La historia detrás del asesinato de Merly: su esposo es ‘expara’ y tenía conexiones con el caso de Silvia Gette
El titulo es:La historia detrás del asesinato de Merly: su esposo es ‘expara’ y tenía conexiones con el caso de Silvia Gette
Foto detalle: 
Merly fue asesinada de cinco balazos mientras se encontraba en su negocio | Cortesía
aldia_web
William Colina Páez

La historia detrás del asesinato de Merly: su esposo es ‘expara’ y tenía conexiones con el caso de Silvia Gette

4.7K

El nombre de la mujer aparece en una declaración juramentada de su pareja alias 'Saya'.

Merly Gutiérrez Angarita, la agra­ciada rubia de ojos claros que atendía la frutera La Cosecha y que fue asesinada a las 11 de la mañana de este viernes en el barrio Los Girasoles; era pareja de Sergio Luis Rodríguez Alemán, alias ‘Saya’, expara­militar del Bloque Norte de las Auc, preso en la cárcel Modelo.

Tras el crimen AL DÍA conoció en exclu­siva que el nombre de la mujer aparece en una declaración juramentada que el ‘ex­para’ rindió en mayo de 2016 ante la Fisca­lía Décima Delegada, y en la que se citan los nombres de la exrectora de la Univer­sidad Autónoma del Caribe, Silvia Gette Ponce y María Paulina Ceballos, dentro de la investigación por la muerte de Fer­nando César Cepeda Vargas, ocurrida en agosto de 2003. Pero, además, este ‘explo­sivo’ documento registra que alias ‘Saya’ presentó en ese momento una novedad ante la Fiscalía, y fue el señalamiento en contra de la investigadora de esa institución Marta Lucía Pinilla Díaz, encargada del caso Cepeda. En el texto de 11 pági­nas de extensión, el ‘expara’ afirma que Pinilla Díaz le habría entregado al menos $30 millones, los cuales se dieron de ma­nera fraccionada con la finalidad de que “se eximiera de responsabilidad a Silvia Gette Ponce, y en su lugar se inculpara a María Paulina Ceballos por la muerte de su esposo Fernando Cepeda”.

Merly Gutiérrez Angarita, la mujer ase­sinada, sería la que habría recibido parte de ese dinero, según manifiesta en la de­claración su pareja. “A mí me da el núme­ro de Marta Pinilla es Julio Peña (alias ‘El Chiqui’), y me dice que me comunique con ella, porque ella me va a hacer una entre­vista a mí. Yo la llamo, me identifico, ella me dice que necesitaba hablar conmigo, que me iba a hacer una entrevista, ella me dijo que por teléfono no habláramos nada (…)”.

Continúa diciendo ‘Saya’ que “la entre­vista fue acá en la Modelo, ella dijo que estaba interesada en este caso (…). Yo le dije que sí, tenía unas informaciones, pero la información que yo le di eran unas infor­maciones falsas, acordadas, negociadas, ella sabía que eran falsas (…). Después de la diligencia, ella me dijo que cooperara con estas informaciones que a mí me iban a dar un dinero y una casa, ella me dijo que la ayuda económica viene de Silvia Gette, no sé qué tan cierto era eso, ella me dijo que cómo hacía para entregármela, me di­jo que si podía entrar la plata acá, yo le dije que no, que lo mejor era que se le diera a alguien de confianza mía, como por ejem­plo Merly Gutiérrez Angarita (…)”.

En el texto alias ‘Saya’ señala: “Aclaro, ella no sabía nada de eso, yo simplemen­te la llamaba y le decía que recibiera, en­tonces le doy el teléfono de Marta a mi esposa, mi esposa la llama, yo le dije a mi esposa que la doctora Marta era una ami­ga, que me iba a regalar un dinero, eso se lo dije yo a ella, en ese momento no le di cifra. Marta me dice te vamos a dar una plata y una casa, pero que la plata me la daban ahora y que la casa me la daban cuando la doctora Silvia estuviera en la calle y así fue que llegamos a un acuerdo. Marta le mandó un giro de $4.000.000 en 2014, ese giro venía enviado por otra persona, por un hombre, mi esposa me confir­ma que me llega ese dinero, yo me habla­ba con Marta para ponernos de acuerdo con el giro para que ella lo retirara, que me lo había mandado una amiga de Bogotá. Después (Marta) se encontró directa­mente con mi esposa como en tres opor­tunidades, le dio de $5.000.000, en la otra le dio como $3.000.000 y en otra $4.000.000, ese dinero se lo entregó en efectivo, des­pués me giró de a $2.000.000 uno para mí, otro para Eliécer (alias ‘Cochebala’), ese se lo giró a mi esposa (…) ”.

Luego, en su declaración juramentada, alias ‘Saya’ menciona a la Fiscalía que “to­da la plata que me estaban dado era para que yo me sostuviera en la inocencia de Silvia y culpara a María Paulina (Ceballos) (…)”. En una tercera oportunidad el ‘ex­para’ señala que “dos días antes de que la investigadora Marta Pinilla me entregara $11.000.000 aquí en Barranquilla, ella ya le había mandado $1.000.000 también a mi esposa (Merly Gutiérrez). Ya cuando ella está en Barranquilla le entregó en el nor­te a mi esposa la suma de $11.000.000 co­mo para mediados de 2014, ese dinero se lo entregó en efectivo”.

Finalmente, en su testimonio a las auto­ridades, alias ‘Saya’ afirma que “esa plata que la investigadora me dio es plata mal­dita, porque con ese dinero mi esposa se mandó a operar porque ella era gordita, se operó en un hospital de Barranquilla. Ella casi se muere, duró 30 días hospitali­zada, intubada, desde ahí ella se recuperó y de ahí me dijo que no quería ya más na­da conmigo porque nunca le había dado nada y, justo cuando le di, casi se muere”.

La mujer, de 35 años y dueña del negocio apostado junto a una vía, estaba en plena labor frente a sus frutas, dos licuadoras y dos vitrinas: una en la que envasaba el tutti-fruti y otra en la que exhibía los fritos. En ese momento llegaron dos sujetos en una motocicleta.

Según testigos, la víctima habría pensa­do que se trataba de unos clientes que lle­gaban por algunos de sus productos, por lo que se asomó un poco más para atender­los. A ella, de acuerdo con el testimonio co­nocido por la Policía, no le habría parecido raro, pues la mayoría de sus comprado­res eran mototaxistas del sector. Sin em­bargo, no fue así. El parrillero, sin bajarse de la moto, sacó una pistola calibre nueve milímetros y le disparó en cinco oportuni­dades. Merly fue impactada en la espalda, rostro y en un brazo. Murió luego de ser trasladada por un conocido a un centro hospitalario.

Pese a que, por el momento, no se ma­neja ninguna versión sobre el motivo del asesinato, las autoridades ya tienen como tarea pendiente investigar la relación de la mujer con el documento de la Fiscalía.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: