JAJAJA

Soltaron al Che Guevara, pero el Carnavalero, tras capturarlo por llevar escopeta de palo

Pedro Vergara Mena, de 87 años, había sido capturado en Baranoa por “usar prendas de uso exclusivo de las Fuerzas Militares”.

Por: Redacción ALDIA

La Fundación de Disfraces del Carnaval de Barranquilla confirmó en la mañana de este sábado que las autoridades dejaron en libertad a Pedro Antonio Vergara Mena, un hombre de 87 años que es reconocido por dar vida a uno de los personajes más reconocidos de las carnestolendas de la capital del Atlántico: al revolucionario Ernesto ‘Che Guevara’.

También léete esta nota: Repartieron plomo en Mundo Feliz: mataron a uno y dejaron herido a otro

El hombre, de acuerdo con lo informado por la Policía, fue capturado por uniformados adscritos al municipio de Baranoa cuando este acompañaba un caravana política por, según la institución armada, incurrir en el delito contemplado en el Código Penal, Artículo 346: “usar prendas de uso exclusivo de las Fuerzas Militares”.

“Compañeros carnavaleros, está confirmado, nuestro ‘Che’ viene ya de vuelta a Barranquilla (…) nuestro compañero Pedro Vergara, disfraz el ‘Che’ Guevara, quedó en libertad”, dijo Juan Ruiz, representante de Fundicarnaval.

Y es que tras conocerse la noticia de la detención del icónico personaje, el gremio de disfraces alzó su voz frente a esta “detención arbitraria”, asegurando que su compañero (Vergara Mena) solo usaba “ropa común y una escopeta de madera”.

Échale un ojo a esto ve: “En la Fiscalía dijeron que mi captura fue un abuso”: las palabras del ‘Che’ tras liberación

El imitador del ‘Che’ fue conducido durante el viernes a las instalaciones de la URI de la Fiscalía en Baranoa para que respondiera, aparentemente, por el supuesto delito en el que, según la Policía, había incurrido.

Sin embargo, Ruiz detalló que ninguno de los disfraces emplea artículos que tengan similitud alguna a un arma oficial que se pueda cargar o disparar.

Finalmente, se espera que el ‘Che’ Guevara carnavalero tenga un recibimiento en la ciudad que lo ha visto caminar por la Vía 40 llevando un rifle de palo y robándose la sonrisa de muchos