“Tengo ganas de tirar la toalla”: patrullera que intentó matarse
El titulo es:“Tengo ganas de tirar la toalla”: patrullera que intentó matarse
Foto detalle: 
La patrullera Sánchez permanece recluida en un centro asistencial, y su condición de salud es estable.
aldia_web
Redacción ALDIA

“Tengo ganas de tirar la toalla”: patrullera que intentó matarse

1.8K

El hecho ocurrió en la Estación de Policía de Fonseca

“Qué triste es que por más que te esfuerces en tu trabajo hay personas a las que no les agrada tu trabajo, me siento desanimada con ganas de tirar la toalla”, fue la frase que escribió hace solo tres días en su cuenta de Facebook, la patrullera de la Policía Yuri Yuraini Sánchez, quien en un estado de alteración se hirió a sí misma con arma blanca en la estación de servicio del municipio de Fonseca.

En uno de los comentarios, uno de sus contactos, también miembro de la institución, le dice “¿Tú, hablando así? tú eres una de las mujeres más verracas y luchadoras que se ha esforzado por estar donde está. Yo soy testigo de todo y sé que Dios te tiene para grandes cosas, no te dejes llevar por esas malas personas que hacen nuestro ambiente laboral un desastre”.

La uniformada, quien cuenta con 32 años, es casada y tiene una pequeña hija. Se causó las heridas en las piernas, alrededor de las seis de la tarde del jueves, según informó el Comando de la Policía de La Guajira en un comunicado.

La institución aseguró que  investiga en qué circunstancias ocurrió este hecho que fue descubierto por el comandante de guardia de esa estación.

Igualmente, que la institución le ha ofrecido acompañamiento a la patrullera con personal especializado para establecer qué pasó. Yuri se encuentra en estable, pero permanece en observación, de acuerdo con el reporte médico.

Anterior caso de suicidio

Hace diez meses, allí mismo, se produjo la muerte de la patrullera Ángela Ospino Villegas, de 28 años, quien era la encargada de la jefatura de información y seguridad de la Estación de Policía de Fonseca.

En septiembre del año pasado, Ospino estaba en su puesto de trabajo, se dirigió al baño que se encuentra cerca de la entrada de la Estación y accionó el arma oficial. Cuando sus compañeros oyeron el disparo de inmediato la auxiliaron y la llevaron al centro asistencial, donde falleció.

La joven dejó una carta a su familia, en la que decía entre otras cosas: “Mamá, te pido, por favor, que no estés triste. Desde hace años sabes que mi vida es un infierno y, pues sí, hubo una situación que fue el detonante para que yo tomara esta determinación. Perdóname por no poderte ayudar tanto, como eran mis deseos, pero ya no tengo fuerzas para seguir”.

 

Te puede interesar

Compártelo en: