El macabro Hotel Cecil en Los Ángeles
El titulo es:El macabro Hotel Cecil en Los Ángeles
Foto detalle: 
Imágen del tenebroso Hotel Cecil, se considera el lugar más tenebroso y peligroso de Los Ángeles - California
aldia_web
Redacción ALDIA

El macabro Hotel Cecil en Los Ángeles

885

El hotel alojó a asesinos en serie, violadores y descuartizadores.

El macabro hotel Cecil está ubicado en 640 S. Main Street, Los Angeles, es edificio alto que a simple vista se ve normal y sus instalaciones atractivas si no sabes la historia de muerte, asesinato y tragedia que embargan el lugar. Fue construido los años 20’s; un lugar céntrico con 600 habitaciones para viajeros. Poco a poco fue disminuyendo el valor de las habitaciones debido a las construcciones aledañas, así que cada vez fue más  económico, albergando a todo tipo de personas.

Este sitio, dio alojamiento a asesinos en serie como Richard Ramírez (El Acechador Nocturno), por cuatro meses y a Jack Unterweger (El Asesino de Viena), violador y asesino

Aquí también se le vio viva por última vez a la Dalia Negra, la hermosa Elizabeth Short, quien fue imagen del hotel y después fue hallada horriblemente mutilada y descuartizada. Para 1950, el hotel ya se había ganado mala fama por albergar personas dedicadas a las actividades criminales.

Entre los casos más sonados, se encuentra el suicidio de Pauline Otten; una mujer que saltó de una de las ventanas del quinto piso cayendo sobre un peatón que también murió. La recepcionista Goldie Osgood, fue violada y estrangulada en el cuarto del conmutador. Por otro lado algunos prófugos del rancho-presidio Pitches, fueron acorralados y masacrados ahí.

Por ello, se dice que el Hotel Cecil alberga hechos paranormales, apariciones, ruidos, e incluso algunos huéspedes aseguran haber sufrido intentos de estrangulamiento mientras duermen, por lo que salen del hotel asegurando que los fantasmas intentan asesinarlos.

El Hotel Cecil, recientemente atrajo la atención de nuevo, y no por un asesino serial, sino por la misteriosa muerte de una turista canadiense de nombre Elisa Lam. El cuerpo de la chica de 21 años fue hallado por un empleado de mantenimiento en un tanque de agua del edificio el 19 de febrero del año en curso, después de que varios inquilinos se quejaran de que el agua, con la que se habían estado duchando y lavando los dientes, sabía muy extraño.

Uno de los casos recientes y más extraños que aún las autoridades no se han podido explicar es el de Elisa Lam, una turista de 21 años originaria de Canadá. El 19 de febrero del 2013 la chica fue encontrada muerta en el tanque del agua por el encargado después de varias quejas de los huéspedes por un sabor extraño en el líquido. Elisa llamaba a sus padres todos los días hasta que dejó de hacerlo, lo cual fue completamente extraño para ellos así que decidieron dar aviso a las autoridades pero no encontraron rastro alguno de la joven, sino hasta tres semanas después cuando el empleado descubrió su cadáver.

La policía inició su investigación encontrando el vídeo de uno de los elevadores, el cual muestra los últimos minutos de vida de Elisa Lam en los que se observa a la chica con un comportamiento muy extraño, daba la sensación de que hablaba con alguien, aunque en las imágenes no se apreciaba figura alguna. Éste hecho hizo surgió el rumor de que la chica estaba bajo los efectos de alguna sustancia, así mismo se supuso que Elisa sufría de algún tipo de  psicosis. Después, la autopsia reveló que no se encontraron restos de alcohol o drogas en el organismo de Elisa y no tenía ningún antecedente de desorden mental; por lo cual se empezó a sospechar que se trato de una posesión demoníaca que la llevó al suicidio, muchos relacionaban a Richard Ramírez con el satanismo, pero era imposible que éste tuviera algo que ver porque permanecía en la cárcel. Cabe resaltar que los forenses no encontraron signos visibles de algún traumatismo o signos de lucha, por tanto, existen factores que siguen siendo un misterio.

El hecho del que su cuerpo fuera hallado dentro de un tanque cerrado por una pesada tapa que pesaba casi lo mismo que Elisa y que la puerta que lleva a la azotea, la cual cuenta con un sistema de alarma que se acciona si es forzada, jamás se accionó ese día; motivo por el que el personal no se percató de la presencia de la chica en el techo.

El caso de Elisa Lam es de los más grandes misterios del hotel Cecil y deja algunas interrogantes como, si es que cometió suicidio ¿por qué no simplemente lanzarse de la ventana de alguna de las habitaciones? ¿Cómo es que movió la tapa para meterse en el tanque? ¿Quién y cómo mataron a Elisa? ¿Qué  vio Elisa ese día que la llevó a actuar de forma tan extraña?

Preguntas sin respuesta, pero en fin, si te gustan las experiencias paranormales o los misterios sin resolver, el Hotel Cecil es el lugar ideal para pasar las vacaciones, una noche en uno de los cuartos de éste hotel cuesta aproximadamente 80 dólares, con todo y fantasmas incluidos.

Con información de: Isabel Garrido Galicia.

Te puede interesar

Compártelo en: