Gloria eterna al rey del timbal
El titulo es:Gloria eterna al rey del timbal
Foto detalle: 
Tito Puente es una de las figuras indiscutidas de la salsa y el jazz.
aldia_web
Redacción ALDIA

Gloria eterna al rey del timbal

106

Recordando a Tito Puente en su cumpleaños, hoy llegaría a los 96.

Hoy hace 96 años nació en Nueva York Tito Puente: 20 de abril de 1923. Sería un día de fiesta para él y su círculo cercano, porque al Rey del Timbal le gustaba festejar espléndidamente sus cumpleaños.

Su deceso se produjo el 1o. de junio de 2000. Me encontraba en Puerto Rico en el X Festival Heineken Jazzfest, y al despertar en la Casa de Huéspedes de la Universidad de Puerto Rico, donde estaba alojado, la radio me propinó tremendo jab. Un locutor anunciaba: “En la madrugada de hoy ha fallecido el Maestro Tito Puente”.  

La víspera, en rueda de prensa, Eddie Palmieri había anunciado que Tito Puente había entrado a cirugía para una operación cardiaca.

Entre bromas y recuerdos todos elevamos oraciones por la pronta recuperación del gran músico, pero no bastó, Tito sucumbió en el quirófano.

TITO EN BARRANQUILLA

Mientras escuchaba en San Juan las anécdotas de Tito Puente, hice un rápido balance de mis recuerdos directos, y me transporté a la mágica noche que en el Coliseo Cubierto Humberto Perea, en Barranquilla, asistí al concierto que protagonizó con Celia Cruz, con el que la aerolínea Eastern promocionaba la apertura de sus vuelos Barranquilla-Miami. Fue una noche inolvidable esa del martes 2 de junio de 1981.

El concierto arrancó con el despliegue de toda la sapiencia musical de Tito en el timbal, y luego tuvo su momento cumbre cuando Celia, a petición del público, cantó a capela las primeras estrofas del tema Isadora, y la orquesta poco a poco se fue uniendo.

También recordé el histórico concierto los Reyes de la Salsa, en el estadio Metropolitano el sábado 19 de septiembre de 1992. Tito Puente se presentó en uno de los mayores eventos salseros en nuestra ciudad, con una asistencia que superó los 50 mil espectadores.

Lo acompañaron Celia Cruz, Óscar D’León, Tito Nieves, Tony Vega, Ismael Miranda, José Alberto El Canario, Domingo Quiñones y Santos Colón, respaldados por una tremenda All  Stars y un grupo de bailarines.

La nómina de ese inolvidable Día del Amor y la Amistad la complementó la Orquesta La Luz del Japón, con su asombrosa cantante Nora; el Grupo Clase de Cúcuta y el Grupo Raíces de Barranquilla.

 EL REY DE REYES   

Dejemos allí mis recuerdos directos de Tito Puente y señalemos algunos apuntes biográficos del libro Recordando a Tito Puente, de Steven Loza, que encierra un análisis profundo, histórico, musical y cultural de la obra artística del Rey de Reyes de la música latina.

La primera agrupación de Tito Puente se estrenó en el club El Patio en Atlantic Beach, New Jersey, el 4 de julio de 1949. Contaba, entre otros, con Jimmy Frisaura y Chino González, en las trompetas; Luis Varona, en el piano; Ángel Rosa, cantante; Manuel Patot, en el bajo; Many Oquendo, en los bongoes; Frankie Colón, en las congas; y logicamente Tito Puente en los timbales y dirección.

Al final de los 40 y durante los 50 Tito Puente junto a Machito, Bauzá, Gillespie, Pozo, popularizaron en grabaciones y en sus shows en El Palladium sonidos innovadores provenientes de la fusión de la música cubana con el bop. En El Palladium Tito se estrenó como director de orquesta con su grupo The Picadilly Boys. 

En septiembre de 1949 el sonero cubano Vicentico Valdés llega a la orquesta de Puente, en la que participaba el pianista barranquillero Al Escobar.

Vicentico estuvo en la agrupación entre 1949 y 1951, período en el que Puente grabó el clásico Mambo Diablo, con la incorporación del vibráfono, instrumento que habían introducido unos años antes al mundo del jazz, Lionel Hampton y Milt Jackson.

El periodo 1951 a 1960 fue de gran fertilidad para la orquesta, a la cual llegaron grandes percusionistas como Mongo Santamaria y Willie Bobo. Puente grababa con Tico Records, donde tenía mucha libertad para experimentar.

Precisamente uno de sus álbumes más innovadores, Puente in Percussion, fue grabado en 1955 solo con percusión y bajo, sin metales ni piano.

En 1955 Tito Puente firmó un contrato de exclusividad con la poderosa RCA Records hasta 1960, y tuvo muchos cambios de personal. En 1956 llegó Santitos Colón de la orquesta de José Curbelo, y partieron en 1957 Mongo Santamaría y Willie Bobo, a trabajar en California con Cal Tjader.

 El famoso tema Pa’los Rumberos fue grabado en 1956 en el álbum Cuban Carnival, primer gran éxito de Tito Puente con la RCA. Otro disco importante de ese periodo de Puente con la RCA es el LP Mucho Puente, en el que hace uso del vibráfono en 11 de los 15 temas del disco. Todos los arreglos son suyos, destacándose Té para dos.

A finales de 1957 Tito Puente grabó su álbum más importante artística y comercialmente: Dance Manía, que analistas del influyente diario The New York Times incluyeron entre las 25 producciones musicales fundamentales del siglo XX.

Aunque Santitos Colón se vinculó en 1956, su primera grabación con la orquesta de Tito fue en Dance Manía, en el que se luce con el tremendo tema El Cayuco. Otro tema de antología en ese álbum es el bolero Estoy siempre junto a ti, con Tito Puente en el vibráfono. En Dance Mania aparece también el tema Mambo Gozón, otra de las inmortales composiciones del Maestro.

 A finales de los 70 se incrementó el interés por los instrumentos de percusión en Estados Unidos, Europa y resto del mundo. Para esos días se fundó la compañía Latin Percussion, dedicada a la fabricación de este tipo de instrumentos. Con el fin de promover sus productos el propietario, Martin Cohen, organizó un grupo de músicos latinos para una gira por Europa. El conjunto fue bautizado LP Jazz Ensemble, lo integraban Johnny Rodriguez en el bongó; Carlos ‘Patato’ Valdés, en las congas; el pianista colombiano Edy Martinez, el bajista Sal Cuevas y el Maestro Tito Puente en los timbales y dirección.

Esa gira de promoción de Latin Percussion fructificó en 12 álbumes de jazz latino de Tito Puente con la casa Concord Records, desde 1983 hasta 1996.

Sumó otros cuatros con el sello Tropijazz de Ralph Mercado, y la participación en muchos festivales internacionales de jazz. On Broadway fue el título del primer álbum de Tito Puente y su Latin Ensemble para el sello Picante de Concord Records. Con el álbum On Broadway, Tito Puente ganó su segundo Grammy.

El conjunto de jazz latino de Tito Puente lo integraban en 1983 el pianista argentino Jorge Dalto, el violinista cubano Alfredo De la Fé, el saxofonista dominicano Mario Rivera, los trompetistas Jimmy Frisaura y Ray González, el guitarrista Edgardo Miranda, el conguero Jerry González, el bongocero Johnny Rodriguez, el bajista Bobby Rodriguez, y en la dirección, timbales y vibráfono Tito Puente. 

En 1984 con el título de El Rey aparece la segunda grabación de Tito Puente para Concord Records, con arreglos latinos de clásicos del jazz como Giant Steps y Equinox, de John Coltrane. Muchos críticos consideran que este segundo álbum de Tito Puente con Concord, es una de las grabaciones más importantes de su trayectoria artística, junto con el famosísimo Dance Mania de 1958. On Broadway de 1983 y El Rey de 1984, son dos joyas del tesoro musical del jazz en clave caribe, que no pueden faltar en una discoteca.

En 1984, tras la  muerte del pianista y arreglista Jorge Dalto, la plaza es llenada con Sonny Bravo, de amplia experiencia en al ambiente salsero con la Típica 73. Ya en 1985 el conjunto de jazz latino de Tito Puente ha consolidado un núcleo central con Jimmy Frisaura, Johnny Rodriguez, Bobby Rodriguez, José Madera, Sonny Bravo y Mario Rivera. En ese mismo año sale el disco Mambo Diablo, con el cual Puente gana su tercer Grammy.

El siguiente disco de Tito Puente es en 1985 con el título Sensación, en homenaje a Cal Tjader, y con un invitado especial, el vibrafonista norteamericano Terry Gibbs.

En 1987 Tito Puente es elegido mejor percusionista, según encuestas de la revista Downbeat. Su álbum de ese año titulado Un poco loco, es una exuberante mezcla de jazz y música latina. En esta grabación aparece también la big band de Tito Puente.

En 1988 Tito Puente grabó Salsa meets jazz con el saxofonista Phil Woods como invitado Especial, y en 1989 obtiene su cuarto Grammy con el disco Goza mi timbal, álbum dedicado a su gran amigo y trompetista Jimmy Frisaura, quien sufrió un ataque al corazón días antes de iniciarse la grabación. 

El 4 de agosto de 1990 Tito Puente recibe su estrella en el Hall de la Fama de Hollywood, y graba el octavo disco con el sello Concord, lanzado en 1991 bajo el título Out of this World. En este disco aumentó su conjunto de jazz latino a 11 músicos. 

En 1991 marca la grabación y lanzamiento del disco número 100 de Tito Puente, con una gran orquesta de baile y extensas giras por todo el mundo con una lujosa tropilla de vocalistas invitados. En la década de los 90 grabó para el sello Concord cuatro discos compactos: Mambo of the Times (1992), Royal T (1993), Master Timbalero (1994) y Special Delivery (1996).

Tito Puente era un artista inquieto, dispuesto a los retos y a los cambios, en 1992 inició un nuevo proyecto con el sello Tropijazz de su amigo Ralph Mercado, nos referimos al Golden Latin Jazz All Stars, banda con la que alcanzó a grabar dos álbumes. También grabó para RMM los compactos Tito’s Idea, Jazzin’ con la India, Dancemania 99, Mambo Birland con el cual ganó su quinto Premio Grammy en 2000, y Obra Maestra, con Eddie Palmieri, ganador del Premio Grammy 2001. Alrededor de 125 discos grabó Tito Puente en su brillante carrera artística. 

Gloria eterna al ¡REY DEL TIMBAL!    

Con información de: Rafael Bassi L.

Te puede interesar

Compártelo en: