Disputa por contrato de dos camionetas
El titulo es:Disputa por contrato de dos camionetas
Foto detalle: 
aldia_web
Redacción ALDIA

Disputa por contrato de dos camionetas

155

Un resguardo y el Alcalde de Riohacha no se ponen de acuerdo.

Los líderes del resguardo indígena wayuu, Cerrodeo, en el municipio de Barrancas, no pudieron hallar los medios de concertación con el Alcalde de la localidad para que les haga valer su derecho a la autonomía y permita que el carro que va a prestar el servicio de transporte escolar de los niños y jóvenes de este conglomerado, pertenezcan a las personas que residen allí y no a alguien que ellos no conocen.

Se vinieron a Riohacha

Ayer, una comisión e líderes de este resguardo llegó hasta Riohacha con el objetetivo de presentar una queja en contra del Alcalde en la Procuraduría para que se vea obligado a respetar los acuerdos que antes habían hecho y donde él mismo, dicen los nativos, estuvo de acuerdo en enero para acatar la decisión de las autoridades naturales de Cerrodeo.

Roberto Carlos Amaya Epiayú, uno de los líderes de la zona, dijo que el problema es la escogencia de las rutas escolares, han estado aplicando normas sobre la autonomía de las rutas escolares sin tener en cuenta lo acordado el 29 de enero en una reunión de la comunidad donde establecieron las reglas a seguir, pero ahora han dividido la comunidad para que la otra parte que no concertó les avale las rutas que ellos propongan sin tener en cuenta los acuerdos y la voluntad de las mayorías reunida en una asamblea general en el resguardo.

El tramo que deben recorrer los dos carros contratos es apenas de 11 kilómetros para transportar a 57 estudiantes hijos de estos indígenas que suman en el resguardo unas 1.200 personas.

Los líderes dijeron que habían sido recibidos con mucho respeto por las autoridades de la educación en la Gobernación y que en la Procuraduría también fueron escuchados y ahora esperan que los resultados de estas diligencias salgan muy pronto, pues hoy el servicio de transporte escolar es prestado por nuestros escogidos a los que no les han querido firmar el contrato.

Ahora hay un nuevo problema y es la probable apertura de una investigación disciplinaria por la negativa.

Te puede interesar

Compártelo en: