Un vecino casi lo mata por podar un árbol frente a su casa
El titulo es:Un vecino casi lo mata por podar un árbol frente a su casa
Foto detalle: 
Arnol Espriella, de 60 años fue agredido brutalmente.
aldia_web
Redacción ALDIA

Un vecino casi lo mata por podar un árbol frente a su casa

461

El agresor le lanzó en la cabeza una piedra, dejándolo inconsciente por varios segundos.

En medio de un acto de intolerancia, Arnol Espriella, de 60 años, recibió múltiples agresiones por parte de un vecino que no soportó la idea que podaran un árbol frente a su vivienda sin su permiso.

Según la víctima, el ataque sucedió cuando se reunió con varios amigos en un sector ubicado entre la cuarta y sexta etapa del barrio Nuevo Bosque, y uno de ellos decidió podar varios árboles de la zona verde aprovechando que tenía un machete, ya que por las noches se convertía en foco de delincuencia por la oscuridad que generaban las frondosas ramas.

Cuando uno de los vecinos del sector se dio cuenta que un árbol que se encontraba frente a su casa se encontraba dentro de los que habían sido podados mostró su insatisfacción y comenzó a agredir verbalmente a todos los que se encontraban presentes, señalando a Arnol de haber dado la orden para cortarlo.

El hombre, de avanzada edad, se defendió afirmando que él no era el culpable y que todo era por el bien de la comunidad, pero minutos después su vecino identificado como Hernando Luis Martínez Sosa, se armó con una gran piedra y se lanzó en la cabeza a Arnol, dejándolo inconsciente por varios segundos.

No conforme con el hecho, el agresor siguió atacando a su víctima provocándole varias heridas en su rostro y otras partes del cuerpo. Otros residentes de la zona al ver la confrontación decidieron dar aviso a la Policía para evitar una tragedia, pero cuando los uniformados se presentaron Martínez Sosa les dijo que un grupo de señores habían intentado lincharlo y él se defendió, pero las autoridades tras realizar entrevistas le dieron la razón a Arnol.

Los habitantes del barrio esperan que estos actos de intolerancia no se vuelvan a repetir ya que ese sector de la ciudad se caracteriza por ser tranquilo y por el buen trato entre sus residentes. Mientras la víctima, por su parte, interpuso la respectiva denuncia contra su agresor y espera que la justicia ejerza su labor.

Con información de: María Victoria Díaz Payares.

Te puede interesar

Compártelo en: