¿Quién Mató a Angie Paola? Quinta entrega de nuestro informe especial
El titulo es:¿Quién Mató a Angie Paola? Quinta entrega de nuestro informe especial
Foto detalle: 
Angie Paola, era estudiante de 4° grado de la Institución Educativa Pedro A. Oñoro, de Baranoa |Foto: Archivo
aldia_web
Amylkar Alvear Ariza

¿Quién Mató a Angie Paola? Quinta entrega de nuestro informe especial

2.5K

Peritos de Medicina Legal también confirmaron que el cuerpo tuvo un objeto pesado encima durante largo tiempo

En la tercera entrega de esta serie se hizo mención de las interven­ciones en la primera audiencia de juicio oral, de los peritos del CTI de la Fiscalía y el Instituto de Me­dicina Legal que participaron en la ins­pección técnica y necropsia de los res­tos óseos de la niña baranoera.

El testimonio de estos expertos fue va­lioso para determinar las posibles causas de la muerte de Angie Paola.

Gracias a sus declaraciones se logró es­tablecer que fueron trece las evidencias, halladas en la osamenta, cabello anudado con una tira de color rosado, retazos de tela colegial, partes de zapatos colegia­les, restos de cuaderno y un morral; todo parcialmente incinerado.

Esta descripción la confirmó Lisbeth Rocío Guzmán Orellano, agente del CTI de la Fiscalía desde hace 19 años.

La pericia de Miriam Luz Linero De Luque, especialista en biología forense y coordinadora de los laboratorios de Me­dicina Legal regional Norte; arrojó como resultado que en los fragmentos de tela de uniforme analizadas no se halló san­gre ni semen.

Sin embargo, esto no descarta que ha­ya sido abusada sexualmente, pues las evidencias fueron desapareciendo con el transcurrir del tiempo, según contó a este diario uno de los expertos.

A su vez, María Isabel Cardona Rodrí­guez, antropóloga de la institución; expre­só que sobre los restos óseos había lar­vas quemadas, lo cual quiere decir que el cuerpo estuvo en descomposición.

Y finalmente, Jonarys Olmos Navarro, perito en cadáveres esqueletizados, res­tos óseos y cadáveres complejos; confir­mó que la menor presentaba dos fractu­ras: una en la escápula izquierda y otra en el tercer arco costal izquierdo; además de una herida por arma blanca en el fémur izquierdo.

A continuación, lo que dijeron los peritos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses en el primer juicio oral, tras ser interrogados por el Fiscal Primero Seccio­nal de Sabanalarga en ese entonces, Gus­tavo Orozco Pertuz.

 

 

 Lisbeth Guzmán

Ilustre sobre los pormenores de los actos investi­gativos que usted realizó.

Esto fue en atención a una inspección técnica a cadáver realizada el 27 de octubre del año 2012. Ese día el CTI Unidad Local de Sabanalarga se encontraba en turno para homicidios o de inspección técnica. Fue así como a las 9:30 de la mañana se recibió un comunicado por parte de la Policía Nacional, donde indicaban el hallazgo de unos restos óseos en el municipio de Baranoa. Por lo tanto, el grupo de turno se trasladó a ese lugar. Nos confirman que el hallazgo de la osamenta es en la finca Los Mangos, ubicada a dos kilómetros de la vía que comunica a Baranoa y Polonuevo. Una vez allí, el empleado y el administrador nos llevaron hasta el lugar del hallazgo que era bastante distante de la casa principal. La trocha que se recorrió era muy escarpada. De igual manera, para ese tiempo era época de lluvia y estaba el lugar bastante húmedo. Se caminó, se tuvo que pasar alambrada, hasta que llegamos al lugar de los hechos. Era un lugar enmontado. Cuando llegamos se inició la búsqueda por franjas, y poco a poco fuimos encontrando las evidencias e íbamos enumerándolas, según los protocolos. En general se enumeraron trece evidencias. Se trataba de una osamenta, que estaba muy esparcida. Se halló cabello anudado con una tira de color rosado, retazos de tela colegial, partes de zapatos colegiales, restos de cuaderno y un morral; todo parcialmente incinerado.

Miriam Linero

Sería tan amable de ilustrar a su señoría sobre esa pericia realizada a los elementos materiales probatorios que fueron puestos a su consideración.

En estos informes periciales se enviaron fragmentos elásticos. Se pedía allí la determinación de sangre y de semen, pero en ninguno de los fragmentos que se analizó se encontró la presencia de estas sustancias.

¿Exponer los elementos materiales probatorios al aire libre podría alterar los resultados?

Está descrito científicamente que la exposición de los elementos a temperaturas o ambientes adversos pueden interferir en la determinación científica en el laboratorio. Los elementos enviados al laboratorio se describían como quemados. Eran fragmentos de tela. No eran elementos completos.

María Cardona

Ilustre a su señoría sobre la técnica que aplicó para esta pericia, en cuanto los motivos fueron de identificación de restos humanos.

El trabajo en antropología se basa principalmente en la observación. Pude establecer que los huesos eran de origen humano por su morfología. Adicionalmente pude determinar un rango de edad por el desarrollo. Un probable rango de estatura. Con respecto a lo de las lesiones, eso se basa también observando. Determino la coloración de los bordes y si son regulares o irregulares. Esto ya se da porque no es lo mismo un hueso que está húmedo a un hueso que está seco. Las características van a variar notablemente.

¿Para este caso los huesos estaban secos o húmedos?

Yo los recibí húmedos, pero cuando analizo la parte de las lesiones puedo establecer que hay características perimortem, que quiere decir alrededor de la muerte.

Dentro de las alteraciones óseas antemortem (antes de la muerte), manifiesta usted aquí en este ítem que no se observan macroscópicamente.

En antropología nosotros determinamos tres temporalidades: lo que se denomina antemortem, que es antes de la muerte y si es así se registra regeneración del hueso, en caso de fractura. Lo cual quiere decir que eso ocurrió unos meses o unos años antes. Perimortem es lo que está alrededor de la muerte. O sea, cuando el hueso está hidratado. Puede ser antes de morir o unas horas después de muerta. Y postmortem es lo que ocurre ya después de que el hueso está seco. Esto puede ser contradictorio para el que no conoce el tema, pero yo digo antemortem no se observa macroscópicamente, porque no veo una regeneración del hueso. Perimortem sí observo unas fracturas.

Con la respuesta que usted acaba de dar, en la cual nos enseña que perimortem es alrededor de la muerte, ¿qué le indicó ese hallazgo?

Es perimortem. La escápula izquierda está inclinada, lo cual quiere decir que ella soporta una carga lenta en sentido anteroposterior, lo que hace que se deforme. Si eso hubiera ocurrido estando el hueso seco, no hubiera estado la deformación, sino que se hubiera roto, porque las características de un hueso húmedo varían mucho a un hueso seco.

Doctora Cardona, ¿a través de esta pericia usted logró determinar que el cuerpo se trataba de sexo femenino y de menor de edad?

Yo puse que posiblemente femenino. Pero la edad sí da para lo que nosotros denominamos un sub-adulto. O sea que es un infante, es una niña.

Dentro de las conclusiones, doctora Cardona, usted estableció y le voy a hacer el comentario para que a su vez ilustre a su señoría; por qué establece en esta pericia esta confirmación: “Lo anterior fue llevado a cabo con la intención de alterar, dañar y destruir la evidencia que era vital para el proceso de identificación”. ¿Qué la llevó a usted a afirmar esto?

Me refería a que encontré unos huesos que estaban quemados y también unas larvas que estaban quemadas, lo cual quiere decir que el cuerpo ya estuvo en un proceso de descomposición y luego fue que lo quemaron.Lo lógico es que el objetivo haya sido alterar la evidencia y evitar que la menor pudiera ser identificada.

Usted acaba de decir que los huesos fueron quemados posteriores a la descomposición, ¿eso logra establecerlo usted a través de la técnica utilizada?

Bueno, en el instituto yo hago parte de un grupo interdisciplinario, en donde discutimos constantemente entre las diferentes áreas. Yo vi la larva quemada. No hago referencia a ella, porque esa no es mi experticia, pero puedo ver claramente una larva propia de cuando un cuerpo se descompone, que está quemada. Y a raíz de que yo tengo que hacer una descripción de las  alteraciones posmortem, yo determino que ese cuerpo fue quemado luego.

Cuando usted habla de la fractura, ¿resultaría posible que la menor víctima haya sido torturada o esa fractura haya sido ocasionada perimortem, es decir, antes de que ella falleciera?

La fractura sí la denomino perimortem por sus características. ¿Torturada?... No puedo determinar eso.

¿Su pericia concluye que fue una muerte violenta?

Sí, porque además de que observé la fractura en la escápula, también hay una fractura en una costilla, que es la del lado izquierdo. No se ve ningún tipo de regeneración, entonces fue perimortem. Ella muere de una forma violenta.

Doctora Cardona, ¿le podría plantear a su señoría cuáles fueron los fundamentos de sus conclusiones?

 Inicialmente empiezo mencionando dónde fueron encontrados los restos óseos. Hago referencia a las alteraciones por las altas temperaturas. Noto que la intención era alterar la evidencia y también hablo sobre las lesiones que encuentro. Veo que fue una muerte violenta y le informo al médico que tome en cuenta esas observaciones.

Jonarys Olmos Navarro

De acuerdo a lo solicitado por parte de los servidores de Policía Judicial, ¿sería tan amable de exponer cuáles fueron los hallazgos encontrados en esos restos óseos?

Se hallaron restos óseos incompletos con algunas prendas de vestir, que exhibían exposición a altas temperaturas. De acuerdo al análisis integral, el cual se conformó por médicos, antropólogos, odontólogos y otros profesionales; se encontró que los restos correspondían a un menor de edad.

Con una edad de 8 a 10 años, una talla entre 1.31 y 1.46 metros, y de perfil femenino, de acuerdo al estudio genético. Tenía algunas características individualizantes y exhibía signos de trauma, que básicamente correspondía a un mecanismo contundente a nivel del tórax. Tenía lesiones evidentes, como en la escápula izquierda, que es el hueso que llamamos paleta u omóplato, y en un arco costal del mismo lado. También había otra lesión que a nuestro juicio y analizándola corresponde a un elemento cortocontundente a nivel del fémur izquierdo, y tenía prendas de vestir incineradas que mostraban también larvas incineradas. El estudio radiológico realizado no mostró otras lesiones ni elementos que correspondieran a proyectiles de arma de fuego u otra evidencia. Esos fueron los principales hallazgos observados en este cuerpo.

Doctor Olmos, ¿en esos restos óseos hallados se puede determinar que hubo violencia?

Absolutamente. Los hallazgos que se observaron, especialmente los del nivel de la escápula y del tercer arco costal izquierdo, revelan signos de violencia.

Básicamente por trauma contundente que se explica por una compresión anteroposterior del cuerpo. Es decir, una presión que se ejerce sobre el tórax. En un tiempo y con una fuerza suficiente para que lograra romperse la elasticidad de estas estructuras.

Lo anterior, considerando que era un menor de edad y que los huesos tienen de por sí mayor elasticidad, requerían que ejerciera ese trauma con suficiente tiempo y fuerza. Entonces el cuerpo sí tiene signos de violencia.

En cuanto a ese signo de trauma en el tórax, acaba de mencionar también el costal izquierdo. ¿Usted está haciendo referencia a una fractura en la costilla?

Sí, en el detalle de lesiones que está en el folio 6, están descritas. Escápula derecha y tercer arco costal que son los dos sitios en los cuales se pudo ver esas lesiones. Hago claridad que, por supuesto, el estado reducido del cuerpo no permite que uno pueda decir que en los tejidos blandos o en la piel haya tenido otros traumas. Los únicos evidentes fueron estos dos.

¿Qué puede decirnos de esa herida en el fémur izquierdo, en la que parece que se utilizó arma blanca?

En el fémur izquierdo se observaron unas fracturas cuyos bordes son como escalonados, y esas fracturas se explican por la acción de un elemento cortocontundente. Es decir, rompe los tejidos por el filo y al mismo tiempo con la fuerza alcanza a romper totalmente el hueso. Sobre esta lesión es necesario aclarar que debido a que el hueso tenía también quemaduras, los bordes no pudieron ser evaluados de la mejor forma como para decir en qué momento preciso se produjo. Por eso se habla de una temporalidad no determinada.

Haciendo referencia nuevamente al hallazgo en el fémur izquierdo, ¿qué fue lo que se utilizó para ocasionar esa lesión, pudo haber sido un machete?

Por las características de la lesión, esto se conceptuó y fue producto de la acción de un elemento que actuó por mecanismo cortocontundente. Actuó con filo y al mismo tiempo con fuerza. Estos elementos requieren tener una hoja larga básicamente y con algo de masa. Dentro de esos elementos pueden estar cuchillos largos, machetes u otro tipo de elementos que comparta estas características.

Te puede interesar

Compártelo en:
Construido para ti con info de: