Por aire y tierra, los jugadores celebraron la nueva conquista
El titulo es:Por aire y tierra, los jugadores celebraron la nueva conquista
Foto detalle: 
Esta es la selfie que se tomó el plantel rojiblanco dentro del camerino paisa.
aldia_web
Jonathan Díaz Cárdenas

Por aire y tierra, los jugadores celebraron la nueva conquista

132

En redes sociales compartieron momentos íntimos del festejo.

El festejo tras alcanzar la octava estrella dio para todo entre jugadores y cuerpo técnico de Junior, sin dudas los más felices por brindarle una nueva alegría a la hinchada rojiblanca. A través de redes sociales se conocieron detalles de la celebración, en la que el buen sentido del humor fue el ingrediente principal.

Esta vez los jugadores no se tomaron la tradicional foto que se hacen en los vestidores, sino que se sacaron una selfie mientras posaban con la copa. En el camerino los jugadores se dejaron llevar por la emoción y llamaron al entrenador Julio Comesaña por el apodo que muchos hinchas utilizan para referirse al estratega uruguayo: “Pelo e’ burra”. Ese fue el coro que imperó mientras todos brincaban en un solo pie. “Vení vení/canta conmigo/que en un amigo vas a confiar/que de la mano de Comesaña/todos la vuelta vamos a dar...”, gritaba Teófilo Gutiérrez quien fue respaldado por sus compañeros.

De esta manera agradecieron al timonel charrúa que los llevó a campeones de Liga. Mientras viajaban en bus al aeropuerto, los jugadores de Junior se llevaron un pequeño susto con uno de los trofeos. Sebastián Viera estaba transmitiendo en vivo por Instagram cuando le avisaron que la copa se había desbaratado.

Después de remendarla, el capitán rojiblanco comparó el estado en que quedó, con el deterioro físico del plantel después de una larga temporada.

ESCALANTE SONÓ LAS CONGAS EN EL VUELO

En el viaje de vuelta a Barranquilla el equipo siguió celebrando durante el vuelo chárter que tomó desde Medellín. Allí el encargado de prender la fiesta fue el soledeño Léiner Escalante, quien hizo gala de su buena rítmica para tocar las congas. Las palmadas del resto del equipo fueron constantes y el coro: “Junior, Junior, Junior”, hizo que muchos besaran las medallas que llevaban colgadas en el pecho que los acreditan como campeones.

Al llegar a Barranquilla la reina del Carnaval, Carolina Segebre, los recibió y de inmediato los metió en las carnestolendas. Sebastián Viera se dejó contagiar, poniéndose una máscara de marimonda, con la que levantó la copa para celebrar con la hinchada tiburona.

Teófilo Gutiérrez luego de salir del Metropolitano, donde compartió con el público, se quedó con uno de los trofeos, y en medio de una nutrida caravana recorrió La Chinita, el barrio donde se crió, para dedicarles a sus vecinos la octava estrella que muchos le reclamaban.

 

La Chinita mi barrio

Una publicación compartida de Teo Gutierrez (Oficial) (@teogutierrez_) el

Te puede interesar

Compártelo en: