no manipule pólvora.

Los especialistas recomiendan no utilizar remedios caseros y poner la zona afectada debajo del chorro de agua fría o tibia, sin usar hielo ni ninguna otra sustancia porque solo empeorarán la herida y harán más difícil el tratamiento médico.

Si hay prendas adheridas no deben ser despegadas de la zona sino cubrir con toallas o compresas frías y acudir lo más rápido posible al servicio de urgencias para recibir el tratamiento adecuado.

Las quemaduras que no han sido tratadas después de las primeras 24 horas también comienzan a tener riesgos debido a que se pueden infectar y por eso es necesario acudir a urgencias lo más rápido posible.

Las quemaduras pueden dejar secuelas como cicatrices hipertróficas, queloides, bridas cicatriciales, secuelas físicas, estéticas funcionales y psicológicas, alteraciones de la sensibilidad, entre otras con repercusión importante para el paciente y familiares.

¿Qué no hacer?

Muchas personas aún ponen en uso remedios caseros cuando alguien se quema, sin saber que pueden ser perjudiciales.

No use jabones con blanqueador, no utilice soluciones diferentes al agua, como leche, sábila, yogur, huevos, vinagre, alcohol o bicarbonato de sodio.

No frote o “refriegue” la herida. Si la quemadura es por ácido, no sumerja al paciente en agua (piletas, tanques o recipientes llenos de agua), pues la sustancia se puede mezclar y continuar quemando.

 

Te puede interesar

Compártelo en: