¡Se enfrentó a dos policías y terminó con dos balazos!
El titulo es:¡Se enfrentó a dos policías y terminó con dos balazos!
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

¡Se enfrentó a dos policías y terminó con dos balazos!

6.5K

En Villas de La Cordialidad, Barranquilla.

Al mediodía de este domingo una fuerte discusión se desató en el interior de un apartamento ubicado en uno de los bloques en Villas de La Cordialidad, en el municipio de Galapa, área Metropolitana de Barranquilla. Tras los constantes gritos de una mujer, la comunidad se comunicó con la línea de emergencia 123 de la Policía Nacional.

Para atender el llamado de los vecinos llegaron dos uniformados de la institución, quienes trataron de controlar a un hombre que estaba aparentemente bajo los efectos del alcohol y que, al parecer, estaba agrediendo física y verbalmente a su mamá que es discapacitada.

En ese momento, aseguraron las autoridades, Anderson Enrique García García, de 25 años, recibió a los policiales con un destornillador y agredió a uno de los patrulleros en su espalda con el arma cortopunzante. El procedimiento demoró varios minutos y García terminó reducido por dos disparos: uno en la ingle y otro en el glúteo derecho.

Los moradores del bloque donde ocurrieron los hechos empezaron a lanzar botellas de vidrio contra los policías para evitar la captura del hombre que fue finalmente trasladado hasta la Clínica San Ignacio, donde se recupera de las lesiones bajo custodia de las autoridades.

Ahora deberá responder por el delito de agresión contra servidor público.

“Esos policías no tienen experiencia”

Tras conocer los hechos, un equipo periodístico de AL DÍA llegó hasta el lugar donde se presentó el procedimiento policial para dialogar con los testigos y Ruby García, mamá del hombre que resultó con las heridas, aseguró que los dos policías que atendieron el caso “no tienen experiencia porque son recién graduados”.

“Mi hijo estaba discutiendo conmigo porque yo le dije que dejara de tomar licor y que se bañara, pero no le gustó y se fue para abajo (viven en un cuarto piso). En medio de la borrachera le arrancó la placa a la moto y por eso llevaba el destornillador y un cuchillo. La misma gente le avisó a la Policía y cuando vinieron lo encontraron exaltado y con los dos elementos allá abajo”, dijo la mujer.

Al tiempo, García sostuvo que, al parecer, los policiales no tuvieron el manejo adecuado del caso que estaba ocurriendo.

“Mi hijo Anderson iba bajando con el punzón y ellos le dijeron que lo soltara, pero él les respondió que por qué si no estaba haciendo nada y fue cuando se presentó el enfrentamiento porque esos policías que no tienen experiencia llegaron apuntándole a todo el mundo con el arma. Anderson quedó ahí tirado y después fue que vinieron a recogerlo, casi le dan a una tubería de gas y lo que hubiera pasado habría sido peor”, agregó.     

Te puede interesar

Compártelo en: