“No fue un error, sabían lo que hacían”: Fiscalía sobre asesinos de vigilante en Santa Marta
El titulo es:“No fue un error, sabían lo que hacían”: Fiscalía sobre asesinos de vigilante en Santa Marta
Foto detalle: 
A Gilberto Emilio Caicedo Arrieta y Guillermo Jaramillo Ríos les imputaron homicidio agravado, pero no aceptaron los cargos | Al Día
aldia_web
Redacción ALDIA

“No fue un error, sabían lo que hacían”: Fiscalía sobre asesinos de vigilante en Santa Marta

5.1K

Fiscalía divulgó dos veces en la audiencia el video en el que lincharon a Rafael Viloria.

 Aunque Gilbert Caicedo y Guiller­mo Jaramillo no aceptaron los cargos por la muerte a piedras y cuchillo del vigilante Rafael Vi­loria Franco, ocurrida el domin­go en Santa Marta, la Fiscalía dijo que “sus actos nunca fueron por error, lo hi­cieron porque sabían el resultado de los mismos”.

Rafael Alejandro Viloria Franco tenía 42 años.

[VER: Capturan a presuntos asesinos de vigilante en Santa Marta y familiares de la víctima piden justicia ]

Así lo pudo establecer AL DÍA tras co­nocer detalles de la audiencia de legali­zación de capturas, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento, realizada el lunes por la tarde.

En desarrollo de la vista fue proyec­tado dos veces el video del crimen que fue viral en las redes sociales y que per­mitió identificar las características mor­fológicas de los autores del sangriento episodio.

Este video fue divulgado en la audien­cia como elemento material probatorio y sometido a cadena de custodia.

[VER: El brutal linchamiento que tiene conmocionados a los habitantes de Santa Marta ]

La Fiscalía calificó la actuación de los procesados como “una actitud salvaje, un hecho de barbarie”.

En este sentido y tipificando el delito como homicidio agravado, los sindicados se exponen a una pena de 25 y 40 años de cárcel. Según el ente acusador actuaron con sevicia y se colocó a la víctima en estado de indefensión”.

EN CENTRO DE REPOSO

La defensa de los victimarios argu­mentaron que tanto Gilbert como Gui­llermo, “actuaron de manera ilógica por­que estaban en estado de alicoramiento y sustancias psicotrópicas”.

Pidieron que para salvar la vida de Gui­llermo había que darle medida de asegu­ramiento en un centro de reposo. “Es un muchacho con problemas sicológicos de­bido a que por su estancia en el Ejército ha sufrido un cuadro psiquiátrico seve­ro, afirmó uno de los abogados.

Y recalcó: “es una persona habitual en drogas psicoactivas por ello dicha reclu­sión debe ser un centro de salud mental”.

Igualmente piden que a Gilbert se le debe buscar un sitio adecuado para gen­te con drogadicción o la cárcel de Ba­rranquilla.

OTROS DETALLES

De acuerdo con lo señalado en la au­diencia, a Gilbert Caicedo lo capturaron a las 11:00 a. m. del domingo a tres cuadras del sitio del crimen y a Guillermo Jarami­llo, a las 12:20 p. m. del mismo día, en la Clínica del Prado, a donde había llegado con una herida a cuchillo en el intercos­tal derecho. A las 4:00, p. m. le dieron de alta y fue trasladado a la URI.  Afirmó que la lesión se la produjo “un conocido”.

El vigilante víctima del atroz suceso, Rafael Viloria, presentaba cuatro 4 he­ridas en la cabeza producidas con arma contundente (piedras y ladrillos); otra de tejido blando (hematomas) y dos heridas con arma cortopunzante, en el abdomen.

La Fiscalía señaló que aunque fue tras­ladado del lugar de los hechos (Urbaniza­ción El Parque) a la Clínica Los Nogales, no llegó con vida.

Información de: Agustín Iguarán y Jesús M. Solano Rubio.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: