ESPECIAL | El Sitio, entre la enfermedad y el estigma
El titulo es:ESPECIAL | El Sitio, entre la enfermedad y el estigma
Foto detalle: 
El Sitio es una población de cerca de 1.500 habitantes. | Maria Victoria Bustamante
aldia_web
Redacción ALDIA

ESPECIAL | El Sitio, entre la enfermedad y el estigma

2.4K

Tres muertes y 14 casos más confirmados del Mal de Chagas en Sucre.

Los cerca de 1.500 habitantes que tiene el corregimiento El Sitio, el más grande del municipio de El Roble, afrontan desde la Navidad, la peor de sus situaciones por cuenta del mal de Chagas, una enfermedad que se apareció de la nada y que ya cobró la vida de 3 personas, dos de ellas menores de edad y que tiene a 14 más en tratamiento por ser casos positivos para esta.

El mal de Chagas, una enfermedad infecciosa ocasionada por un parásito encontrado en las heces de la vinchuca (animal) y que puede ser moderada y duradera y causar desde inflamación y fiebre hasta provocar insuficiencia cardíaca congestiva, quedó en evidencia en esta población desde el 24 de diciembre cuando una niña de 5 años falleció y su hermanito de 8 quedó internado en una clínica de Sincelejo con la misma sintomatología.

La alarma en este pueblo se encendió y desde entonces las autoridades del sector salud del nivel local y nacional llegaron a la población a hacerle frente a la situación, pero las cosas empeoraron cuando el 30 de diciembre falleció un adulto y el domingo 5 de enero, un joven estudiante.

El pueblo de pequeños ganaderos y agricultores está de duelo por estas tres muertes y en alerta por lo que pueda seguir ocurriendo, dado que hay más personas, todos estudiantes de la sede de bachillerato, con este mal que les está siendo combatido con medicamentos que buscan matar el parásito.

Pese a ello, Johana Suárez Suárez, madre de un niño de 14 años que fue el primero en presentar los síntomas (fiebre y frío que los hacía temblar) y estar internado por más de 20 días en Sincelejo, dice que por cuenta de esta enfermedad su vida y la de su familia le cambió.

“Yo no duermo, no estoy tranquila, vivo muy pendiente de mi hijo para que el tratamiento que le recetaron los médicos dé resultados que aunque quiero que sean pronto me dijeron que debo esperar dos meses”, anota esta madre que coincide con otros habitantes en el pueblo de que la enfermedad no llegó por picadura del animal sino a través de la ingesta de un alimento y deja en claro que no de los preparados en su casa sino de los que le dieron a su hijo en el colegio.

Esta hipótesis no solo es la que toma fuerza en el pueblo, sino que es la que las autoridades de salud aseguran es probable en un 90% y toma credibilidad cuando el padre de la niña de 5 años que falleció dice que sus hijos también se alimentaban con la comida que daban en el colegio de bachillerato porque una tía de los pequeños era manipuladora de estos y los llevaba a casa.

Además, Cleotilde Mendoza Pérez, la esposa de Eliécer Alexánder Palencia Arias, de 48 años y quien también falleció por este mal, deja en claro que tanto ella como su esposo en algunas oportunidades comieron de los alimentos preparados en el colegio porque “a muchos estudiantes no les gustaba esa comida, en especial la que era preparada, y llegaban hasta donde nosotros a cambiarlas por las empanadas y las avenas que nosotros toda la vida hemos hecho y de lo que vivimos”.

Este comerciante de alimentos al igual que los niños fallecidos y demás infectados empezó a tener fiebre de hasta más de 40 y una pesadez en el estómago y lo peor es que en un principio ningún médico dio con la enfermedad porque en los exámenes lo que les salía era una infección en la orina, pero ante la avalancha de casos llegó personal médico experto que dio con el mal de Chagas.

“Mi esposo tenía fiebres altas y yo quiero que se esclarezca el tema de los alimentos porque nos están señalando, y yo los alimentos que preparo son muy aseados. Además nosotros consumimos los alimentos que los estudiantes nos venían a cambiar”, dijo Cleotilde.

Omer Ortega Valderrama, Johana Suárez y Manuel Esteban Pérez coinciden además en que este mal no llegó a El Sitio por picadura “porque nadie en el pueblo tiene marcas de estos, además todos los enfermos son estudiantes del bachillerato. Lo que queremos es que con prontitud se esclarezca lo que está ocurriendo porque nos están estigmatizando y ya tenemos problemas con otras poblaciones porque no nos quieren”, dijo Omer, un joven estudiante universitario.

Jairo José Martínez es el único que hasta ahora se tropezó con uno de estos animales y lo atrapó en un recipiente de vidrio y se lo entregó a las autoridades de salud para su respectivo estudio, pero Aminta Vergara  Sánchez, de 73 años, asegura que ese animal siempre ha rondado por esta zona y nunca antes había visto estos problemas de salud.

“Ahora es que hay de toda clase de enfermedades, esa isquemia antes no la había y ahora todo el mundo se muere de eso”, anota esta adulta mayor.

Denunció que hace 4 años el centro de salud no funciona, lo dejaron abandonado, al pueblo no llega un médico hace muchos años y por eso ellos a la hora de una urgencia deben ir a las poblaciones vecinas de Sincé y Galeras que están a unos 7 minutos de camino, mientras que con la cabecera de El Roble la distancia es de 10 kilómetros en una vía destapada y llena de zanjas.

Aminta rechaza que por cuenta del mal de Chagas a ellos ahora los estigmaticen, “en Galeras, en La Ventura, en Sincé no nos quieren, no nos quieren visitar porque creen que les vamos a pegar esa enfermedad”.

Este rechazo lo confirman otros pobladores que aseguran que no los quieren ni transportar en los vehículos de servicio público de poblaciones vecinas y lo que es peor, no les compran los productos que ellos venden porque creen que están contaminados.

“Yo vendía cuatro reses semanalmente y ahora desde que hay este problema a duras penas vendo dos, no nos están encargando carne, ni queso, esto nos afectó en todas las formas de vida y queremos que las autoridades esclarezcan el por qué ocurrieron esas muertes para ver si todo vuelve a la normalidad, aunque ya nada será como antes porque fallecieron varias personas, en especial niños”, dijo Marcos Vergara Pérez, carnicero de El Sitio.

El gobernador, Héctor Olimpo Espinosa, fue a esta población a llevarle un mensaje de tranquilidad a sus pobladores, a decirles que no están solos y que van a seguir con ellos para brindarles soluciones, mientras que Manolo Olivares Martínez, el jefe de la dependencia de Enfermedades Transmitidas por Vectores en Sucre, llegó con las recomendaciones necesarias para que los pobladores sean más cuidadosos y precavidos tanto a la hora de preparar alimentos como de consumirlos.

AL DÍA conoció de una fuente del sector salud que es primera vez que un brote de Chagas por ingesta de alimentos se registra en el departamento de Sucre y por eso los trágicos resultados, pero que sí hay casos por picaduras.

Además, a través del Instituto Nacional de Salud se conoció que Sucre en estos momentos afronta no solo el brote de Chagas sino también de dengue, que hasta el martes habían 6.500 casos, el 50% de estos en Sincelejo.

Por *María Victoria Bustamante.

Te puede interesar

Compártelo en: