Entrada de una de las sedes de Coolitoral, en donde laboraban las víctimas
Entrada de una de las sedes de Coolitoral, en donde laboraban las víctimasJohnny Olivares
Historias

Las extorsiones: el presunto hilo conductor en las muertes de conductores en Barranquilla

Estos hechos en contra del sector de transporte público urbano no son nuevos. Desde 2013 se vienen asesinando a choferes en la capital del Atlántico.

Por: Stiwar Merlano

Los crímenes de dos conductores de bus en Barranquilla y Soledad inicialmente no fueron asociados por las autoridades policiales con intimidaciones hacia las empresas transportadoras. Sin embargo, los familiares de las víctimas y trabajadores de las compañías afectadas indicaron que los hechos sí estarían relacionados con intimidaciones al gremio. 

Lea más: Matan a bala a conductor de bus de Coolitoral en Barranquilla

Tales hechos en contra del sector de transporte público urbano no son nuevos, en sentido que desde 2013 se vienen asesinando a choferes en la capital del Atlántico y los municipios pertenecientes al área metropolitana, todos conectados con casos de extorsión.

Y desde el año anterior, cuando asesinaron en septiembre a un conductor de la empresa Sobusa e hirieron a otro con dos disparos, todo parecía estar en aparente calma. 

Jenny Hernández, hermana de José del Carmen Hernández Padilla, de 54 años, el conductor de bus adscrito a la empresa Coolitoral que fue acribillado a balazos en la tarde de este lunes, en la vía Cordialidad, se encuentra totalmente devastada por lo que le pasó a su familiar, pero hay algo que tiene claro y es que para ella y toda su familia ese hecho correspondería a una extorsión de la que, al parecer, venía siendo víctima la compañía.

“Se están inventando tantas cosas y nada de eso es. Nosotros pensamos que todo responde a extorsiones que le estaban haciendo al dueño del bus y ahora quieren lavarse las manos, pero allá arriba hay un Dios”, expresó la mujer.

Recomendado: “Creemos que fue por extorsión”: hermana de conductor de bus asesinado

“Mi hermano era una persona noble. Andaba de su casa al trabajo y del trabajo a su casa. Tenía más de 20 años trabajando en Coolitoral y no tenía problemas con nadie”, mencionó.

En ese sentido, la hipótesis de los allegados de la víctima mortal apuntaría, al parecer, a que le hecho de sangre se dio por supuestas acciones criminales contra miembros de la compañía de transporte público por el no pago de cuotas extorsivas.

“Queremos justicia, que esta muerte no quede impune, que protejan a todos los choferes que salen a trabajar para sus hijos”, agregó la hermana de José del Carmen.

Manejamos con miedo

Tras el asesinato de José del Carmen Hernández Padilla, en el gremio de trabajadores de la empresa manifestaron sentir miedo al momento de tomar el volante y coger rumbo a cualquier ruta que les corresponda en la ciudad.

“En la mañana de este martes solo operó el 15 % de los conductores, porque todos tenemos miedo, se siente uno muy inseguro (...) Yo solamente hice dos viajes y ya guardé. Supuestamente y que la Policía nos iba a dar un acompañamiento y no han hecho nada”, indicó un hombre adscrito a la empresa de transporte público, en conversación con este medio. 

A su vez el trabajador indicó que entre ellos se rumoraba que podrían estar extorsionando: “Nosotros teníamos sospechas desde el compañero de Cootrab que mataron el sábado (Willington José Hernández Borja), ya que esa empresa es aliada a Coolitoral, ellos ahora pintaron las busetas de verde y nos están apoyando en una ruta que cubre la Circunvalar. Quizá por el color del vehículo se confundieron y atacaron la línea que no era”.

También puedes leer: Conductores de Coolitoral aseguran que manejan "con miedo a que les pase algo"

Pero lo que realmente empezó a sembrar la duda entre los compañeros de Hernández Padilla y Hernández Borja es que la compañía habría relacionado el hecho de este último con problemas personales: “En la empresa nos dijeron que ese ataque lo habían hecho por un problema que tuvo con un cuñado, pero la misma familia nos confirmó a nosotros que eso no era así (...) También nos dijeron que lo del ataque de este lunes había sido por atraco, pero ya se sabe que no fue así”.

Según se conoció anteriormente se han registrado ataques a la empresa: “Mucho antes habían entregado panfletos, pero como se supone que capturaron a los responsables eso se había calmado, pero ahora nuevamente como que están atacando con ese mismo fin”.

No se descarta extorsión

El alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, se refirió al atentado criminal en el que perdió la vida el conductor de la empresa de transporte público urbano Coolitoral.

En diálogo con medios de comunicación, Pumarejo expresó que “en este momento la comunicación que tenemos es que la empresa no había recibido algún tipo de amenaza extorsiva o había llegado algún tipo de mensaje. No hay indicios, pero no se ha descartado. En este momento se está investigando para ver qué sucedió y por qué se dio esa tragedia”.