A taxista le propinaron ocho puñaladas para robarle el producido
El titulo es:A taxista le propinaron ocho puñaladas para robarle el producido
Anuncio
Foto detalle: 
Luwing Alfredo Echeverría Torres, taxista de 55 años, asesinado. | Al Día
aldia_web
Andrés Gaitán García

A taxista le propinaron ocho puñaladas para robarle el producido

897

Dos capturados por asesinato de taxista.

De luto se encuentra el gremio de taxistas en Barranquilla y su Área Metropolitana por el asesinato de Luwing Alfredo Echeverría Torres, de 55 años, apuñalado dentro de su carro durante un atraco que ocurrió entre 1:00 y 2:00 de la madrugada de ayer en la calle 72 con carrera 22B, barrio Nueva Colombia.

El reporte policial indica que una pareja paró el taxi que manejaba la víctima, de placas SXP-201, afiliado a la empresa Auto Taxi, y le solicitó una carrera a Nueva Colombia. Al llegar al sitio antes señalado lo atracaron, y como el taxista se les resistió a sus intenciones le pegaron ocho puñaladas y huyeron. Una patrulla de la Policía fue alertada por un vecino que vio todo, y tras una corta persecución interceptaron a la pareja.

Al observarlos de cerca los uniformados descubrieron que ambos, hombre y mujer, tenían la ropa con manchas de sangre y al revisar el taxi encontraron a Echeverría Torres desangrándose y agonizando.

Los uniformados detuvieron a la pareja, y al verificar sus documentos los identificaron como Deckerson Junior Erazo Jaguar, de 20 años; quien registra dos anotaciones judiciales por hurto de fechas 8 de septiembre de 2017; y la otra cuatro días después, 12 de septiembre del mismo mes. La mujer es una adolescente de 16 años, cuya identidad se mantiene en reserva por disposiciones legales.

El taxista murió una hora después del ataque a puñal en el hospital de La Manga. El coronel Engelbert Grijalba Suárez, comandante operativo de la Policía, informó que Erazo Jaguar estaría usando a la joven como instrumento para delinquir; sin embargo los dos serán judicializados por homicidio y hurto agravados.

Erazo Jaguar bajo las disposiciones del Código Penal y la muchacha con el Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes.

VAN 3 TAXISTAS ASESINADOS

Luwing Alfredo Echeverría Torres es tercer taxista asesinado en lo corrido de este año en Barranquilla, y el primero que muere durante un atraco ligado con su actividad. “A los otros dos los mataron por asuntos personales, pero al compañero Luwing sí lo apuñalaron mientras trabajaba porque no se dejó atracar”, se lamentó ayer Jorge Guerrero, vocero de Sinchotaxis, sindicato de taxistas.

Guerrero agregó que el año pasado fueron asesinados ocho taxistas, en 2016 fueron 12 y en 2015, 16. “Vemos que las estadísticas han ido bajando año tras año, pero todavía falta trabajar más, que los controles en los puntos críticos sean permanentes y no solo los implementen cuando matan a un taxista, durante los 15 días siguientes al homicidio y luego todo vuelve a la normalidad”, clamó el vocero gremial.

Guerrero afirmó que en Barranquilla existen zonas de alto riesgo para los profesionales del volante, sobre todo para aquellos que trabajan de noche, “cuando una carrera no se puede despreciar, porque salen muy pocas”.

Los puntos críticos referidos por el vocero de Sinchotaxis son: el barrio Nueva Colombia, Carlos Meisel, La Pradera, los sectores aledaños a la Circunvalar por los lados del llamado tobogán de Campo Alegre, el barrio Las Estrellas y Las Colinas, la Loma del Peligro y 7 de Abril.

También las carrera 32 y 33 por los lados del Puerto de Barranquilla, ciertas zonas del Centro de Barranquilla y sectores de Soledad como La Central, las Villas y las inmediaciones de Granabastos.

‘MI PAPÁ IBA A VOTAR POR PETRO’

En Medicina Legal, esperado que les entregaran el cuerpo de su papá, Sergio Torres, hijo de Luwing Alfredo, recordó que habló por última vez a su “viejo” el domingo en la noche, antes de que se fuera a trabajar con el carro.

“Vimos los resultados de las votaciones, y me dijo que teníamos que en segunda vuelta volver a votar por Petro, ‘porque este país necesita un cambio’. Luego se fue y en la madrugada nos llamaron a decirnos que lo habían matado en un atraco”, se lamentó Sergio.

Luwing Alfredo llevaba 23 años trabajando como taxista en Barranquilla y vivía con su familia, esposa y cinco hijos, en la calle 8 con carrera 11, barrio La Ermita del municipio de Tubará. Le gustaba trabajar de noche porque “ganaba más”.

Te puede interesar

Compártelo en: