Una bala perdida acabó con la vida de un bebé venezolano
El titulo es:Una bala perdida acabó con la vida de un bebé venezolano
Foto detalle: 
En este lugar del barrio Ciudad Paraiso en Soledad ocurrió la muerte del niño. | Al Día
aldia_web
Andrés Gaitán García

Una bala perdida acabó con la vida de un bebé venezolano

501

El menor y sus padres llegaron a Barranquilla huyendo de la mala situación.

Un caso lamentable, de esos que arrugan el corazón, ocurrió en el barrio Ciudad Bolívar, en Soledad. Un niño de 1 año y 8 meses de edad murió al ser impactado en el abdomen por una bala perdida.

El menor se llamaba Matías Moisés Mendoza Fuente, era venezolano y había llegado a Colombia hace un mes con su mamá, Lilibet Fuente Mayor. Luz Mar Meléndez, prima del niño, relató que Lilibet y su esposo, Jean Pierre Mendoza, estaban sentados en la terraza de la casa donde viven, carrera 8A con calle 45, y de repente en el sector se formó una balacera en la que ellos nada tenían que ver.

La pareja corrió hacia el interior de la vivienda con el niño en brazos, pero al ingresar al inmueble descubrieron que el infante había sido impactado por una bala en el estómago. Efraín Peña, un vecino que maneja motocarro, los llevó hasta el hospital Adela de Char, en Soledad, donde le prestaron los primeros auxilios y lo remitieron a la clínica Adela de Char, en Barranquilla.

Aquí el bebé murió a las 4:30 de la madrugada de ayer. “Pedimos que se haga justicia porque a pesar de que nosotros somos venezolanos, no significa que no nos tengan que dar justicia”, afirmó Luz Mar Méndez, apesadumbrada. El reporte de la Policía indica que dos pistoleros en moto increparon a un grupo de consumidores de droga que estaba cerca de un arroyo, y tras un breve cruce de palabras les dispararon.

Una de estas balas fue la que alcanzó a Matías Moisés. “Es vergonzoso lo que está pasando en Soledad, la inseguridad permanente que tenemos que soportar por acá, muy poco se ve un policía y ahora un niño murió”, afirmó Efraín Peña, el hombre que auxilió al menor y a sus papas.

Luz Mar Meléndez, pariente del infante fallecido, agregó que no tienen dinero para costear el entierro. “Nos venimos de Venezuela huyendo de la mala situación, y vea lo que nos ocurrió acá”, se lamentó.

El papá del niño, Jean Piere Mendoza, llegó a Barranquilla hace tres meses y vive de lo poco que gana trabajando en oficios varios. Mientras que Lilibet, la mamá del niño, apenas lleva un mes en la ciudad y no tiene trabajo.

Las personas de buen corazón que quieran ayudar a esta familia que está pasando momentos muy difíciles, puede llamar al número celular 302 3132086 y hablar con Luz Mar, prima del niño asesinado.

OLEADA CRIMINAL

En lo corrido del año han asesinado a 48 personas en Soledad. El caso más reciente fue Dionisio Solano, asesinado en inmediaciones del Terminal de Transportes. Le sigue Mario Junior Alandate, asesinado en el barrio Renacer.

Y el sábado pasado mataron a Duberney Díaz Fonseca, en Ciudad Paraíso. La ciudadanía sigue inerme ante la delincuencia desbordada.

Te puede interesar

Compártelo en: