Deportes

Julio Teherán sirvió la ‘mesa de la alegría’ en el barrio El Pozón

De la recién terminada Serie Mundial de béisbol ganada por los Medias Rojas de Boston, el cartagenero aseguró que los actuales campeones fueron muy merecedores de la obtención del anillo.

Compartir en:
Por: Carlos Hurtado Morón

El pelotero colombiano de los Bravos de Atlanta, Julio Teherán, se unió a los miembros de la Fundación ‘Mesa de la Alegría’ en el barrio El Pozón sector Isla de León, un sector que no tiene servicios públicos y donde los padres que viven en esta parte de Cartagena padecen dificultades para darle de comer a sus hijos.

“Desde que conocí el trabajo de esta comunidad que ayuda este sector no dudé en aportar mi apoyo, lo que podamos hacer por estos niños. Me identifico con ellos y me siento muy feliz de compartir. Es algo muy lindo que había querido hacer desde mucho tiempo atrás. Invito a los demás ciudadanos a que conozcan este trabajo de la fundación, que vengan y apoyar este trabajo sin esperar nada a cambio”, dijo Teherán Pinto.

El lanzador derecho se mostró sorprendido con la nominación a los Guantes de Oro en su posición, considerando que sabía que hizo un buen trabajo a la defensiva, pero no pensó que era tan bueno como para quedar a las puertas de este premio que también ganaron Édgar Rentería y Orlando Cabrera.

“Fue una grata sorpresa, no pensé que era tan bueno con el guante a la defensiva (risas) como para llegar a ser finalista, ojalá se dé y podamos celebrar este premio para Colombia”.

De la recién terminada Serie Mundial de béisbol ganada por los Medias Rojas de Boston, el cartagenero aseguró que los actuales campeones fueron muy merecedores de la obtención del anillo.

“Sabíamos que Boston estaba un nivel por encima de los demás equipos y fue muy merecido su campeonato”, comentó.

Aseguró antes del dejar el lugar donde estuvo acompañado de su esposa Yoselín y su hijo de dos años Jordan, que la construcción del estadio Édgar Rentería de Barranquilla “está generando un impacto muy positivo del que se habla mucho en los Estados Unidos”.