ESPECIAL | Calixta Silgado, la toludeña que busca el título mundial de boxeo
El titulo es:ESPECIAL | Calixta Silgado, la toludeña que busca el título mundial de boxeo
Anuncio
aldia_web

Vas por aquí

Foto detalle: 
Calixta Silgado dice que quiere buscar el peso ideal 118 0 122 libras. | Cortesía
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | Calixta Silgado, la toludeña que busca el título mundial de boxeo

144

La campeona de Tolú asegura que el nocaut es lo que falta para conseguir el título mundial.

Soy una toludeña nacida y criada con la influencia del mar del Golfo de Morrosquillo, así se describe la boxeadora Calixta Angélica Silgado Baena (17-11-3, 12KOs), una mujer que con sus puños ha tocado la gloria sin dejar de pisar firme sobre la tierra.

La campeona de Tolú nos abrió las puertas de su vida para contarnos más allá de lo que es estar sobre un cuadrilátero y a la vez pelear contra las adversidades de la vida.

Es soltera y madre de una niña de tres años a la que le puso por nombre Sayoha Juliana, y la describe como una negra encantadora y que es su animadora número uno desde fuera del ring.

Ha tenido 6 oportunidades de pelear por título mundial, pero el cetro le ha sido esquivo y según ella no por falta de talento sino por la desventaja de pelear siempre por fuera en calidad de retadora.

“Oportunidades han sido varias, es muy difícil ganar por fuera. Pelié contra la venezolana Ogleidis ‘La niña’ Suárez, creo que esa fue una gran oportunidad y la verdad creo que en esa pelea brillé más que ella, pero los jueces le dieron la pelea. Fue injusto para mí, yo siento que así fue”, dijo Calixta.

Otro de los combates por título que recordó fue en Puerto Rico contra Cindy Serrano, donde según ella mostró mucho más que la boricua en esa noche y terminó perdiendo.

La toludeña asegura que lo único que le falta para ser campeona mundial es conseguir el nocaut y para ello se prepara, pues en sus planes a mediano plazo está una nueva oportunidad por el cetro orbital de los súper gallos.

Llegó tarde al boxeo

Calixta no fue siempre boxeadora y aunque en la actualidad su vida está enfocada en criar a su hija y en ganarse la vida sobre el cuadrilátero, en sus inicios fue taekwondista, actividad deportiva a la que llegó por casualidad así como también al boxeo.

“Yo entrenaba taekwondo con Antonio Arrázola, llegué porque iba a recibir clases de defensa personal junto a un amigo. Serían solo dos o tres clases, pero me quedé más de la cuenta y Antonio vio talento en mí y decidió entrenarme sin cobrarme. Allí duré un año, pero no fui constante y nunca logre combatir, aunque las peleas siempre estaban en mi mente”, dijo la boxeadora, al tiempo que recordó que en el Club Guantes de Oro logró entrenar un poco aunque solo lo hacía como un juego de niña.

Mientras fue creciendo y estudiaba, practicó otros deportes como el voleibol, fútbol y bola de caucho, un deporte tradicional en esta zona de Sucre. Considera que al deporte de las narices chatas llegó tarde, cuando tenía unos 22 años.

Esta guerrera de la vida nació un 13 de abril de 1.988 en el barrio El Cangrejo de Tolú, donde su madre Miguelina Silgado Baena la enseñó a trabajar y a sentirse orgullosa de sus raíces. Fue en El Cangrejo donde aprendió a sortear los obstáculos de la vida, los mismos que la hicieron fuerte, sin perder la alegría de su infancia.

Es hija única aunque se crió junto a dos primos que la señora Miguelina tuvo a bien sacarlos adelante cuando el padre, (tío de Calixta), murió y desde entonces los considera sus hermanos.

“Mi niñez fue muy bonita, siempre alegre con mis amigos y mis hermanos, con las dificultades propias de la pobreza de estos pueblos, pero que mi mamá supo trabajar para sacarnos adelante y nos preparó para enfrentar el mundo”, expresó.

Anotó que mientras entrenaba taekwondo con Antonio vio a dos muchachos practicando boxeo: Déiner Berrío y Hebinson Herrea, lo hacían con Nicolás Arrázola Sayas, y su amigo Antonio la impulsó a que entrenara con ellos.

“Recuerdo que me dijo que entrenara con ellos porque consideraba que yo iba a ser buena en el boxeo”, afirmó Calixta.

No era estable en sus entrenamientos, pero el boxeo, los guantes y las cuerdas la enamoraron hasta que decidió entrenar y hacerse profesional, luego del llamado de atención que le hizo el entrenador Arrázola.

Luego apareció en su vida Milton Núñez, quien la llevó a Barranquilla para que siguiera su carrera de boxeo promovida por Samir Savín. “Mi primera pelea fue el 18 de noviembre de 2011 como profesional. Hoy me doy cuenta que hice algo que no es común, me salté la carrera de amateur y pasé directo a la profesional y rompiendo las reglas logré llegar más allá porque creí en mí y aín puedo dar mucho más”, contó.

Esa primera pelea fue en Barranquilla, en el Coliseo Elias Chegwin  y aunque no recuerda el nombre de su oponente, si tiene claro que estaba muy nerviosa, pero cuando entró en calor y su rival la estremeció con un golpe, la noqueó después de un minuto y 15 segundo de combate.

Con su primer apoderado Samir Savín, logró hacer muchas peleas, pero considera que vendió su invicto muy caro ante la panameña Chanttall Martínez, pelea a la que llegó sin madurez profesional. “Fue una pelea muy dura para las dos”, perdió por decisión.

Luego la mandó a pelear ante la argentina Alejandra ‘La locomotora’ Olivera (eso fue un 19 de abril), también llegó a este combate sin mucha preparación, por decisión de su apoderado y perdió por nocaut en el quinto asalto. Esa fue su primera oportunidad de título mundial que además marcó su ruptura con el apoderado.

Ese combate para Calixta fue una experiencia dura pues de los casi 40 grados de temperatura en Tolú pasó a pelear a la fría Argentina en solo 6 días.

Por título mundial fueron 6 combates y en su última pelea ante Mikaela Mayer perdió la oportunidad de convertirse en campeona súperpluma de la NABF, en el American Bank Center de Corpus Christi, donde perdió por decisión luego de los 8 asaltos, otra dura pelea en la que considera que su desventaja fue ser visitante.

Ahora, de la mano de su nuevo apoderado, Nelson López, le da un nuevo aire a su carrera y pronto peleará en su natal Tolú en lo que será un combate de preparación ates de buscar una nueva oportunidad de título mundial la cual también piensa realizar en Tolú para mediados de abril o mayo.

Este 1° de marzo habrá una velada donde se darán dos combates por título mundial, allí Calixta Silgado peleará ante una boxeadora por definir en el Estadio César Tous. “Creo que Nelson López llegó para bien a mi carrera ya que me ha llevado a entrenar en USA y eso me ha ayudado mucho”, dijo.

Asegura que entrenar con hombres es un punto a su favor ya que la ayuda a ser más fuerte y en eso enfoca su trabajo pues su meta es ganar el título por nocaut.

En Tolú ha peleado varias veces, pero por título mundial esta sería su primera vez.

Por *Jáder Atencia Avilez

 

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: