¿Qué Pasa?

Asegurado por trata de personas fue rey Momo y supuesto pastor

Javier López Bermúdez , capturado en flagrancia por la Policía, fue enviado a la cárcel por un juez. En 2016 había sido denunciado por estafar a más de mil personas en Bogotá.

Por: Redacción ALDIA

Javier Antonio López Bermúdez, capturado el pasado viernes en el barrio Los Andes por agentes de la Sijín por el delito de explotación sexual de migrantes, de acuerdo con las autoridades tiene seis anotaciones por el delito de captación masiva de dinero y estafa.

López Bermúdez, involucrado en el segundo caso de trata de personas que se conoce en menos de una semana en la ciudad, y en el mismo barrio, fue coronado en 2015 como rey Momo Cívico del Carnaval Gay de Barranquilla.

Luego de su participación en las actividades carnestoléndicas fue denunciado por varias personas, quienes relataron a la Fiscalía que llegó a la capital del país a finales de ese año.

Allí se presentó y le dijo a la comunidad del barrio San Jacinto, en la localidad de San Cristóbal, que el Arzobispo de la Catedral de Canterbury, en Inglaterra, lo envió con la misión de “recuperar la espiritualidad de los bogotanos”.

Según los afectados, López Bermúdez oficiaba como presbítero de la iglesia anglicana.

Con el pasar de los meses, el supuesto representante del arzobispo inglés se ganó la confianza de sus fieles, a quienes durante las celebraciones litúrgicas les daba la hostia y les echaba agua bendita.

El hombre de 29 años, oriundo de la ciudad de Barranquilla, convenció a sus feligreses de que podía ayudarlos a obtener casa propia a través del Fondo de Vivienda, haciéndolos pasar como víctimas

Desplazados del conflicto

Los afectados relataron a la Fiscalía que cada uno le entregó $147 mil para la obtención de las supuestas casas.

Los feligreses, después de entregarle el dinero solicitado al supuesto religioso, no volvieron a saber de Javier López.

Extraña coincidencia

Las autoridades, en cabeza de la Fiscalía General de la Nación, analizan un común denominador entre los procesos que se llevan contra López Bermúdez y José Luis Aduen Uribe, el falso fraile capturado el martes pasado en una vivienda que, de acuerdo con las autoridades, funcionaba como estudio ‘web cam’ para 28 venezolanos en el barrio Los Andes.

“Llama la atención que estas personas capturadas en el mismo barrio utilizaron una fachada de religiosos. Estamos investigando si ellos se conocieron durante el desarrollo de esa actividad, tampoco se descarta que los detenidos pertenezcan a una misma red de explotación sexual”, informó al HERALDO uno de los investigadores judiciales del caso.

Hizo alusión a los procesados y su supuesta vinculación con autoridades eclesiásticas, en 2015 en el caso de López Bermúdez, y 2014, 2015 y 2016 para Aduén Uribe, quien decía pertenecer a la Comunidad Anglicana de San Francisco de Asís.

Sin embargo, esa comunidad religiosa negó en un comunicado total vínculo con Aduén Uribe. “Se hace pasar por sacerdote y religioso de la comunidad”, dijeron.

Afirmaron que a este se le “otorgó el hábito religioso en agosto de 2014 y fue retirado de la comunidad por incumplimiento de los estatutos y reglas que nos rigen en el mes de febrero de 2015”.

La ‘Casa Estudio’

El delegado de la Fiscalía 26 Seccional Caivas, Carlos Newball leyó una entrevista realizada por Policía Judicial a uno de los venezolanos encontrado en la casa de Javier López, ubicada en la calle 58 con carrera 21B: “Dormíamos con sábanas en los pisos de dos habitaciones con medidas de 3 metros por 4 metros; éramos 30 personas”.

Según explicó el fiscal, en la vivienda se encontraron varias habitaciones adecuadas para realizar los shows virtuales. “Allí fueron hallados vibradores, pelucas, disfraces, condones, aceites y otros productos de lencería utilizados para satisfacer a los consumidores pornográficos”, continuó su relato el fiscal durante la diligencia y agregó que en el operativo se incautaron cuatro computadores y un teléfono celular.

A su llegada, miembros de la Sijín encontraron en uno de los cuartos adecuados para las sesiones de video chat, a una mujer en ropa interior con otro hombre que al parecer realizaban su performance para que usuarios en línea depositaran dinero.

De acuerdo con las autoridades, este ‘modelo de negocio’ dejaba ganancias hasta por 15 millones de pesos semanales a López Bermúdez, quien custodiaba el sitio.

Situación de Aduén

A las 8:30 a.m. está previsto que la Juez Sexta Penal Municipal con funciones de control de garantías, Olga Cumplido, decida si cobija con alguna medida o deja en libertad al falso fraile franciscano José Aduen Uribe, quien no aceptó cargos por el delito de concierto para delinquir y explotación sexual con migrantes venezolanos.

De acuerdo con el representante del ente investigador, Aduén Uribe y otras 4 personas manejaban el negocio del sexo por webcam con jóvenes venezolanos, que les dejaba al menos $50 millones mensuales.

Con información de: Camilo Bermúdez.