Tengo compañera sentimental y tres hijos: revela el cura José Chadid, alcalde electo de Tolú
El titulo es:Tengo compañera sentimental y tres hijos: revela el cura José Chadid, alcalde electo de Tolú
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Anuncio
Foto detalle: 
El sacerdote José Chadid Anachury, alcalde electo de Tolú, Sucre.
aldia_web
Redacción ALDIA

Tengo compañera sentimental y tres hijos: revela el cura José Chadid, alcalde electo de Tolú

3.2K

La historia del electo mandatario del municipio sucreño empezó a escribirse a finales de julio, cuando dejó la tranquilidad del templo para ir a barrios y corregimientos no a evangelizar a sus devotos, sino a buscar votos.

La vida del alcalde electo de Tolú se convirtió en los últimos tres meses en la revelación del departamento de Sucre. No solo porque es la primera vez que aspiraba, sino porque se trata de un sacerdote que dejó la sotana tras 27 años de ministerio.

Y en medio de todas estas sorpresas, una más, aunque él no la catalogue así: tiene tres hijos y compañera sentimental con la que desea casarse.

Esta historia poco común empezó a escribirse a finales de julio, cuando José Chadid Anachury se destapó en campaña política. Dejó la tranquilidad del templo para ir a los barrios y corregimientos más apartados del puerto turístico –donde ejercía su ministerio en la parroquia de La Ascensión del Señor–, no a evangelizar a sus devotos, sino a buscar votos.

El padre José, como también lo llaman, había estado tocado por la política en otras poblaciones, como San Pedro y San Benito, donde fue párroco, pero en Tolú, el pueblo cercano a su natal San Onofre, se atrevió no solo a esto sino a hacer público que había traicionado a la Iglesia, “no a Dios”, y así se lo reconoció ayer a este medio en la entrevista.

“Los hijos son la herencia que da el Señor. Yo di unos votos de ser fiel, pero le fallé a la Iglesia y no a Dios. No seré el primero ni el último en tener una pareja. A mis hijos nunca los he negado, todos están registrados, tampoco los he escondido y mucha gente lo sabe; lo que ocurre es que uno no puede salir a gritar que es sacerdote y tiene uno, dos o tres hijos. Tampoco creo que sea el pecado más grande porque en las demás congregaciones religiosas los líderes espirituales son casados; incluso en el Medio Oriente hay sacerdotes casados. Esto debería replantearse porque me considero un buen sacerdote, no pueden decir que soy malo por tener hijos”, señala.

Sobre este tema el ahora alcalde de Tolú abre un camino del que no se habla en Sucre y de paso le propone a la Iglesia que, cuando él termine su período como mandatario, le permita seguir siendo sacerdote con su familia y su hogar, pero eso aún no lo ha abordado con el obispo José Clavijo Méndez, de quien aseguró conocía con antelación de su situación, es decir, que tenía una compañera e hijos. Por eso, añade, en varias oportunidades monseñor le pidió que definiera su situación para que le dedicara el tiempo a sus hijos, que lo necesitaban. “La Iglesia y mi obispo fueron comprensivos conmigo”.

“Le regalé 27 años a la Iglesia y ahora le voy a regalar tiempo a mis pelaos: Josué David, José Elías y María Fátima”.

El padre Chadid reconoce que el tener hijos ejerciendo el sacerdocio no le fue fácil al principio ni con su familia, en especial con Marianela, su hermana monja, pero después lo comprendieron y desde entonces lo apoyan.

Chadid aconseja a sus hermanos del clero, entre ellos algunos de la Diócesis de Sincelejo, que tienen una situación similar a la de él, que sigan siendo buenos sacerdotes. “La Iglesia tiene disciplina, pero ojalá y Dios nos dé la posibilidad de ser sacerdotes casados. La Iglesia no desprecia a ninguno de sus hijos y menos si trabajan con amor”.

El político

Desde el plano político y como eslogan de su campaña se la jugó con “Tolú sí tiene cura”, pero cuando se le pregunta cuál es esa cura no vacila en decir: “Está en todos. Cuando nos ‘concienticemos’ de que debemos querer a Tolú. Allí está la cura, en ponerle a Tolú todo lo que requiere para sacarlo adelante”.

Aunque en el debate electoral se enfrentó a candidatos conocidos en la arena política y a la maquinaria, él asegura que derrotarlos a ellos no fue obra de él, sino del mismo pueblo que “se cansó de esa maquinaria”.

“El pueblo no aguantaba más y creyó en la campaña ‘Tolú sí tiene cura’, desde la honestidad, la transparencia y la austeridad, porque quienes trabajaron en mi campaña nunca esperaron dádivas sino que apostaron para transformar la historia de Tolú desde el amor y el servicio. Me considero el verdadero alcalde popular”, manifiesta, y promete dar más por este pueblo porque, pese a que le ofrecieron 200 millones de pesos para que entregara por anticipado el manejo del hospital, no lo permitió.

“Tengo el hospital y todas las secretarías libres de cualquier compromiso y por eso puedo elegir a las personas idóneas para dirigir a Tolú”.

El electo mandatario aclara que quien mandará en los próximos 4 años en Tolú es él y no su hermano, el exdiputado Juan Manuel, de quien sostiene que tendrá a su lado para que lo asesore. “Y no permita que me enrede y vaya al abismo. Estará conmigo dándome luces”, advierte, al tiempo que le reitera a los toludeños que él no los va a defraudar.

Chadid anota que la Iglesia y la política son, en esencia, lo mismo, y que lo que cambia es el escenario, porque en ambos prevalece el servicio, pero ahora dirigirá a toda una comunidad.

Sin tapujos, revela que la gestora social será Katherine Urzola, madre de sus tres hijos, el mayor, de 13 años.

No se opone a que, a partir de este 1°de enero, lo llamen padre o alcalde, pero prefiere que le digan padre cuando vuelvan a ver los buenos frutos por Tolú: “Porque voy a generar vida por Tolú y me pueden seguir diciendo padre”.

Promete organizar la casa, sanear y dotar el hospital, optimizar sus servicios, mejorar la seguridad y, con esto último, proyectar mejor desde el turismo a Tolú para que haya más empleo.

Te puede interesar

Compártelo en: