Este es el relato del taxista que fue testigo del asesinato de un hombre en B/quilla
El titulo es:Este es el relato del taxista que fue testigo del asesinato de un hombre en B/quilla
Foto detalle: 
El taxista contó que conoce bien a Pérez y a Valencia por su trabajo como agentes de tránsito | Archivo
aldia_web
Redacción ALDIA

Este es el relato del taxista que fue testigo del asesinato de un hombre en B/quilla

5.5K

El ‘Boxeador’, quien no se había bajado del taxi, llamó a los policías y los invitó a que se fueran con él a su casa, porque allá nadie “los iba a joder”, y luego miraban cómo conseguían para el trago.

Durante la audiencia de imputa­ción de cargos en el Juzgado 2o. Penal Municipal, John Jairo Co­neo Guerrero, alias el ‘Boxeador’, reconoció haber asesinado a Héc­tor Carlos Boneo Cabrera, el pasado Jue­ves Santo en el barrio Santuario, en Ba­rranquilla. El relato del fiscal Rodrigo Restrepo Yepes recogió el testimonio del taxista que transportó a Coneo Guerrero y a los agentes de la Policía de Tránsito, patrullero Luis Alberto Pérez Del Río; y subintendente Deivis Valencia Contre­ras, también implicados en el homicidio.

Ver: “Yo soy bandido, los sapos son los policías”: el confeso asesino de un hombre en B/quilla

Héctor Carlos Boneo Cabrera, víctima.

El taxista contó que conoce bien a Pérez y a Valencia por su trabajo como agentes de tránsito, y ese Jueves Santo, como a las 6:00 a.m., los vio salir del club nocturno Cosmo Blue, en la carrera 45 entre calles 44 y 45, Centro de Barranquilla.

El patrullero Pérez llevaba una pis­tola en la mano, iba con Valencia y con Coneo Guerrero, alias el ‘Boxeador’, o el ‘Box’, un reconocido fletero y asaltan­te de casas y cliente habitual del centro nocturno. “En el Centro todos saben quién es él, le dicen el ‘Box’ porque durante su juven­tud fue boxeador. Hace ocho años una de sus víctimas lo baleó durante un atraco y le quedó una cicatriz enorme que le cru­za todo el estómago”, afirmó el taxista.

Según el  relato del Fiscal, se co­noció que durante la tarde y la noche del Miércoles Santo y la madrugada del Jue­ves, el ‘Boxeador’ y los dos policías estu­vieron tomando licor que mezclaron con bastante cocaína y pastillas psiquiátri­cas. Sin embargo, el taxista no tuvo mie­do de ofrecerles la carrera cuando los vio salir amanecidos y armados, porque los conocía. El destino que le indicaron fue la casa de Valencia, carrera 7H con calle 52, barrio El Santuario. En el camino Valencia sacó el arma e hizo un disparo al aire.

Al llegar la vivienda la mujer de Valen­cia no les abrió, porque los vio con el ar­ma e incluso los amenazó con llamar a la Policía para que se las quitara. Pérez y Valencia se marcharon y toca­ron la puerta de un vecino para armar la parranda, pero el tipo tampoco les hi­zo caso porque también les vio el arma a través de la cortina, cuenta el taxista.

Los agentes se dirigieron luego a la tienda de la esquina, y trataron de empe­ñar la pistola por una botella de ron,  pero el ‘cachaco’ les sacó el cuerpo y les negó la negociación. Entonces el ‘Boxeador’, quien no se había bajado del taxi, llamó a los policías y los invitó a que se fueran con él a su casa, porque allá nadie “los iba a joder”, y luego miraban cómo conseguían para el trago.

Coneo le dio la dirección al taxista, carrera 8 con calle 35A, barrio La Magdalena; y emprendieron el ca­mino, pero en la calle 48 con carrera 7C, barrio Santuario, se suscitó el incidente tonto con Héctor Carlos Boneo Cabrera, quien no tuvo cuidado al cruzar la calle y por poco es arrollado por el taxi en el que iban Coneo y sus dos amigos policías.

Patrullero Luis Alberto Pérez Del Río.

El frenón dio origen a un cruce de in­sultos entre los ocupantes del carro y el peatón. Pérez sacó el arma por la venta para intimidar a Boneo Cabrera, pero es­te no se amedrentó y trató de quitársela.“Valencia le dice (a la víctima): ‘¿Quie­res que te pegue un tiro’? En ese momen­to el ‘Boxeador’ le pide la pistola a Valen­cia, y le dice: ‘Pásamela a mí, que yo sí se lo pego’”, relató el fiscal del caso en la audiencia en la que le dictaron asegura­miento al patrullero. ‘El Boxeador’ se bajó del taxi con el ar­ma en la mano, al tiempo que Pérez lo in­citaba a que disparara. Después de balear a Héctor Carlos el ‘Boxeador’ regresó al taxi, y Pérez le di­jo al taxista, “Dale, tranquilo, que nadie vio nada”.

Subintendente Deivis Valencia Contreras.

¿QUIERES QUE TE PEGUE UN TIRO?

Pero el taxista se empezó a quejar por el asesinato, y el ‘Boxeador’ le reviró: “¿Te vas a ir de sapo, quieres que te pe­gue un tiro y cojamos otro taxi?” La in­tervención de Pérez salvó al conductor. “Hey cálmate, él es mi amiguito y no va a decir nada”, le dijo el policía a Coneo.

Al llegar a la Magdalena el subinten­dente Valencia se quedó con el boxeador , y el patrullero Pérez acompañó al taxista a esconder el vehículo en un parqueade­ro situado en la calle 33 entre carrera 7 y 8, luego se fue en otro taxi.

Al quedar solo el taxista estaba muy asustado, y buscó el consejo de una abo­gada de la empresa donde trabaja, quien le recomendó contar todo a las autorida­des. El fiscal Restrepo recalcó que el re­lato del taxista coincide perfectamente con las grabaciones de las cámaras de seguridad de Cosmo Blue, y los videos de seguridad de las cámaras ubicadas en la esquina donde ocurrió el homicidio. El intendente Contreras y el patrullero Pérez fueron capturados y permanecen en la Cárcel para servidores públicos de Sabanalarga mientras empieza su juicio oral. Ninguno se allanó a los cargos por homicidio agravado y porte ilegal

Te puede interesar

Compártelo en:
Aquí se habló de:
Construido para ti con info de: