Junior y ese fútbol sin sabor, según Hugo Illera
El titulo es:Junior y ese fútbol sin sabor, según Hugo Illera
Foto detalle: 
Luis Díaz remató de media chilena frente al Deportivo Pasto. La pelota resultó demasiado desviada. | Jesús Rico
aldia_web
Hugo Illera

Junior y ese fútbol sin sabor, según Hugo Illera

172

El columnista, se refirió al fenómeno de la “empatitis” en Junior.

El presente de Junior ha dado para que se emitan docenas de diagnósticos y, como cada vez que hay una crisis de algo, pareciera que todas caben. Esa falta de sal y pimienta es la gran pregunta de todos. La desaparición del gol también. Ya van 289 minutos sin anotar. Sobre todos estos temas he recibido mensajes de amigos, colegas e hinchas. Las ideas pareciera que no existen, la caja de velocidad, para acelerar y desacelerar y cambiar de ritmo o sostenerlo, que manejaba Jarlan Barrera, no está. Esas ideas, y ese cambio de ritmo, le dio una impronta al Junior campeón que hoy se perdió porque no se consiguió un recambio adecuado para el volante 10 y eso hace ver al equipo cojo. Coincide también, y esto es de mi propia cosecha, con el bajón físico y mental que se nota en las figuras que son las encargadas de dar ese toque de generación, picardía y fútbol vertical con sabor a gol. Hablo de Teófilo, de Díaz y de Cantillo. Y podríamos seguir analizando nombre por hombre y llegaremos a la conclusión que, evidentemente, existe ese apagón físico y ese apagón de ideas.

No obstante Junior arrancó muy bien la Liga. Ganó cinco partidos de seis con cuatro victorias al hilo y un empate. La otra cara apareció con las derrotas en la Libertadores.  A pesar del panorama, donde como digo caben todas las teorías y los diagnósticos, empatar será mejor que perder. Esa suma de puntos, 11 en total, más las seis victorias, cinco de ellas al comienzo de la Liga, le han dado al Junior la posibilidad de jugar la postemporada de la Liga.

El fenómeno de la “empatitis” no es de propiedad exclusiva del Junior. En la Liga hay 61 empates contra 66 victorias locales y 40 victorias visitantes. Fastidia empatar tanto, pero en la Liga los 61 empates son un nuevo record para torneos cortos. Me preocupa es que estemos haciendo un velorio sin el muerto. Porque a pesar de los pesares y de las frustraciones y de querer ver al Junior del año pasado, este Junior de hoy está vivo y va a jugar las finales otra vez…

Te puede interesar

Compártelo en: