Atendió suicidio, luego mató a su esposa y se quitó la vida
El titulo es:Atendió suicidio, luego mató a su esposa y se quitó la vida
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

Atendió suicidio, luego mató a su esposa y se quitó la vida

1.4K

La historia detrás de una tragedia que involucró a Cornelio Villadiego agente del CTI.

La última vez que algunos amigos vieron con vida a Cornelio Villadiego Contreras, de 51 años, fue la mañana del pasado martes 30 de abril, cuando el investigador del CTI realizaba la inspección y levantamiento del cadáver de un comerciante informal que se había ahorcado dentro de una vivienda en la calle 37 con carrera primera, centro de Montería. Luego se volvió a saber de él tras conocerse la noticia de que había asesinado a su esposa, y luego se había quitado la vida con su propia arma de dotación.

“Ese día lo vimos normal, juguetón como era siempre. Con entera disposición para el trabajo, no sé qué le pudo haber pasado en estos días para que él tomara esa fatal decisión”, aseguró un allegado que no quiso que se revelara su identidad.

Cornelio Villadiego Contreras, de 51 años, y Bercy Suárez Puello, de 44 años, habían contraído matrimonio el pasado sábado 27 de abril, y cinco días después murieron de manera trágica luego de que, por circunstancias que se desconocen, el investigador asesinara a tiros a su mujer para luego quitarse él la vida.

Los hechos ocurrieron al mediodía de este jueves 2 de mayo bajo la sombra del caney de una parcela en la vereda Changai, corregimiento Buenos Aires – La Manta, zona rural de Montería.

En la diagonal No. 2 del barrio Santa Lucía de la capital cordobesa, en la casa donde vivía la pareja, se realizan los  preparativos para recibir los cuerpos de ambos, que en la mañana de este viernes 3 de mayo reposaban en las instalaciones de Medicina Legal, donde los peritos forenses realizaban las labores de rigor.

Los dolientes, visiblemente afectados, no se explican cuáles fueron las razones que llevaron a Villadiego Contreras a acabar con la vida de su esposa y con la suya propia. Se conoció que el cuerpo de Bercy Suárez recibió tres impactos de bala calibre 9 milímetros, dos en la cabeza y uno en el cuello, mientras que Cornelio Villadiego presenta una herida de bala en la  región temporal.

Cornelio Villadiego deja huérfanos a cinco hijos, dos de una primera relación, y tres que tuvo con Bercy Suárez Puello, quien era docente.

Hipótesis de un homicidio – suicidio

El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Fredy Correa Ahumada, informó.  “Estamos recogiendo todos los elementos para establecer los motivos que habrían llevado al investigador a cometer el suceso, de igual manera hemos realizado una serie de entrevistas a personas que se encontraban en el lugar de los hechos, y estamos la espera de que los familiares nos den alguna luz sobre las causas que llevaron al deceso de estas dos personas”.

El comandante Correa Ahumada explicó que hasta el momento la hipótesis más fuerte que se maneja es que se trató de un homicidio – suicidio, algo que se concluye por la posición en la que fueron encontrados los cuerpos en la escena del crimen.

“Medimos la postura del cuerpo de ambas personas, la distancia en la que quedó el arma utilizada, y con base en esos resultados se pudo tener una conclusión inicial que por el momento indica que se trató de un homicidio – suicidio. Todos los elementos que sean recaudados en esta investigación serán entregados a la Fiscalía”, puntualizó el alto oficial.

Esperaba que la recogiera

Se supo que el día de los hechos, Bercy había terminado las clases en el colegio donde trabajaba y posteriormente se había ido a una pequeña parcela ubicada en cercanías al plantel, lugar en el que habitualmente esperaba a que su esposo la fuera a recoger, aunque en algunas ocasiones, ella tomaba el servicio público, todo dependía de los turnos laborales que tuviera el investigador del CTI.

Algunos testigos aseguran que momentos antes de la tragedia la pareja había sostenido una conversación vía celular, por lo que la mujer se había recostado en una hamaca a la espera de que llegara su esposo, sin embargo, a la llegada del hombre la situación no se tornó tan romántica como se podría esperar en una pareja de recién casados.
En el lugar, la pareja volvió a cruzar algunas palabras y luego se escucharon los disparos. 

Aquí se habló de:

Te puede interesar

Compártelo en: