¿Qué Pasa?

‘Bestia del Matadero’ acusado de secuestrar y violar a otra menor

El expolicía ha sido señalado como ‘un violador en serie’.

Por: Leonardo Carvajalino

Levith Rúa Rodríguez, la ‘Bestia del matadero’, el expolicía capturado como un depredador sexul en serie, asistió en Soledad a la primera au­diencia de juzgamiento por la viola­ción a una menor de edad.

Ante el juez primero penal del circuito con funciones mixtas, la fiscal 51 seccio­nal, Dayana Milagro Vizcaíno, presentó el escrito de acusación en contra Rúa por los delitos de secuestro simple, hurto ca­lificado y agravado, acceso carnal violen­to agravado.

La ‘Bestia del Matadero’, fue remiti­do por el Inpec desde la cárcel de Valle­dupar, y estuvo presente en la audiencia que se llevó a cabo en el Palacio de Jus­ticia de Soledad. Durante la duración de la diligencia Levith Rúa revisó los docu­mentos presentados por la Fiscalía y to­mó nota de todo lo dicho.

La fiscal Vizcaíno también presentó 14 testigos en la diligencia de cara al juicio oral. Entre estos hay ocho investigado­res, la víctima y miembros de su familia, además del médico que la atendió en el Hospital Nazareth, a donde llegó tras ha­ber sufrido la agresión sexual.

Los hechos transcurrieron a las 9 de la mañana del pasado 13 de diciembre cuando la joven de 17 años se encontra­ba a las afueras de la peluquería de su tía frente al estadio Metropolitano.

Según la víctima, Levith Rúa “le pre­guntó si trabajaba en la peluquería y pos­teriormente le exhibió un arma de fuego, manifestándole que si gritaba la mata­ba”.

Luego, Rúa la habría tomado del brazo, montado en un carro negro y conducido hasta una zona enmontada conocida co­mo trocha Villa Heidy, que queda en la prolongación de la calle Murillo entre Malambo y Soledad, cerca de un matade­ro. Dentro de una finca, en un cambuche, la tuvo privada de su libertad durante cinco horas en las que, según manifestó la víctima las autoridades, abusó sexual­mente de ella en tres ocasiones, bajo la constante amenaza del arma de fuego y de un cuchillo.

“Posteriormente le hurta su celular, le entrega dos mil pesos y la obliga a huir del lugar”, recalcó la Fiscalía en su re­cuento de los hechos.

La joven volvió a la peluquería de su tía con el dinero y le contó lo ocurrido. De in­mediato instauraron una denuncio ante las autoridades. En esta, la joven identi­fica a Rúa por sus tatuajes: dos ángeles que tiene en el pecho, y los nombres Ma­teo y Sara Valentina que reposan en ca­da una de sus muñecas. La fecha progra­mada para la audiencia preparatoria, la siguiente etapa del proceso, fue aplazada ya que Rúa no estaba conforme con el de­fensor público y pidió que fuera reempla­zado, y el nuevo litigante pidió un plazo para poder conocer el caso de su cliente.

El caso de Gabriela

Gabriela Romero, estudiante del Sena hallada muerta el pasado 15 de diciem­bre, es otra de las presuntas víctimas de Levith. Su cuerpo fue hallado cerca de la misma zona enmontada donde ha­bría abusado de la joven de 17 años. Por este proceso le fueron imputados los de­litos de acceso carnal violento, feminici­dio agravado, hurto calificado agravado y desaparición forzada.

El próximo 23 de mayo se llevará a ca­bo la audiencia de formulación de la acu­sación ante el juez único especializado de Barranquilla, Jorge Torregrosa Monsal­ve. Para esta audiencia es obligatoria la asistencia de ‘la Bestia del Matadero’ y deberá ser trasladado nuevamente des­de la capital del Cesar

Aquí se habló de